MONO: Cuando las palabras sobran

Viernes, 4 de Septiembre de 2015 | 4:40 pm | Comentarios (5)
MONO: Cuando las palabras sobran

Este redactor debe admitir que, desde que comenzó su labor en este medio –hace poco más de tres años-, han sido contadas las ocasiones en que un concierto ha logrado conmoverme a tal punto de llegar a preguntarme: “¿Y ahora qué?”. Es que claro, entre tanto recital y festivales varios que nos toca presenciar cada año en HumoNegro, esa capacidad de sorprenderse y encantarse como si fuera la primera vez, se vuelve cada vez más resiliente y, en muchas ocasiones, totalmente inmutable. Por eso es que, cuando ocurre algo como lo de anoche con MONO en el Teatro Nescafé de la Artes, no se puede hacer más que agradecer y levantar la mirada con esperanza y satisfacción, al corroborar que la música siempre tiene algo nuevo que entregarnos y, mejor aún, para maravillarnos. El debut de MONO en Chile quedará instalado como un verdadero sueño en la retina de quien firma.

13 MONO @ Nescafé de las Artes 2015

Los cuatro músicos japoneses llegaron por primera vez a Sudamérica, en el marco de la gira de sus dos últimos discos, “The Last Dawn” (2014) y “Rays Of Darkness” (2014), lanzados simultáneamente el año pasado, y que se han ganado el aplauso de los fanáticos y la crítica, al ser declarados como lo mejor que han lanzado en sus 16 años de carrera, tal como te contamos por acá en el artículo previo a su presentación en la capital. Claro que todo esto era una mera excusa para los fanáticos nacionales, ya que esta visita venía a cumplir un sueño casi imposible, y aquí debemos agradecer las agallas de Santiago Fusión, quienes se han puesto las pilas para traer a nombres que jamás hubiéramos podido ver por estas tierras. Imagínense que en un par de semanas más tendremos a los legendarios de The Residents y en noviembre llegara Snarky Puppy, y eso sin contar visitas anteriores como la de Adrian Belew, entre muchos otros. Se agradece la apuesta por grupos que se salen de lo tradicional y que es necesario tener por este lado del mundo. Ojalá que sigan llegando muchos más, porque la de anoche fue una velada impecable.

El primer lujo fue tener a Akinetón Retard como “teloneros”. El sexteto nacional de jazz fusión y experimental ya es una verdadera banda de culto, con mucho carrete en escenarios de todo el mundo, y anoche mostraron una pizca del virtuosismo que han desarrollado en más de dos décadas de carrera. Presentaron algunos temas de su último disco, “Azufre” (2014), con cortes como “Loop”, más algunos de sus clásicos, cerrando su breve pero muy intensa presentación con la frenética “Morricoleman”. Los chilenos se despidieron entre aplausos, para dar paso al arribo del número principal.

03 MONO @ Nescafé de las Artes 2015

Con un retraso de unos veinte minutos según lo programado, MONO hizo su arribo al escenario ante una muchedumbre ansiosa que se forzaba a permanecer en silencio. Los cuatro músicos tomaron sus posiciones y la primera arremetida de emociones de la noche llegó con “Recoil, Ignite”, corte que abre “Rays Of Darkness”. En sus casi diez minutos de duración, tuvimos un potente resumen de lo que se vendría durante toda la jornada: un clímax perpetuo, donde cada tema parecía ser el último. Murallas de guitarras eléctricas llenas de efectos y esa sensación de estar viajando por una ola de sonido capaz de evocar imágenes sin la necesidad de contar con proyecciones y otros artilugios. Sólo la música y la comunión completa con un público que cayó redondo, y participó entregando un profundo silencio durante las interpretaciones de los músicos, respondiendo con efusividad al término de estas, fueron los elementos que dieron forma a un lienzo perfecto. Porque de verdad que lo de anoche fue de otro planeta.

