Los Fabulosos Cadillacs: Una espera que valió la pena

Domingo, 10 de Noviembre de 2013 | 6:53 pm | Comentarios (1)
Los Fabulosos Cadillacs: Una espera que valió la pena

Un repleto escenario Transistor no hace otra cosa que evidenciar la capacidad innata que tienen Los Fabulosos Cadillacs para movilizar público en grandes cantidades, soportando inclusive la baja temperatura que a esa hora azotaba el Club Hípico, donde claramente la novedad de la propuesta no constituye uno de sus atractivos principales, con más de una docena de presentaciones en nuestro territorio y otras tantas con Vicentico en solitario, la motivación que despierta ver nuevamente a los trasandinos en vivo se justifica más en su estatus de ídolos, alzándose como una de las bandas insignes de la música argentina, un testimonio viviente de la época más esplendorosa del rock del otro lado de la cordillera. No es mera casualidad que hayan sido seleccionados como el plato principal del festival Frontera: la fidelidad de sus fanáticos y la calidad de sus shows auguran un cierre cargado de dinamismo e intensidad.

LOS FABULOSOS CADILLACS FRONTERA 2013 01

Son las 00:25 hrs. en el gélido Club Hípico, y miles de cuerpos se alzan frente al escenario Transistor esperando estoicamente el comienzo del show de los trasandinos. Algunos simplemente han optado por acurrucarse en el suelo y esperar que llegue pronto el momento cúlmine de la jornada. Durante todo el día el sacrificio no ha sido menor, pero lo cierto es que la recompensa tampoco lo será. Se apagan las luces y comienza a sonar la música de James Bond, augurando el comienzo de la fiesta, el que se concreta con el ingreso de ocho músicos a escena, que de inmediato arremeten con toda la fuerza de “El Muerto” y en cosa de segundos eleva la temperatura del recinto, destacando el poderoso sonido de los bronces liderados siempre por Sergio Rotman, y los reiterados y sólidos cambios de ritmo. Sin dar tregua comienza a sonar la psicodélica melodía de “Il Pajarito” y el ritmo a medio tiempo de “Los Condenaditos”, que por unos instantes bajan las revoluciones de los asistentes, permitiendo recobrar fuerzas para recibir toda la energía de “Demasiada Presión”, que hace aparecer miles de voces en toda su magnitud, resonando con potencia en cada rincón del recinto. La solidez de la banda se refleja en la perfecta instrumentación de la pieza, resaltando el sonido de la trompeta de Daniel Lozano.

LOS FABULOSOS CADILLACS FRONTERA 2013 02

El teclado de Mario Siperman marca la introducción de la lúdica melodía de “Calaveras y Diablitos”, donde la voz de Vicentico suena nítida y bien trabajada, algo que hace un par de años parecía una quimera. “El Genio Del Dub” vuelve a despertar a cada una de las almas presentes en Frontera, las que utilizan el baile como excusa para escapar del frío reinante, transformando la pista central en una marea de cuerpos danzantes. Una sensible interpretación de “Sábato”, apoyada con la proyección de un video en la pantalla central, marca el puente hacía la enérgica “Piazzolla”, donde las secuencias de cuerdas suenan precisas e intensas. Los Fabulosos Cadillacs no dan pie al relajo, y sin mediar transición golpean con toda la milonga de “Padre Nuestro (Quiero Ver Amanecer)”, transformando rápidamente el Club Hípico en una improvisada pista de baile. La otra cara de la moneda llega de la mano de todo el sentimiento y sensibilidad de “Siguiendo La Luna”, con ese característico tono nostálgico que sólo Vicentico sabe imprimir, sumado a la complicidad de todo el público que corea al unísono cada una de las líneas de la canción.

LOS FABULOSOS CADILLACS FRONTERA 2013 03

El inconfundible sonido de los bronces marca el comienzo de “Manuel Santillán, El León”, y todo el recinto estalla en una explosión de energía, teniendo como epicentro cada una de las voces que acompañan la melodía, y las poderosas secuencias de cuerdas. Las buenas vibras continúan siendo protagonistas, ahora con la entretenida y contagiosa melodía de “Carnaval Toda La Vida”, para posteriormente contraatacar con la vibrante “Carmela”, que no convence del todo, dando respiro a una presentación prácticamente carente de puntos débiles, con una instrumentación exquisitamente depurada.

