Noel Gallagher’s High Flying Birds: Sin artificios

Lunes, 14 de Mayo de 2012 | 10:46 am | Comentarios (3)

La voz le falló a ratos, al igual que las guitarras no siempre sonaron con la brillantez que la propuesta musical exigía, pero estos detalles no hicieron que un Teatro Caupolicán prácticamente repleto coreara y se emocionara durante los 95 minutos que el ex Oasis, Noel Gallagher, se presentó, esta vez como parte de su proyecto solista Noel Gallagher’s High Flying Birds.

De hecho, todo daba igual, porque para muchos la emoción fue más fuerte. Y es allí donde notamos la fuerza que las buenas composiciones pueden demostrar.

Noel es mucho menos carismático que su hermano Liam, su voz difícilmente llega a tonos altos si no es por medio de esforzados falsetes, y utiliza una puesta en escena sencilla, entonces son las canciones las que tienen la fuerza, y en la noche de este domingo 13 de mayo eso fue lo que pasó.

Con una puntualidad al extremo –tan así, que partió dos minutos antes de las 21:00 hrs., hora de inicio del show-, sonó una versión remixeada de “If I Had A Gun” , conocida también como “Shoot A Hole Into The Sun”, y salió a escena Noel con su banda. De inmediato dieron un golpe a la quijada de los nostálgicos de Oasis con “(It’s Good) To Be Free”, lado B de la “banda más grande del mundo”, como alguna vez ellos, y varios más, llamaron.

Ya en esa primera canción se notaría una tónica refrescante: el público respondía con euforia, cariño, candor y energía, con lo que el esquivo Gallagher no dudaba en responder con miradas y sonrisas en medio de los potentes beats de “Mucky Fingers”, otra de Oasis, donde ya comenzaban a destacar los miembros de la banda, y en especial el organista/pianista Mike Rowe y el baterista Jeremy Stacey, ambos excepcionales en lo suyo.

Ya con el público medio noqueado con estos dos ganchos manchesterianos, Noel mostró el track inicial del disco “Noel Gallagher’s High Flying Birds” (2011), “Everybody’s On The Run”, donde el público mostró efervescencia, dejando en claro que no iban sólo por la nostalgia noventera.

“Dream On” y la romántica “If I Had A Gun…” del mismo disco, mostraban el in crescendo de un público que coreaba cada vez más fuerte, como en un karaoke, o como en el estadio del Manchester City, campeón algunas horas atrás, razón por la que abundaban las camisetas celestes y las bromas entre Noel y el público.

El lado B solista “The Good Rebel” vino después, intensa, con las guitarras un poco mejor, aunque la ecualización o el equilibrio no fue el mejor para destacar el trabajo de Tim Smith o del propio Noel.

Con “The Death Of You & Me” y su momentum exquisito, el karaoke volvió, aunque luego el público quedó un poco sorprendido con “Freaky Teeth”, aunque eso poco importaba cuando luego se quedaban solos Gallagher, Rowe y Stacey para hacer una versión acústica de “Supersonic”.

Luego un par de tracks más de su álbum solista: “(I Wanna Live In A Dream) With My Record Machine”, y, tal vez, la más débil del show, “AKA… What A Life”. Es que el track bailable de Noel perdió el groove de las guitarras en pos de destacar el piano, lo que fue apagando la energía de la canción poco a poco por la monotonía aparente que presentaba.

Nuevamente una canción de Oasis llegó al rescate, y “Talk Tonight” volvió a poner al público en bandeja. Esa obsesión de Noel con el disco “The Masterplan” de lados B, fechado en 1998, denota la importancia de las canciones por sobre lo conocidas que sean. Y la apuesta le resultó, porque pese a no ser singles, las canciones elegidas fueron tan coreadas como las nuevas.

“Soldier Boys And Jesus Freaks” y “AKA… Broken Arrow” pasaron luego, entretenidas, movidas, aunque poco relevantes, en especial cuando después vino “Half The World Away” de Oasis. O sea, del mismo Noel, que era el mastermind de la banda de Manchester.

El set fue cerrado con “(Stranded On) The Wrong Beach”, que dio paso a la pausa, donde la gente, de la nada, comenzó a corear “Live Forever”.

Noel devolvió las gentilezas con la que debe ser su mejor canción nueva, “Let The Lord Shine A Light On Me”, una canción tan reflexiva como dura, seca, antesala perfecta para sacudir la cabeza y enfrentarse a una tripleta de miedo para cerrar el teatro.

“Whatever” fue entregada con ternura y el público devoró el regalo vorazmente, y de vuelta armaba la fiesta karaoke con todo, con un rugido que se replicaría en “Little By Little”.

El gran final —era que no— fue con “Don’t Look Back In Anger”, donde el público se tomó los coros y Noel miraba con rostro de “ellos lo hacen bien”.

Oasis fue el comodín en el show, pero claramente no fue lo único que disfrutó el público, que se portó increíble, con energía a raudales. La gente recibió un show de alto vuelo con estos Pájaros de Alto Vuelo a los que refiere Noel en su nuevo proyecto, muy bien recibido por la gente. Y es que se puede tener un gran show sin recurrir a artificios cuando tu trabajo creativo tiene la suficiente calidad, sin necesidad de echar mano al ego sobreinflado que caracterizaba a ratos a Oasis. Y eso es lo bueno que tiene Noel Gallagher: la noción lógica y bien aprendida que en la música, lo más importante son las canciones.

Setlist:

  1. Intro (remix de “If I Had A Gun…”)
  2. (It’s Good) To Be Free
  3. Mucky Fingers
  4. Everybody’s On The Run
  5. Dream On
  6. If I Had A Gun…
  7. The Good Rebel
  8. The Death Of You And Me
  9. Freaky Teeth
  10. Supersonic
  11. (I Wanna Live In A Dream) With My Record Machine
  12. AKA… What A Life
  13. Talk Tonight
  14. Soldier Boys & Jesus Freaks
  15. AKA… Broken Arrow
  16. Half The World Away
  17. (Stranded On) The Wrong Beach
  18. Let The Lord Shine A Light On Me
  19. Whatever
  20. Little By Little
  21. Don’t Look Back In Anger

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Sebastián Rojas

Enlace corto:
(3)
  1. fran says:

    excelente, maravilloso. no disfrutaba tanto un concierto desde the killers el 2009. lo pasé mucho mejor q el ’98. cuando dedica “broken arrow” to all the ladies llegué al éxtasis.

  2. andrea says:

    SIMPLEMENTE BUENÍSIMO…!!!!

  3. Erik says:

    Una noche simplemente mágica, NOEL es simplemente un musico de excelencia, da gusto disfrutar su musica, anoche disfrute cada tema a concho, una excelente presentación, supera ampliamente a Liam, en todo sentido, FUE UN CONCIERTO DE LOS BUENOS, EXCELENTE.

Comentar

Responder