Ministry: Festín sideral

Miércoles, 11 de Marzo de 2015 | 3:56 pm | Comentarios (8)
Ministry: Festín sideral

Y ocurrió. Ministry se presentó en nuestro país por primera vez y cumplió con todas las expectativas, despachándose uno de los espectáculos más intensos de lo que va del año, cortesía de una banda potentísima que engatusó con su sonido pesado y monótono a un recinto abarrotado, que parecía un antro infernal plagado de cuerpos sudorosos bajo la influencia de algún psicotrópico, combatiendo en medio de los mosh pits más extraños que este redactor ha tenido la oportunidad de presenciar. Lo de Ministry en la Blondie fue una verdadera experiencia de vida, con momentos altísimos y otros bastante bajos, y algunos incluso lamentables.

MINISTRY CHILE 2015 04

Comenzaremos con los malos, o pésimos, mejor dicho: la producción del evento. Organizado por la misma discoteca, el concierto fue un verdadero desastre en el plano logístico. El cambio del impecable Teatro Caupólican por la Blondie –uno de los peores lugares para ir a escuchar un concierto en la capital- por “baja venta de entradas”, fue un error nefasto y, desde lejos, se huele el recorte de plata que quisieron hacer, porque este redactor nunca había visto a la Blondie tan sobrepasada como anoche. La afluencia del público no era para llenar el Caupolicán, pero sí para repletar la cancha y gran parte de la galería. Minutos antes del ingreso de prensa, y a sólo instantes de comenzar el concierto, todavía habían centenares de personas afuera, con entrada en mano, tratando de hacer su ingreso al local. Todos ellos se perdieron como mínimo tres canciones, y el suplicio se hacía más grande al ingresar al recinto, que era una verdadera caldera, maloliente y sofocante. Era tanto el apuro, que ni siquiera entregaron credenciales a la prensa, las que eran necesarias para pasar a la parte delantera de la pista, por lo que este review se realizó desde bien lejos, donde el sonido ya deplorable del lugar, que se escuchaba aún más difuso y peor cuando, en reiteradas ocasiones, la voz de Al Jourgensen simplemente desaparecía y las pifias del público sobrepasaban a la propia banda. Mal, muy mal, un verdadero insulto para los asistentes que vuelven a ser pasados a llevar por unos organizadores que no les importa entregar un buen servicio con tal de cobrar dinero e invertir lo menos posible, afectando directamente al disfrute del show. Productoras de este calibre deberían dejar de existir.

MINISTRY CHILE 2015 09

Habiendo realizado estos descargos, pasemos a lo bueno de la noche. Ministry entró al escenario y desde el primer minuto entregó una lección de violencia catártica. Comenzando con “Hail To His Majesty”, extraído de su más reciente disco, “From Beer To Eternity” (2013),  la noche se envolvió en una atmósfera frenética y monótona (en el buen sentido), donde la batería incansable parecía dirigir una marcha perpetua de puro industrial a la vena.

MINISTRY CHILE 2015 01

Los primeros minutos fueron caóticos –gracias una vez más a la producción- con gente tratando de disfrutar y a la vez ubicándose en una buena posición entre el tumulto. La música seguía y las energías se desbocaban, mientras la música subía en intensidad con “Punch In The Face” y “PermaWar”. Parecía que todo se elevaba a un nivel sideral, entre tanto olor a marihuana, cerveza por doquier y las lisérgicas proyecciones de imágenes que acompañaban a la banda en escena, el debut de Ministry era un festín extremo para los sentidos.

MINISTRY CHILE 2015 08

“Fairly Unbalanced” se dejaba caer bajo un calor inaguantable y un sonido estridente pero poco claro. La aplanadora pasaba por toda la pista de baile, sin dejar mono con cabeza. El que no se unía al mosh sufría los embates de este, viéndose obligado a repeler a los cuerpos que rebotaban de un lado para otro como zombis.

MINISTRY CHILE 2015 02

Aguantar esto fue todo un desafío durante la triada de “Rio Grande Blood”, “Señor Peligro” y “LiesLiesLies”, donde se mezclaron imágenes de guerras, George Bush, Hugo Chávez y noticiarios mentirosos, las grandes temáticas que maneja Ministry y que motivaron a dotar de más violencia a un show que no conoció pausas.

