Mark Lanegan Band: El hombre con la garganta de hierro

Lunes, 1 de Junio de 2015 | 1:38 pm | Comentarios (2)
Mark Lanegan Band: El hombre con la garganta de hierro

Es imposible erradicar el semblante de Mark Lanegan de la poderosa voz que exhibe. El norteamericano, de caminar bamboleante y reticente a las luces directas sobre su rostro, parece ser un tipo renuente a mostrarse y a exhibir lo que es, pero al mismo tiempo, a través de su voz, presenta a un hombre directo y sin tapujos. Es esta dicotomía con felices resultados la que nos encontramos en el escenario de un Teatro Cariola casi lleno en su cancha, en la noche fría del domingo que cerró el mes de mayo, ocasión en la que Mark Lanegan volvía con su banda tras tres años de ausencia.

MARK LANEGAN CHILE 2015 05

El show partió a las 21:10 horas, casi puntual, con Lanegan en el micrófono y su guitarrista Jeff Fielder a su lado, de forma sencilla, oscura y muy directa, con un tridente de canciones que fueron escuchadas con luces tenues y emociones fuertes. “When Your Number Isn’t Up” fue el puntapié inicial que denotó la fuerza intacta en la voz de Mark, con una garganta que parece biónica de lo potente y estable que suena. Lo mismo surge en la tenebrosa “Judgement Time”, donde Lanegan además se recarga de solemnidad mientras la guitarra, lenta y ceremoniosa, marca a fuego las sombras en el viento, para dar paso a “Low”, otra canción de tintes potentes, aunque más catártica que las anteriores, pasaje preciso para dar paso al ingreso del resto de la banda al escenario para entregar una rendición portentosa de “Phantasmagoria Blues”.

MARK LANEGAN CHILE 2015 02

Lanegan exhibe rasgos de crooner y eso le sienta bien, porque el magnetismo que exhibe en el escenario permite que las canciones menos conocidas de su repertorio generen igual capacidad de interés de los observadores a la distancia que su material más antiguo, y así “No Bells On Sundays” del EP homónimo que acompañaba a su último trabajo, “Phantom Radio” (2014), generaba similares sensaciones que canciones de hace casi 15 años, como “One Way Street”. Y es que el cantante y su banda consiguen que la potencia no decaiga en ningún momento, lo que es notable considerando la variedad de sonidos y tempos tocados a lo largo de la presentación. Hay pocas pausas en el show, pero de todas formas Lanegan se da el tiempo de agradecer al público su “gentileza” varias veces, y es que, claro, por un lado tenemos a este crooner que prefiere la oscuridad y una pose constante, y por otro a un artista que gusta del contacto con su público, tal como quedó demostrado tras un masivo meet & greet posterior al show para firmar su merchandising.

MARK LANEGAN CHILE 2015 01

El sonido que ha establecido la banda de Lanegan es claro, y va en una dirección mucho más moderna con los sintetizadores como parte clave de la construcción narrativa de las composiciones, y esto ha sido traspasado a muchas canciones anteriores, lo que funcionó especialmente en la ya mencionada “One Way Street”, pero donde esta versatilidad tiene más alma es en el cover de The Twilight Singers, “Deepest Shade”, de la banda del amigo de Lanegan, Greg Dulli, y que Mark ya había versionado en su álbum “Imitations” de 2013. La versión está llena de sentimiento y de fuerza, no sólo en la garganta de lata del cantante, sino que también en la cadencia del romanticismo de la pieza por parte de la banda. Esta alma sólo podría ser vista posteriormente en la rockera “Black Rose Way”, original de Screaming Trees, o en la tremenda “Hit The City”.

MARK LANEGAN CHILE 2015 04

Es llamativo el sonido que adquieren los sombríos tracks de “Phantom Radio” en vivo, totalmente abiertos en el espacio, con más peso y más materialidad, perdiendo un tanto las atmósferas, pero ganando en capacidad de generar interés. Especialmente buenas fueron las versiones de “Harvest Home” y la grandiosa y meticulosa “Floor Of The Ocean”, que es por lejos la más electrónica que sonará en la noche, y cuya potencia logra que incluso los fanáticos de la época más rockera de Lanegan aplaudan sin discusión alguna.

