Especial Maquinaria 2012: En Vivo

Pánico: Rock sofisticado

Viernes, 16 de Noviembre de 2012 | 3:16 pm | Comentarios (1)
Pánico: Rock sofisticado

Era complicado el escenario para Pánico en Maquinaria, un festival rockero, con espacios para la música “alternativa”, pero donde el comportamiento de la gente tiende a ser apático si es que no se trata de los headliners. Pero los chilenos radicados en Francia no sólo dieron un gran show, sino que también demostraron que lo suyo fluye por variadas vertientes y que la más notoria es esa tendencia al desparpajo del punk más primitivo, aunque su sonido llegue al pop, la psicodelia o la electrónica.

Es que la sofisticación del grupo es clara. Edi Pistolas puede estar desenfrenado cantando cualquier canción, pero siempre va a estar en control de la energía de la banda, porque la experiencia les sale por los poros. Lo único lamentable del tremendo show de Pánico en Maquinaria fue el público, que nunca superó las tres mil personas, y que además NUNCA -sí, en mayúsculas- prestó completa atención al show. De hecho, el carro lanzaaguas que intentó mitigar al dominante calor, fue más vitoreado que la propia agrupación. Una falta de respeto total. Igual a Edi, Carolina y los suyos nos les importó eso, se ponían felices con los pocos que de verdad disfrutaron este, uno de los mejores shows de chilenos en festivales nacionales, tanto en actitud, entrega, sonido y progresión del repertorio.

En los primeros 25 minutos del show tocaron nueve canciones, sin respiro, sin frenar, demoledores desde la versión intensa de “Playa” hasta la punketa “El Karate Es Una Cosa De Espíritu” de “Pornostar”, su disco debut de 1995. No sólo no hubo respiro, sino que el sonido era un cañón directo a los oídos, punzante, con guitarras afiladas y un bajo omnipresente como el de Carolina 3 Estrellas. Y allí llegó uno de los grandes momentos de un show marcado por la indiferencia de buena parte de la audiencia, como fue “Las Cosas Van Más Lento”, donde por fin capturaron la mayoría de las miradas, los oídos y los cerebros. Desde ahí se vivió con un poco más de energía un show donde Edi Pistolas conseguía traspasar mucha onda, pero donde la gente, probablemente dominada por el abrasante sol, no prendió jamás en un 100 por ciento.

Pese a todo eso, Edi Pistolas (Eduardo Henríquez es su nombre en el carnet) interactuó breve, pero sentidamente con la audiencia, lleno de prestancia y con el objetivo claro de entretener a todos con su música. Con el combo “Qué Pasa Wey”-“Transpira Lo”-“Anfetaminao”, las cosas fueron más frenéticas. “Anfetaminao” fue rock & roll primitivo, de ese que pocas veces se ve en vivo con tanta calidad, carne y espíritu.

El final también tuvo un gran tridente con “Fútbol”, “Revolución En Mi Barrio” y “Reverberation Mambo”. Todo es una catarsis bajo el sol, un derroche de vibras rockeras como pocas veces muchos han podido ver, alejados de los rótulos y de los esquemas clásicos, sin temores de rasguear la guitarra como la canción de Speedy González (“Miss Intoxic Llega A La Disco”) o de jugar con el lenguaje con libertad plena (“Guadalupe”).

Con actitud rockera y una sofisticación que claramente es parte de las cosas que se han permeado en Pánico tras vivir tanto tiempo en Europa, el show de los nacionales se inscribió, pese a la falta de masividad, como uno de los puntos altos de un festival que no careció de grandes números.

Setlist

  1. Playa
  2. Acción Y Velocidad
  3. Algo Nuevo
  4. Miss Intoxic Llega A La Disco
  5. Autobrillante
  6. Demasiada Confusión
  7. Algodón
  8. Transmisión
  9. El Karate Es Una Cosa Del Espíritu
  10. Las Cosas Van Más Lento
  11. Lupita
  12. Bright Lights
  13. Qué Pasa Wey
  14. Transpira Lo
  15. Anfetaminao
  16. Guadalupe
  17. I Wanna Be Your Needle
  18. Fútbol
  19. Revolución En Mi Barrio
  20. Reverberation Mambo

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Julio Ortúzar

Comentarios (1)
  1. alex says:

    muy buen show de panico en el festival….dese el año 95 que los estoy viendo en vivo…esta era mi duodecima vez que los veia y me siguen encantando!!!

Comentar

Responder