A pesar de que sus composiciones sobrepasan en duración a lo que estamos acostumbrados a escuchar, el concierto de MONO se pasó volando. Fueron ocho los temas seleccionados, y se hicieron demasiado cortos. “Death In Reverse” seguía la misma tónica que su antecesora, remeciendo todo a su paso porque, aparte de sonar demoledores, en vivo MONO es mil veces superior a su versión de estudio. Sentir como todo el teatro vibraba y era absorbido por el poder de los japoneses, fue una experiencia sonora casi comparable con la que nos entregó Roger Waters y su gran muro hace unos años. Sin contar con todo el aparataje que el ex Pink Floyd presentó hace unos años, MONO se las arregló para crear una atmósfera de película durante todo su show, y nadie pudo quedar indiferente.

10 MONO @ Nescafé de las Artes 2015

El sentimiento bordeaba lo religioso, y para cuando llegó “Kanata”, con Tamaki tocando por primera vez el teclado, el silencio y la admiración alcanzaron a su punto más álgido. Pocas veces se puede ser parte de un concierto en donde todo el mundo está completamente conectado con la banda de turno. Anoche ocurrió y fue increíble. “Pure As Snow” era una de las más esperadas de la noche, e hizo justicia a las expectativas, con un final catártico donde Taka Goto se lanzó al piso con su guitarra para jugar con las distorsiones e invadir los oídos de todos, mientras sus compañeros seguían el ritmo ascendente de la batería de Takada, hasta llegar a un éxtasis que compartieron con todo el recinto. Y sólo íbamos en la mitad del concierto.

Halcyon (Beautiful Days)” y “Where We Begin” funcionaron como “el cigarro después del sexo”, mucho más serenas e íntimas, además de preparar el terreno para el gran final. “Ashes In The Snow” y “Everlasting Light” bajaron el telón, y la verdad es que cualquier otra reflexión o elogio ante lo presenciado, queda de sobra. Todo lo bueno ya se ha dicho y lo más probable es que, para los asistentes al show, toda esta verborrea no vale nada, porque lo vivido anoche superó a cualquier comentario o review que se pueda escribir, así como MONO en vivo supera a cualquiera de sus grabaciones en vivo. Había que estar ahí, y el que se lo perdió, mala suerte, no hay mucho más que se pueda hacer.

15 MONO @ Nescafé de las Artes 2015

Taka fue el último en salir del escenario, agradeciendo con mucha humildad y cariño al respetable su asistencia y devoción. Fueron pocas palabras, sólo las necesarias. Y es que hay veces en que las palabras sobran, incluso para describir algo tan único como lo que nos entregó MONO en un debut que se alza como lo más destacable que hemos podido ver en nuestro país este 2015. Quizás lo único que quede por decir es: “¿Y ahora qué?”.

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. Recoil, Ignite
  2. Death In Reverse
  3. Kanata
  4. Pure As Snow
  5. Halcyon (Beautiful Days)
  6. Where We Begin
  7. Ashes In The Snow
  8. Everlasting Light

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Enlace corto:
(5)
  1. Ric Ardo says:

    De verdad que fue una experiencia la zorra. Nunca me hubiese imaginado lo que se sentía escuchar estos temas en vivo, la vibración del piso, de uno mismo cuando vibraban los bajos y el power de los weones en el escenario… Ahora solo falta Toe.

  2. Felipe says:

    Haber esperado a MONO tanto tiempo, años, a un grupo que emocionalmente fue un ancla, una parte de mi personalidad. Sentir que en el escenario dejan todo y que cada de uno de ellos conecta con lo que hace Y QUE AMA LO QUE HACE fue impagable. Cada uno tenia la solemnidad que debia dar a nosotros como público, fueron capaces de hacernos sentir que el show era único y exclusivamente para cada uno de nosotros. Realmente a mi parecer fue el show del año.

  3. Fue tremendo, brutal, lejos uno de los mejores shows que he tenido el placer de ver. Cuando uno asiste a un concierto tipo de Mogwai o MONO sabe más o menos lo que se le viene, pero hasta que que te cae la muralla de ruido encima el resto es solo palabrería. Realmente son capaces de hacer una atmósfera especial. La banda de sonido del mejor día de tu vida.

  4. Cristian says:

    Ahora que? Bueno explosions in the sky

  5. Fuera de cualquier eufemismo, una experiencia única, y ojalá repetible. Ahora qué? TOE.

Comentar

Responder