MARK LANEGAN CHILE 2015 03

El único momento en el que Lanegan dejó de sostenerse en el micrófono como tradicionalmente lo hizo para ir detrás del escenario un par de ocasiones en medio de “Riot In My House”, probablemente para pedir lo que luego debió decir en frente del público: “no pongan la luz en mi cara, sólo iluminen mi espalda. Gracias”. Luego de eso, que para muchos artistas significaría un declive en la energía, Lanegan siguió como si nada despachando una gran versión de “Harborview Hospital”.

MARK LANEGAN CHILE 2015 07

El main set terminó con “Death Trip To Tulsa”, de su último disco, y con una rockera y directa versión de una de las mejores canciones de “Bubblegum” (2004), “Methamphetamine Blues”, que sonó muy pesada y muy bien. Así, el público quedó arriba y pidió de inmediato el bis, que llegaría rápidamente con el guitarrista entrando y con Lanegan agradeciendo el apoyo. Tocaron una versión a pura guitarra de “Bombed”, una de las sorpresas de la noche, antes del ingreso de la banda para dos temas de su último registro: la sentida “I Am The Wolf” y la inquietante “The Killing Season”, para despedirse alegremente, tras una hora y 22 minutos de show, y veinte canciones de gran música.

MARK LANEGAN CHILE 2015 06

Es importante mencionar que el sonido del Teatro Cariola sigue con su evolución, esta vez con la instalación de un nuevo sistema de amplificación que entrega un sonido tan demoledor como claro, haciendo que este recinto sea cada vez mejor para eventos musicales, lo cual es una buena noticia para la música en vivo en Chile. Mark Lanegan entregó en este escenario un show sólido, construido sobre canciones infalibles y con una interpretación tan justa como exquisita. Su banda también merece aplausos al generar el contexto adecuado para el lucimiento de la voz invariable y llena de crudeza de Lanegan, y esperamos ya el retorno del artista con más y nuevas propuestas, porque Mark no se quedó pegado en el pasado, aunque sus excelentes maneras en el micrófono sigan siendo las mismas.

Setlist

  1. When Your Number Isn’t Up
  2. Judgement Time
  3. Low
  4. Phantasmagoria Blues
  5. No Bells On Sundays
  6. The Gravedigger’s Song
  7. Harvest Home
  8. Deepest Shade (original de The Twilight Singers)
  9. One Way Street
  10. Hit The City
  11. Riot In My House
  12. Harborview Hospital
  13. Floor Of The Ocean
  14. Torn Red Heart
  15. Black Rose Way (original de Screaming Trees)
  16. Death Trip To Tulsa
  17. Methamphetamine Blues
  18. Bombed
  19. I Am The Wolf
  20. The Killing Season

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Praxila Larenas

Enlace corto:
(2)
  1. ML says:

    Lo del sonido… mmm… varias canciones sonaron muy mal mezcladas, con el bajo muy fuerte y la guitarra prácticamente muda. El problema partió en “The Gravedigger’s Song”, que ciertamente sonaba potente, pero con un bajo demasiado presente, comiéndose a la guitarra y los teclados y se prolongó durante mucho rato. El problema era patente porque el baterista pidió en más de una ocasión que disminuyeran al bajo y subieran la guitarra.

    • SOMD says:

      Este me quito las palabras de la boca! ….pero a pesar de los problemas de balance en la mezcla (pues a veces la caja parecia que estuviese tocando el concierto el jueves y no el domingo y el ampli del guitarrista estuviese sonando desde portugal con la alameda) en ningun momento lograron romper la magia entre el show y el publico, ni siquiera las arrancadas de libreto del iluminador!. Excelente show!

Comentar

Responder