Rata Blanca: Contra la apatía

Jueves, 19 de Noviembre de 2015 | 12:29 pm | Comentarios (1)
Rata Blanca: Contra la apatía

Tormenta Eléctrica” (2015), décimo álbum de estudio de los trasandinos de Rata Blanca, y retorno discográfico tras seis años sin editar nuevo material, se transformó en la excusa perfecta para tener de vuelta en nuestro territorio a la banda de heavy metal más importante de Argentina. El Teatro Caupolicán fue el lugar escogido para albergar la undécima visita de los nativos de Buenos Aires, y desde temprano se hacía evidente la ansiedad y emoción de los fanáticos nacionales que, augurando una velada inolvidable, comenzaron a llegar en una buena cantidad al recinto de calle San Diego, deseosos de ser parte de un nuevo viaje a través de los grandes éxitos que han sido engendrados durante la dilatada trayectoria de los liderados por Walter Giardino.

16 Rata Blanca @ Teatro Caupolicán 2015

Contra los pronósticos más optimistas, la cancha del Teatro Caupolicán sólo se encuentra al 50% de su capacidad, con una convocatoria que no llenó del todo las expectativas y que desde un principio presagia que el marco de público no será acorde a la envergadura de los invitados. Siendo las 20:45 hrs., en la pantalla ubicada al fondo del escenario se comienza a proyectar la imagen de una tormenta, y en medio de una sonora ovación hace su ingreso cada uno de los músicos que conforman Rata Blanca. Sólo basta el primer golpe de las baquetas contra los platillos para que se desate la euforia en el recinto capitalino y, sin mediar introducción, empieza a sonar toda la potencia de “Tormenta Eléctrica”, donde la voz se percibe un tanto débil en contraste con el resto de la instrumentación. Siguen subiendo las revoluciones de la mano de “Los Chicos Quieren Rock” y “Sólo Para Amarte”, certeros golpes sonoros que intentan hacer entrar en calor a un público que no se percibe tan participativo, y que sólo conecta en episodios aislados de saltos y coros.

¡Muy buenas noches, Santiago!”, son las palabras con que Adrián Barilari establece el primer contacto con sus fanáticos, recibiendo como retribución una estruendosa ovación que desciende desde la platea, cubriendo todo el escenario. Toda la energía e intensidad de la batería de Fernando Scarcella comienza a bombardear en “El Círculo De Fuego”, destacando el sonido del bajo Guillermo Sánchez y una voz que no termina por afirmarse, siendo sobrepasada constantemente por el volumen de cada uno de los elementos. Resulta evidente que en Rata Blanca la cuota adicional de talento la proporciona toda la experiencia y majestuosidad de Walter Giardino al mando de la guitarra, aportando en cada canción sus características pinceladas cargadas de rock, y arreglos complejos pero perfectamente ejecutados. Se produce un cambio de ritmo con el riff más melódico de “Tan Lejos De Aquel Sueño”, que hace su presentación con una delicada introducción del teclado de Danilo Moschen y una aceleración que rápidamente contagia a los fanáticos que comienzan a saltar.

18 Rata Blanca @ Teatro Caupolicán 2015

Uno a uno se van sucediendo los certeros golpes sonoros, que embisten incesantemente a cada una de las almas que llegaron al teatro. Primero “Volviendo A Casa” y posteriormente “La Otra Cara De La Moneda”, van haciendo mella en un público que sigue sin conectar del todo, y donde sólo sectores aislados se logran abstraer de la suerte de apatía reinante. Giardino sigue mostrando toda su destreza con las seis cuerdas, en secuencias que resuenan en las fibras y que inyectan buenas dosis de intensidad. “Talismán” y “El Sueño De La Gitana” siguen representando lo mejor del repertorio de los nativos de Buenos Aires, con la batería incesante de Scarcella marcando con fuerza cada uno de los pulsos, que penetran como dagas punzantes y que muestran la innata capacidad de Rata Blanca de sacar el máximo provecho de sus éxitos en estado natural. El frontman aprovecha una breve pausa para hablar un poco de la gira que los trae de nuevo a nuestras tierras y de lo hermoso que está nuestro país, y también nuestras mujeres, en un recurso que raya en el cliché, pero que de todas maneras sirve para extraer gritos y aplausos desde los fanáticos más recalcitrantes. La fiesta continúa con la velocidad de “Rock And Roll Hotel”, y el público empieza a evidenciar un poco más de conexión con la banda.

