Muse: Intocables

Viernes, 16 de Octubre de 2015 | 2:06 pm | Comentarios (13)
Muse: Intocables

A siete años de su inolvidable debut en el Teatro Caupolicán, y a cuatro de su agridulce regreso como teloneros de U2 en el Estadio Nacional, Muse por fin retornó al país para realizar un concierto a solas que hiciera justicia a su nombre. “Por fin volvieron, manga de hueones”, versaba una de las tantas pancartas presentes entre el respetable, dejando en claro que las expectativas para este show eran altas y que el público estaba esperando esta cita desde hace mucho tiempo, quizás para repetir la experiencia vivida en años anteriores, o para poder verlos por primera vez; no por nada en cancha se concentraba un gran contingente de adolescentes, ansiosos de dejar todo en un concierto redondo y que bordeó la perfección.

08 Muse @ Movistar Arena 2015

Presentando “Drones” (2015), su séptimo disco de estudio, los dirigidos por Matthew Bellamy arribaron al recinto del Parque O’Higgins con una batería de éxitos, que dejó conforme a la gran mayoría de los fanáticos, pero algo insatisfechos a los aficionados más veteranos del grupo, quienes siguen viendo en el debut de 2008 la mejor presentación del grupo en Santiago hasta la fecha. Y puede que tengan razón, pero habiendo podido presenciar el concierto que realizaron el año pasado en su presentación de Lollapalooza Brasil, este redactor tenía la seguridad de que lo que veríamos no defraudaría a nadie. Y tenía razón.

La velada comenzó con una breve intro que dio pie a “Psycho”, sencillo de “Drones” que en vivo es la carta perfecta para abrir cualquier presentación, alentando a todo el mundo a saltar al mando de su pegajoso riff. Sonido impecable y un juego de luces e imágenes espectaculares conformaban una puesta en escena que era un show aparte, el complemento perfecto para el grupo que por años ha venido sosteniendo el galardón de “mejor banda en vivo”. “Reapers” y “Plug In Baby” –este último extraído de “Origin Of Symmetry” (2001)- sacudían a todo el recinto, lugar donde reinó la euforia y la emoción de la muchedumbre.

09 Muse @ Movistar Arena 2015

The Handler” seguía mostrando las mejores cartas de “Drones”, para pasar a uno de los momentos más cuestionados de la velada, la dubstep The 2nd Law: Unsustainable”. Con un gran despliegue audiovisual, sonó potentísima e hizo estragos entre los fanáticos más jóvenes y entusiastas, quienes se dieron con todo al ritmo de la música. El Muse en su faceta más pop se dejó escuchar con el single “Dead Inside”. Christopher Wolstenholme le robaba algo de protagonismo a Bellamy, avanzando por la pasarela central mientras de fondo sonaba “Interlude”, avisando que “Hysteria” estaría por caer. La inconfundible línea de bajo puso a saltar a todo el mundo, además de darse el lujito de tocar algo de AC/DC y ejecutando el riff de “Vuilstamen”.  Los clásicos seguían cayendo con la épica “Citizen Erased”, marcando uno de los puntos más altos –musicalmente hablando- de la noche.

Con Bellamy instalado en su teclado, el recinto se tiñó de verde radioactivo para recibir “Apocalypse Please”, en uno de los momentos más espaciales de la jornada. Los ánimos se elevaron con “Munich Jam”, corte instrumental protagonizado por bajo y batería, en los únicos dos minutos en que la omnipotente figura de Bellamy abandona el escenario, regresando en gloria y majestad para interpretar “Madness” junto a un público completamente entregado. Con un guiño a “Voodo Child” de Jimi Hendrix’s Experience, “Supermassive Black Hole” ponía baile y onda a la noche, para rematar el show a punta de puros hits.

11 Muse @ Movistar Arena 2015

Time Is Running Out” reactivó el karaoke colectivo junto a “Starlight”, esta última uno de los momentos más emotivos de la noche. “Uprising” fue la locura máxima, cuando una lluvia de globos negros gigantes cayó sobre los fanáticos, mientras el poderoso coro contagiaba a todo el Movistar Arena. Para el retorno del grupo al escenario, “Mercy” invitó a todo el mundo a jugar con las luces de sus celulares, en una postal impresionante que se coronó con una explosión de confeti desde el escenario que empapó a toda la cancha. Con los ánimos por las nubes, “Knights Of Cydonia” se encumbró como el clímax definitivo, con una ejecución perfecta, apoyada por las voces de los miles de asistentes que lo dieron todo en un espectáculo que duró poco más de hora y media.

