Rhapsody Of Fire: El reinado prevalece

Miércoles, 27 de Junio de 2012 | 12:50 pm | Comentarios (3)
Rhapsody Of Fire: El reinado prevalece

La tercera visita de los italianos a tierras nacionales, tenía un sabor a consagración. Uno de los grandes exponentes del power metal mundial, regresaba para realizar una tripleta de shows en el sur, norte y centro de nuestro país, esta vez, sin el agregado de la “novedad” del que gozaban hace unos cuantos años, sino que a cautivar con el peso de una trayectoria de más de quince años. Una prueba de fuego, digna de la épica de la banda.

El Teatro Caupolicán servía –una vez más- como cuartel general para una noche de metal y espadas. La gran afluencia de público, llenaba la planta baja del recinto, mientras el coro de los fanáticos trataba de amenizar las ansias, que se extendieron más de la cuenta, debido a un molesto retraso de más de cincuenta minutos, según lo programado. En la espera, los cantos se triplicaron y la buena onda que se respiraba en el lugar, lograron mantener la energía a tope para cuando la música envasada dejo de sonar y “Dark Mystic Vision”, del EP “The Cold Embrace of Fear: A Dark Romantic Symphony” (2009), era la introducción elegida para recibir a Alex Holzwarth (batería), Oliver Holzwarth (bajo), Alex Staropoli (teclado), Tom Hess (guitarra) y a Roberto De Micheli (guitarra), quienes dieron el vamos definitivo con “Ad Infinitum”, tema que abre su más reciente placa, “From Chaos To Eternity” (2011), cuyo tema homónimo terminó por hacer explotar al recinto de San Diego, cuando Fabio Lione hacía su entrada y dejaba en claro que es el amo de ceremonias en Rhapsody Of Fire, tanto en su carisma como frontman, como en su intachable calidad vocal.

Un par de problemas en el retorno de Lione y un sonido que se ecualizó sobre la marcha, marcaron la primera estocada de los italianos que, desde ese momento, tenían al público en el bolsillo. El vocalista toma la palabra, con un español “italianizado”, para presentar “Triumph Or Agony”, canción que da nombre al álbum del año 2006, el primero que firmaron con el subtítulo “Of Fire”, y marcó la nueva era de la agrupación. De sus días como Rhapsody a secas, era interpretado el clásico “The March Of The Swordmaster”, cuyo festivo coro medieval, puso a saltar y a cantar a toda la cancha. Un corte en el medio de la canción, sirve para que Lione interactúe con el público haciendo juegos de voces entre él y la muchedumbre, para regresar al coro y terminar por todo lo alto, en uno de los momentos remarcables de la jornada.

Los problemas técnicos se acrecentaron en “Unholy Warcry”, otro tema de la era Rhapsody, donde la guitarra de Micheli enmudeció y tuvo que ser remplazada en el camino, quedando también ausente en “Lamento Eroico”, balada cantada en italiano y que, según lo prometido por Lione, debería tener una versión en español para un eventual regreso de la banda. Aun así, la fanaticada respondió a la perfección e interpretó la letra con total devoción, haciendo olvidar los evidentes problemas que se sucedían en el escenario.

Cambio de guitarra y la fiesta continuaba con “Land Of Immortals”, del debut “Legendary Tales” (1997), donde el bajo de Holzwarth y el teclado de Staropoli, destacaron ejecutando sendos solos, en un tema que reavivó la euforia y los cánticos épicos. Llegaba la sección de los solos que, para ser sinceros, fue lo más bajo del show. No porque los músicos carezcan de virtudes, sino porque se alargaron demasiado, sobre todo Oliver Holzwarth, cuyo solo de bajo, fue demasiado plano y aletargó lo que hasta el momento había sido una escalada de emociones. Alex Holzwarth en la batería, mostró sus credenciales y experticia, brillando en los pedales, los cuales hacia tronar sin siquiera despeinarse y se mantuvo imparable durante toda la presentación.

El resto de los músicos volvía al escenario, para interpretar tres clásicos que dieron forma al segmento más potente del show. “Knightrider Of Doom”, “The Village Of Dwarves” y “Dawn Of Victory”, esta última, precedida por los juegos de Lione con el respetable, que se extendieron más de la cuenta gracias al histrionismo del cantante, quien parecía no querer bajarse del escenario. La figura del actor Christopher Lee despierta gran admiración en los de Trieste. Su participación en la saga cinematográfica de “El Señor de los Anillos”, y su posterior colaboración con la banda, prestando su voz para la grabación del disco “Symphony Of Enchanted Lands, Vol. 2: The Dark Secret” (2004), marcó un hito en la historia de Rhapsody. Dedicada al hombre que interpretó al hechicero Saruman -como fue llamado por el público, gesto agradecido por Lione, quien aseguro que el actor prefiere ese apodo al de “Dracula”-, sonó “The Magic Of The Wizard’s Dream”, último momento de tranquilidad antes de pasar a “Holy Thunderforce”, reanimando al monstruo, y convirtiendo a la cancha del Caupolicán en un verdadero campo de batalla, donde sólo faltaron los escudos y las espadas.

Primer encore y de entre las penumbras comienza a escucharse “Reign Of Terror”, del disco “The Frozen Tears Of Angels” (2010), demostrando todo el tecnicismo del que hacen gala las nuevas composiciones del grupo. Segundo bis, y ahora “Epicus Furor” anuncia la inminente llegada de “Emerald Sword”, donde público y banda terminan por desatar la última gran contienda de la noche. El final llega con dos temas de la nueva etapa de Rhapsody, con “Act VI: Erian’s Lost Secrets” y “The Splendour of Angels’ Glory (A Final Revelation)”, donde las pasiones fueron descendiendo y los músicos ponían el punto final a una noche de himnos y gallardía.

Rhapsody Of Fire logró escalar hasta un podio único, y más que un escalafón dentro de una serie de bandas similares, ha sabido hacerse de un nombre y legado propio. Lo de anoche, una batalla heroica para defender a un reino que se niega a dejar el poder.

Setlist

  1. Dark Mystic Vision
  2. Ad Infinitum
  3. From Chaos to Eternity
  4. Triumph or Agony
  5. The March of the Swordmaster
  6. Unholy Warcry
  7. Lamento Eroico
  8. Land of Immortals
  9. Solo de batería
  10. Solo de bajo
  11. Knightrider of Doom
  12. The Village of Dwarves
  13. Dawn of Victory
  14. The Magic of the Wizard’s Dream
  15. Holy Thunderforce
  16. Reign of Terror
  17. Epicus Furor
  18. Emerald Sword
  19. Act VI: Erian’s Lost Secrets
  20. The Splendour of Angels’ Glory (A Final Revelation)

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Sebastián Rojas

Enlace corto:
(3)
  1. Pablo says:

    poco fletos!

  2. Pablo says:

    pensé que era leo rey por un momento

  3. Pedro says:

    Ah me perdí del medio concierto!!! D:

Comentar

Responder