Luces azules iluminan el escenario, mientras el demoledor sonido de la batería da la bienvenida a “Aún Estás En Mis Sueños”, canción que destaca por su sólido y potente riff, y que contagia de inmediato de buenas vibras, haciendo cantar a cada una de las almas presentes. Llega el momento del lucimiento personal de Walter Giardino, primero con un extenso solo de guitarra, marcado por el uso de la palanca de tremolo y una repetitiva combinación de glissandos que se tornan un tanto monótonos, y posteriormente con una versión instrumental del tema “Hallelujah” original de Leonard Cohen, pero más cercana a la interpretación que popularizó el fallecido Jeff Buckley en 1994. El cierre de la primera parte de la presentación corre por cuenta de “Chico Callejero”, y “La Llave De La Puerta Secreta”, que saca excelentes réditos de su inagotable potencia, generándose una pequeña secuencia de mosh pit en el centro de la cancha, al ritmo de un psicodélico solo de cuerdas. La banda se despide y desaparece tras bastidores, ante la mirada pasiva de un público que tímidamente empieza a entonar cánticos para el retorno de los trasandinos.

04 Rata Blanca @ Teatro Caupolicán 2015

Al cabo de varios minutos de espera, los cinco músicos regresan a escena. La exquisita introducción de teclas para “El Reino Olvidado” marca uno de los puntos anímicos más altos, con un público que salta con más desenfreno que en todo el resto de la velada y que pareciese haber salido de su extenso letargo. En una suerte de segundo aire, y motivados por el retorno de Rata Blanca, la asistencia parece haber comprendido la importancia de tener un rol más activo, y es así como comienzan a quemar sus últimos cartuchos de energía en las potentes “Días Duros” y “Guerrero Del Arco Iris”, cantando y saltando con los puños en alto. Promediando las dos horas de concierto, la fuerza sigue incrementándose a través de la enérgica “Abrazando Al Rock And Roll”, y se comienza a respirar en el ambiente el ocaso del show. Para cerrar con broche de oro esta nueva visita, Giardino y compañía se despachan el insuperable combo conformado por sus incombustibles grandes éxitos: “Mujer Amante” y “La Leyenda Del Hada y El Mago”, que obviamente es acompañado por miles de voces cantando al unísono, en el episodio más emotivo de la jornada, con un canto que sale desde las entrañas y se extiende a lo largo y ancho del recinto de San Diego. Por primera vez en toda la presentación, Giardino cambia su guitarra para bajar el telón con una combinación de golpes, cuerdas rotas y acordes descontrolados.

El que diga que el éxito de un concierto sólo depende de la calidad del artista, sin tomar en consideración la relevancia de tener un público comprometido y participativo, no hace otra cosa que demostrar su total falta de experiencia en este tipo de actividades, ya que para configurar una presentación memorable se requiere la conjunción de ambos elementos, y así quedó en evidencia esta noche, donde, a pesar del buen sonido exhibido por Rata Blanca y la exquisita selección de canciones, quedó esa incomoda sensación de que los fanáticos no cumplieron con su parte del trato, sólo reflejando un grado mayor de compromiso en el último tramo del show, pero mostrándose un tanto dispersos en la mayor parte de la velada. En muy pocas ocasiones se notó una comunión de energías, ese bello momento donde todo el público se comporta como un único ser; muy por el contrario, el puzle en ningún momento cuajó del todo, donde cada una de sus piezas se mostraron escindidas y desconectadas, y donde la principal ausente fue la complicidad.

14 Rata Blanca @ Teatro Caupolicán 2015

Este nuevo paso de los trasandinos de Rata Blanca por nuestro territorio en ningún caso quedará registrado como la mejor de sus presentaciones, ya que factores anexos a lo musical conspiraron para que así no fuese. A pesar de todo esto, el quinteto liderado por Giardino cumplió con el objetivo fundamental: mostró cinco muy buenos cortes de su último larga duración, “Tormenta Eléctrica”, en un extenso show de más de dos horas de duración, dejando en claro que se encuentran más vigentes que nunca, y que aún tienen combustible para seguir siendo uno de los principales exponentes del heavy metal latinoamericano.

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. Tormenta Eléctrica
  2. Los Chicos Quieren Rock
  3. Sólo Para Amarte
  4. El Círculo De Fuego
  5. Tan Lejos De Aquel Sueño
  6. Volviendo A Casa
  7. La Otra Cara De La Moneda
  8. El Jugador
  9. Talismán
  10. El Sueño De La Gitana
  11. Rock And Roll Hotel
  12. Aún Estás En Mis Sueños
  13. Hallelujah (original de Leonard Cohen)
  14. Chico Callejero
  15. La Llave De La Puerta Secreta
  16. El Reino Olvidado
  17. Días Duros
  18. Guerrero Del Arco Iris
  19. Abrazando Al Rock And Roll
  20. Mujer Amante
  21. La Leyenda Del Hada Y El Mago

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Enlace corto:
(1)
  1. Pilar Celis says:

    Excelente artículo y la pura verdad..; yo que estuve ahí, puedo corroborarlo…
    Gracias y slds.!

Comentar

Responder