MINISTRY CHILE 2015 05

Lo cierto es que, a pesar de que la intensidad siempre se mantuvo en alto, la tónica terminó por estancar la presentación en algunos pasajes. Desde “Waiting” hasta “Life Is Good” se notó el doble filo de la fórmula de Ministry. Tanta guitarra y batería repitiendo los mismos patrones, una y otra vez, agotan en algún momento. El resto del trabajo lo hizo el calor y el frenesí, transformando al respetable en una gran masa de cuerpos sudorosos y exhaustos.

MINISTRY CHILE 2015 03

Pero faltaba el último round y “N.W.O.”, “Just One Fix” y “Thieves” fustigaron a la Blondie de una manera mortal, mostrando el arsenal más potente de la banda, en diez minutos que revivieron a los muertos para dar el último baile. Habiendo entregado todo, el gran final llegó con dos extensas versiones de “So What” y  “Khyber Pass”, esta última interpretada después del bis, alargándose más de la cuenta debido a la tardía intervención de un agotado Jourgensen que, después de una hora y media de show y unas cuantas cervezas en el cuerpo, se despedía del público y dejaba a sus compañeros en escena, quienes se fueron retirando de a poco para terminar el show con una tripeante outro de ruidos e imágenes.

MINISTRY CHILE 2015 06

Es imposible olvidarse de los errores que cometió la producción, pero quedándonos exclusivamente con lo ocurrido sobre el escenario, la noche fue increíble. Extremo en varios pasajes, el show de Ministry se encargó de transportarnos a un pequeño infierno donde todos fuimos castigados –o bendecidos- con una metralleta de metal industrial. Ojalá que este no sea el grito final de Ministry y que podamos verlos de vuelta en estas tierras, en mejores condiciones, tanto para la banda como para el público, porque lo de anoche pudo haber sido un verdadero desastre, que se salvó exclusivamente por la potencia de la banda y la entrega de los asistentes.

Setlist

  1. Hail To His Majesty
  2. Punch In The Face
  3. PermaWar
  4. Fairly Unbalanced
  5. Rio Grande Blood
  6. Señor Peligro
  7. LiesLiesLies
  8. Waiting
  9. Worthless
  10. Life Is Good
  11. N.W.O.
  12. Just One Fix
  13. Thieves
  14. So What
  15. Khyber Pass

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Luis Marchant

Enlace corto:
(8)
  1. Scarlette says:

    Buenísimas fotos..!

  2. Manso review, graficando al hueso lo ocurrido en el hoyo infernal en que se transformó la disco.

  3. Christian says:

    Completamente de acuerdo con este review, creo que jamás había sudado tanto en un concierto

  4. Flux says:

    Debió ser en el caupolican, y me quedo con las palabras del review ” productoras como estas no debieran existir” son una vergüenza para las bandas que vieren desde afuera. Ministry fue un combo en el hueso del hocico, agradecido de sobrevivir.

  5. dario says:

    estuve adelante y no se escuchaba nada la voz solo saturacion .. la seguridad como las weas puro cafichando uñetas y ademas se robaban las que regalaban al publico..cuando el de ministry le regalo la chela un compadre el weon de seguridad del paño en la cabeza iva puro robarsela…de echo ay un video donde se ve el weon viendo mas el concierto que preocupado dela seguridad..el lugar parecia horno ..y aparte he leido muchos reclamos por el palco que estaba en peores condiciones..ojo ese palco despues del terremoto quedo cerrado por que quedo dañado osea si hubiera pasado un accidente quein responde la productora se lavaria las manos ..pesimo lugar para ver conciertos es la blondie

  6. katibel says:

    buenas fotos…. al menos algo; ya que no vi nada!!!! no pude ingresar más allá del pasillo de la barra para tomar unas cervezas (de paso caro: $2.000 la lata de escudo), no se podía pasar más adelante por motivos de multitud y de paso falta de aire… fue fastidioso el lugar de cambio, mal sonido y obvio olores, encuentro que fue una falta de respeto al público que llevamos más de 20 años siguiéndolos … espero que realmente vuelvan algún día a un lugar

  7. ruben says:

    estuvo la raja estuve en cancha devio ser en otro lado

  8. Punketa says:

    Sebastian total y absolutamente de acuerdo con lo que escribiste!!!!!

Comentar

Responder