Papa Roach: Más vigentes y poderosos que nunca

Domingo, 11 de Diciembre de 2016 | 2:20 pm | Comentarios (2)
Papa Roach: Más vigentes y poderosos que nunca

Otra gran debut se vivió anoche en el Teatro Cariola, coronando un año donde un buen número de bandas que tenían pendiente una visita por nuestro país –muchas de ellas legendarias– por fin se pararon sobre un escenario local. Y aunque muchos pensaban que ya era muy tarde para que una agrupación como Papa Roach diera su primer recital en la capital, la noche del sábado probó de manera rotunda lo contrario, con un recinto completamente agotado, repleto de devotos de los norteamericanos que disfrutaron del espectáculo como si estuviéramos en pleno año 2001. Teloneados por los nacionales de Ribo, quienes en sus 16 años de carrera vienen cultivando un nü metal que se ha ido adecuando al paso de los años, siendo “Máscaras” (2016) la última producción de los viñamarinos, quienes entregaron una potente presentación compuesta por siete canciones, siendo la última de ellas “Dos”, el gran clásico de la banda, Papa Roach por fin dijo presente en Chile y fue espectacular.

Aún en promoción de su más reciente álbum, “F.E.A.R.” (2015), los estadounidenses dieron partida a su set con “Face Everything And Rise”, para pasar rápidamente al sencillo que está funcionando como adelanto de la placa que debería ser estrenada el próximo año. “Crooked Teeth” sonó poderosa y fue secundada por los devotos más acérrimos del conjunto. El primer gran hito de la noche lo marcó “Between Angels And Insects”, con todo el teatro saltando y coreando el sencillo que hizo de Papa Roach una de las bandas más populares de la época, y siguieron dando en el gusto a los fans de la vieja escuela con la entretenida “Getting Away With Murder”. Jacoby Shaddix dominaba el escenario como uno de los íconos más reconocibles del nü metal, echándose al bolsillo a un público que se entregó desde el primer corte, y a quienes dedicó “Warriors”, otra de las canciones de su etapa más recientes, con hartos sintetizadores y una onda más parecida al EDM que al rock por el que son más reconocidos.

Entre las manifestaciones de idolatría del respetable, la banda dio inicio a la ganchera “Kick In The Teeth” para seguir en la misma nota con “Hollywood Whore” y luego bajar las revoluciones con “Forever”, para rematar con “Blood Brothers”, probando empíricamente lo que Tobin Esperance nos contó en la entrevista que nos concedió hace un tiempo: Papa Roach es un grupo que ha seguido adelante en el tiempo y así también lo han hecho sus fanáticos. Uno pensaría que después de vivir su época de oro los norteamericanos quedaron enfrascados en una época y, a pesar de que sus nuevas canciones son muy bien recibidas –prueba de ellos son los millones de visitas que sus videos tienen en YouTube–, la idea de que lo más popular que han hecho está contenido en sus primeros discos se va cuesta abajo cuando vemos un recinto cantar al unísono cada uno de los cortes presentados por el cuarteto. Quizás ya no sean capaces de llenar grandes arenas, como lo hicieran hace más de diez años, pero es justo decir que Papa Roach está más vigente que nunca, quizás aún más que varios de sus coetáneos.

El material nuevo seguía sonando vigoroso con la ondera “Broken As Me”, mientras que “Scars” fue la balada que puso a todo el mundo en la tecla nostálgica, donde hubo espacio incluso para algunos versos cantados en español. Para realizar la “salida falsa” del escenario, el grupo siguió echando mano al material más sobresaliente de esta década con la triada compuesta por “Gravity”, “Where Did The Angels Go?” y “Still Swingin’”. Sosteniendo una bandera chilena con el logo de la banda impreso, Jacoby Shaddix comenzó a pronunciar los primeros versos de la canción que los hizo famosos. “Last Resort” fue la gran postal que puso la guinda de la torta a un concierto remarcable. Con el frontman bajando a la barricada para cantar junto a sus seguidores y una banda dándolo todo, se vivió el momento más entrañable de la velada, uno que dejó satisfechas a la nueva y a la vieja escuela. Para dar el tiro de gracia, la enérgica “…To Be Loved” puso a cantar a todo el recinto, previo a la salida definitiva de los cuatro músicos del escenario.

Broken Home” fue pedida durante largo rato por los fanáticos que se negaban a abandonar el Cariola. Este redactor también hubiese agregado al set “She Loves Me Not” y “Time And Time Again”, sencillos que fueron grandes hitos del canal MTV en la época en la que todavía transmitían solamente música, pero la nostalgia no va con Papa Roach, lo suyo es seguir adelante haciendo lo que se les dé la gana. Y eso es bueno, sobre todo cuando son capaces de entregar una presentación tan redonda como la que dieron anoche. Más vigentes y poderosos que nunca, Papa Roach dio su primer concierto en Chile y salieron más que victoriosos.

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. Face Everything And Rise
  2. Crooked Teeth
  3. Between Angels And Insects
  4. Getting Away With Murder
  5. Warriors
  6. Kick In The Teeth
  7. Hollywood Whore
  8. Forever
  9. Blood Brothers
  10. Broken As Me
  11. Scars
  12. Gravity
  13. Where Did The Angels Go?
  14. Still Swingin’
  15. Last Resort
  16. …To Be Loved

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Enlace corto:
(2)
  1. Sergio says:

    Ayer estuve ahí , poderosa banda en cuanto a presentación, llena de energía … pero el sonido como el orto en general… ya con ribo cache que el local no daba para tener un sonido con calidad … con pr al único había un ruido blanco molesto y luego le subieron más al final era una masa donde con cuea se escuchaba algo claro… una pena eso del sonido, ojalá en la próxima la organización se preocupe de eso pues ayer vi pero no escuché a papa Roach

    • José says:

      Yo había asistido a un par de conciertos en el Cariola y en lo que es sonido, este fue el peor. Eso que mencionas del ruido es cierto, de verdad que era molesto, Tuve que taparme los oidos porque era un chicharreo inaguantable.

Comentar

Responder