New Found Glory: Calor, pasión y sudor

Martes, 10 de Enero de 2012 | 3:24 pm | Comentarios (2)

El calor en Santiago durante este verano, ha sido insoportable y todos intentan evitarlo como sea. Todos, menos algunos valientes que se hicieron presentes en el Club Chocolate para recibir una poderosa dosis de energía, cortesía de New Found Glory. La segunda presentación en Chile de una de las bandas íconos del punk pop, después de la visita de 2008, fue rebosante en entusiasmo, entrega y calor por parte de ellos y del público.

Al interior de la ex Rockola, escenario de memorables tiempos del punk melódico chileno, la temperatura era altísima, pero para los fanáticos eso sólo fue un aliciente más para “dejarlo todo en la cancha”. El show comenzó puntualmente a las 20 horas con la presentación de los teloneros Okidoky. El cuarteto de Concepción tuvo una actuación más que correcta, con un buen sonido lograron encender a buena parte del público. Luego de exacta media hora sobre el escenario, en que tocaron siete canciones, incluido un cover de NoFX, los penquistas se retiraron entre cálidos aplausos. Terminada esta presentación, el equipo de NFG comenzó a preparar el escenario y los instrumentos para el show que Jordan Pundik, Chad Gilbert, Ian Grushka, Steve Klein y Cyrus Booloki entregarían a sus fanáticos chilenos. A pesar de que el local nunca se llenó, y el público no superaba los 300 asistentes, el calor seguía a tope y la impaciencia aparecía en las primeras pifias del respetable. Eso hasta que a las 21 horas en punto se apagan las luces y la música de fondo indica que New Found Glory ya está sobre el escenario. Los originarios de Coral Springs, Florida, apenas saludan a los fanáticos y se lanzan con toda la artillería musical.

“All Downhill From Here” es la primera canción que suena y el público inmediatamente comienza a corearla, sin descanso Jordan Pundik (vocalista) comienza a interpretar “Something I Call Personality” y el primer circle pit de la jornada aparece en el medio del local. “Radiosurgery”, primer sencillo del reciente álbum del mismo nombre, es la tercera canción de la noche que mantiene alto el ánimo de los asistentes.

Chad Gilbert (guitarra principal) hace una pequeña pausa para saludar y agradecer a los fanáticos por su asistencia, y por la energía entregada durante los primeros minutos del show. El repertorio continúa con “Understatement”, primer track del célebre disco “Sticks & Stones” (2002), que es coreada por todos los presentes. El ritmo frenético del show baja un poco con “Don’t Let Her Pull You Down” y “Head On Collision”, aunque esta última es cantada de principio a fin por los fanáticos.

La locura y el mosh vuelve con “Blitzkrieg Bop”, cover de Ramones, y el nuevo himno de los floridanos: “Anthem For The Unwanted”. Entremedio de estos temas, Gilbert entrega un mensaje sobre la libertad de tocar cualquier canción, ya que la música es de todos y no tiene dueños. Los  aplausos son instantáneos.

La presentación continúa con canciones como “Truth of My Youth” y las románticas “Hold My Hand”, “Forget My Name” y “Failure’s Not Flattering”. A esa altura de la noche, los fanáticos más jóvenes se mezclaban con los seguidores más longevos en una masa compacta, sudorosa y completamente devota de la entrega y pasión que los estadounidenses mostraban en el escenario.

El show tomó un segundo aire en locura y descontrol con “Kiss Me” (cover de Sixpence None The Richer) que fue coreada hasta por el más rudo de los asistentes. “Dressed to Kill” siguió con la locura que era constantemente agradecida por la banda. Chad Gilbert, quién más interactuó con el público, se encargaba de recordar que amaban a los fanáticos chilenos y que estaban muy agradecidos de la recepción y el cariño.

“Summer Fling, Don’t Mean A Thing” era la decimoquinta canción de la noche y la energía de los presentes no claudicaba. “Listen To Your Friends” y “Boy Crazy”, clásicos del disco homónimo de la banda, generaban más calor y sudor en el público que no paraba de gozar con la segunda visita de New Found Glory a suelo chileno. La sorpresa de la jornada llegó con la interpretación de “Sonny”, una de las canciones más lindas de la banda y que no acostumbran tocar. El fin de la primera parte del show era inminente y se concretó con “Hit Or Miss”, otro clásico de clásicos.

Luego de un minuto de descanso, NFG vuelve con la parte final del concierto y lo hacen con el cover del himno de Green Day “Basket Case”, que fue coreado por todos los asistentes. “Truck Stop Blues” revivió el circle pit que continuó con “Intro” y que dio paso a la última canción de la noche y, quizás, la más esperada por todos, “My Friends Over You”, que reventó las gargantas de los fanáticos y fue el broche de oro de un show redondo. La banda se despide agradecida de la energía y el cariño del público, mientras que los más fanáticos se abalanzan sobre las uñetas y baquetas lanzadas desde el escenario.

Un concierto lleno de pasión y entrega, que sólo se vio medianamente empañado por los problemas de sonido en el micrófono de Jordan Pundik durante algunos pasajes del show. Otro punto negativo fue la baja convocatoria de público que, debido a los altos precios de los últimos conciertos de agrupaciones de este estilo, cada vez se aleja más de los shows.

Seguramente, para quienes asistieron, este concierto será inolvidable por mucho tiempo y esperamos que para New Found Glory también lo haya sido. Esta vez, el calor no pudo con el punk pop y sus seguidores.

Por Julio Donoso
Fotos por Praxila Larenas

Enlace corto:
(2)
  1. Tamara says:

    Buena la nota, me gusto. A los que nos gusto el concierto este será memorable tanto cantar ahsta quedar con la garganta raspada. Es verdad que va menos gente por el precio de las entradas, porque si es por gusto iria mucha mas gente. Pop punks not dead!

  2. Dislocat3d says:

    excelente show para empezar el año <3

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...