Richie Kotzen: A lo Guitar Hero

Sábado, 16 de Junio de 2012 | 3:52 pm | No hay comentarios

“Richie, you’re my guitar hero”, fue un grito que se sintió en La Batuta el pasado miércoles, pero no fue sino hasta este viernes 15, en el Centro Cultural Amanda, cuando este concepto se representó con mayor fuerza por parte de Richie Kotzen. Un set mucho más cercano a lo realizado en su gira “24 Hours”, promocionando el disco del mismo nombre (2011), fue el que se encontraron los más de 500 asistentes al recinto de Vitacura. Un show más ortodoxo para los estándares de Kotzen que el presentado el pasado miércoles, también permitió notar en toda su extensión a este genio de la guitarra.

Todo partió con el funk-soul de “Bad Situation”, donde el groove de esta fusión, se mezcló con el hard rock, iniciando una fiesta donde Kotzen dejaría en claro porqué no tiene una, sino que dos guitarras Fender Signature con su apellido.

“Help Me” y “24 Hours” tuvieron versiones más que correctas, donde no sólo el guitarrista se lució, sino que también el baterista Mike Bennett, encargado de darle el toque hard rock a la presentación, y el bajista Dylan Wilson que, pese a que Richie todo el tiempo haya hechos grandiosos solos, también se daba maña para constatar su pulcritud y capacidad. Luego vino el primer momento de karaoke de la noche con la versión de “Shine”, original de Mr. Big, pero con lo que nadie contaba, era con que tras un gran solo, y una entrega a esas alturas total del público, Kotzen y los suyos abandonarían el escenario…

Algo andaba mal, y nadie sabía qué era. Y el ingreso con celeridad de los roadies, hacía presagiar lo peor. La gente se descolocó, y más caras de indignación se presentarían cuando se cortó la luz en el recinto, quedando sólo las luces de emergencia, reponiéndose en un instante.

Fueron 15 minutos de bache en el show, donde estos problemas –que nunca quedaron del todo claros sus causas- frenaron en seco la energía, y cuando Richie y los suyos volvieron a escena, había un público al que reencantar.

Si bien nadie dijo nada, Kotzen entregó tremendas versiones de “Stand” y “Fear”, pero donde ya logró enrielar de nuevo el show fue con “Doin’ What The Devil Says To Do”, donde el ex Poison se manda un SEÑOR solo, en medio de una canción que crece hasta lograr una estatura insospechada, con un bajo de Wilson al inicio que sonó claramente saturado, pero cuya maestría tampoco puede quedar en entredicho.

Ya con la gente de vuelta en el concierto, “You Can’t Save Me” calentó las gargantas de la audiencia con la potencia del desconsuelo del desamor. A esas alturas ya se notaba que el set de canciones era lo suficientemente oscuro como para decaer en intensidad. Por esto no fue raro que apareciera “Love Is Blind” sorpresivamente en el horizonte, y después los tremendos solos en una versión extendida y llena de matices de “Fooled Again”, con una energía a tope, tras lo cual la calma llegó con “My Angel”, otra de las sorpresas de Richie Kotzen en esta visita a Chile.

Con “Peace Sign” dejó en claro que no todo son solos o vértigo sonoro, sino que también hacer una pausa, mantener una nota, ser capaz de darle respiros a una canción también sirve, y mucho. Con este antecedente, el beat 80’s se desplegó con todo en “Paying Dues”.

Kotzen dejó el escenario, pero, tras un par de minutos, vuelve para hacer el gran cierre con una versión (aún más) rockera de “Go Faster”, con una intro notabilísima, llena de intención.

Hay un problema, dado que la entrega es con las canciones, con las composiciones, con la guitarra y el micrófono, pero Kotzen evita mostrarse más en el escenario, o interactuar con el público. Quizás, en este caso fue el quiebre forzado del concierto y que bajó de golpe las energías, pero muchos sintieron que, lo que faltó para que el show fuera redondo, fue precisamente este punto, cosa que en La Batuta no había sido tema.

En este caso, en vez de quedarnos con el show completo, tenemos una colección de canciones en vivo. Porque Richie Kotzen es uno de los mejores exponentes de la guitarra en el planeta, y eso es innegable, pero la falta de conexión con la audiencia hace notar que el apelativo de “Guitar Hero” puede tener un doble significado, porque puede hacer referencia a la maestría del artista en su instrumento, pero también la falta de ese valor agregado para las canciones. Y eso también es parte capital de un espectáculo.

Setlist

  1. Bad Situation
  2. Help Me
  3. 24 Hours
  4. Shine
  5. Stand
  6. Fear
  7. Doin’ What The Devil Says To Do
  8. You Can’t Save Me
  9. Love Is Blind
  10. Fooled Again
  11. My Angel
  12. Peace Sign
  13. Paying Dues
  14. Go Faster

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Sebastián Rojas

Enlace corto:

Comentar

Responder