21 Muse @ Movistar Arena 2015

Puede que la selección de canciones haya sido mejor pensado, quizás orientarse hacia los lugares más oscuros y complejos de su discografía, pero eso ya es reclamar por reclamar. Lo de anoche fue impresionante y entregado en la medida justa, con una banda que se mostró afable con el público, pero mayormente enfocada en entregar una performance perfecta, al punto de parecer figuras intocables, semidioses que hicieron de conceptos como la ciencia ficción y viajes siderales, himnos de masas, que hoy en día los tienen en el altar más alto del rock mundial. Para sacarse el sombrero; Muse se despachó uno de los recitales imperdibles de este 2015 y esperamos que pronto vuelvan por más, porque lo de anoche se merecía, por lo menos, una hora más de extensión.

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. Psycho
  2. Reapers
  3. Plug In Baby
  4. The Handler
  5. The 2nd Law: Unsustainable
  6. Dead Inside
  7. Interlude
  8. Hysteria
  9. Citizen Erased
  10. Apocalypse Please
  11. Munich Jam
  12. Madness
  13. Supermassive Black Hole
  14. Time Is Running Out
  15. Starlight
  16. Uprising
  17. Mercy
  18. Knights Of Cydonia

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Enlace corto:
(13)
  1. La pura verdad, quejarse seria de lleno… Potente por donde se le mire… Muse es un gran power trio, digno heredero de lineas tipo queen o los mismos rush… Simplemente UN MANJAR!

  2. JoHarri says:

    Sin duda que para los que amamos a Muse desde sus comienzos, este show fue un casi ensayo de lo que eran, musicalmente hablando ya no son lo mismo, son excelentes músicos que saben tocar muy bien y Bellamy no pierde sus cuerdas vocales femeninas pero ellos ya no tienen lo que los hizo conocidos, esa chispa, ese sentimiento a traves de las canciones esa complicidad y pasión por lo que hacen, que finalmente fue lo que los llevo a ser comparados con Queen, la teatralidad en la musica (oos) y a Bellamy que era un Fredy en el escenario (guardando las proporciones). Fue un show frío, cumplidor para las masas que se integraron al muse nuevo pero ya lo que los hacía una gran banda en vivo hoy es un simple recuerdo, si es por escuchar su memoria musical escucho el disco.
    Una lástima.

  3. buen concierto, falto mas de origin of symmetry pero fue un buen concierto

  4. Alicia says:

    ¿¿Como si cumplir para las masas fuera algo malo?? ¿¿Como si conocerlos por Crepúsculo fuera malo?? ¿¿Como si rockear con Starlight o Madness fuera malo?? Los quejones se quejarán siempre. Yo soy de las antiguas, pero estoy chata de la mala leche de los fanáticos viejos de Muse que alegan que se perdió la magia o que están vendidos o demasiado poperos. Ver a Muse en vivo es un lujo, son una máquina, el fiato se nota en la maestría con que cada uno toca lo suyo casi con cero pifias y se compenetran, con la tremenda armonía entre el bajo y la batería, eso es trabajo de años, eso es perseverancia y notable trabajo grupal. Qué onda la gente malagradecida, qué onda la arrogancia y la amargura, pagamos por un producto perfecto. Puedes opinar lo que quieras de la calidad de sus últimos discos, pero en vivo son tal cual dijo el autor de la reseña: intocables.

    • Lucho Pay says:

      Llora 🙁 !!!

      Duela a quien le duela, el mejor show fue el 2008. Sus dos últimos trabajos flojos (tienen singles gancheros), nadie cuestiona su calidad de músicos, pero para mi pesar ya no son una banda de rock a secas, mas bien son un híbrido entre rock y pop, con clara tendencia a esta ultima clasificación. A MUSE le falta lo que era MUSE hasta el Black Holes and Revelations o incluso algunos temas del The Resisitance

      Hoy por hoy, son una banda masiva con mas fans, pero perdieron su identidad tratando de ser los nuevos Queens.

  5. felipe says:

    algun comentario respecto al precio de las entradas…? o todo bien en ese aspecto?

    • Lucho Pay says:

      Asqueroso el precio de las entradas, una wea aberrante para una banda que dice estar contra de todo el maistream que rodea a la musca. No es posible que una cancha cueste 70 lucas poh¡¡¡ para un estudiante o una persona con un trabajo convencional imposible correr con esos gastos (tomando en cuenta que el chileno en promedio gana 350.000 lucas). Bien por quienes podemos pagar estos precios o por los “hijos de papa” que se las regalan, pero no deja de ser un precio desproporcionado. Ahí las bandas podrían hacer mas en relación al cobro a sus fans y hacer seguimiento a ello, para no exprimir sus bolsillos o tarjetas.

      Que tiempos aquellos en que la entrada me costos 27.000 lucas por el 2008 y mas encima en el caupolican, tiempos que no volveran.

Comentar

Responder