LOS FABULOSOS CADILLACS FRONTERA 2013 04

La energía se vuelve a tomar el recinto, siendo el riff de “Mal Bicho” el encargado de desatar la euforia, con un Vicentico que marcha en el centro del escenario y Flavio Cianciarulo apoyando activamente con las voces. Es justamente en este punto que se empieza a evidenciar quizás el único punto negro de la presentación: la música de Bosnian Rainbows proveniente del escenario Pepsi empieza a interrumpir la presentación de los Cadillacs, una consecuencia lógica de la mala distribución de los escenarios, incomodando de sobremanera a Vicentico que no oculta su molestia. Es tanta el disgusto del frontman que pide hacer silencio para, a partir de eso, desatar una tormenta y después estallar en un torbellino de intensidad que opaca por completo el sonido de cualquier visitante indeseado. La potencia sigue en aumento con el sonido de la batería de Fernando “Nando” Ricciardi que marca el comienzo del ya clásico “Matador”, que hace bailar y cantar a los incombustibles fanáticos que, a pesar de lo duro de la jornada, siguen igual de motivados. Con un seco “¡Chao. Gracias!”, Vicentico se despide del público chileno para desaparecer junto a la banda tras bastidores.

LOS FABULOSOS CADILLACS FRONTERA 2013 05

Tras un par de minutos de ausencia, la banda retorna en medio de la ovación de los fanáticos, y en esta ocasión el Sr. Flavio es quien se apodera del micrófono para interpretar una entretenida versión de “The Guns Of Brixton”, cover de The Clash. Vicentico vuelve a asumir el protagonismo y sigue ofuscado por el ruido que llega desde el otro escenario, lanzando insultos que sacan más de alguna sonrisa de entre el público. El vocalista pide que lo acompañen con las segundas voces del siguiente tema, y empieza a sonar “Vasos Vacíos” desatando la alegría de los presentes que cantan con fuerza cada una de las líneas que alguna vez interpretó Celia Cruz. El show comienza a entrar en su ocaso, pero eso no representa un obstáculo para que suene con potencia la música de “El Satánico Dr. Cadillac”, que tiene uno de sus puntos más brillantes en el exquisito solo de bajo que ofrece Flavio. La guinda de la torta corre por cuenta de “Yo No Me Sentaría En Tu Mesa”, canción que consume las últimas reservas de energía, haciendo saltar, cantar y bailar a un extasiado público, que de esta manera ve coronado su esfuerzo. Los Fabulosos Cadillacs se despiden en el centro del escenario y un aluvión de aplausos los envuelve en una muestra inequívoca de cariño y devoción.

LOS FABULOSOS CADILLACS FRONTERA 2013 06

Lo vivido esta noche en el Club Hípico fue especial, una perfecta comunión en torno a una de las bandas más emblemáticas del rock en español, durante 90 minutos nada más que eso importó, ni la fila eterna para acceder al recinto o comprar comida, el exceso de polvo o la mala distribución de los escenarios, todos estos factores pasaron a un segundo plano, delegando el protagonismo excluyente en la figura de Los Fabulosos Cadillacs, quienes de la mano de una exquisita selección de sus grandes éxitos y un sonido demoledor, hicieron vibrar a los miles de fanáticos que vieron recompensada su devoción. Es así como quedará grabado un nuevo paso por Chile de Vicentico y compañía, esperando que no sea la última de sus visitas, porque son precisamente estos momentos los que le dan sentido a los eventos masivos.

Setlist

  1. El Muerto
  2. Il Pajarito
  3. Los Condenaditos
  4. Demasiada Presión
  5. Calaveras y Diablitos
  6. El Genio Del Dub
  7. Sábato
  8. Piazzolla
  9. Padre Nuestro (Quiero Ver Amanecer)
  10. Siguiendo La Luna
  11. Manuel Santillán, El León
  12. Carnaval Toda La Vida
  13. Carmela
  14. Mal Bicho
  15. Matador
  16. The Guns Of Brixton (cover de The Clash)
  17. Vasos Vacíos
  18. El Satánico Dr. Cadillac
  19. Yo No Me Sentaría En Tu Mesa

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Sebastián Rojas

Enlace corto:
(1)
  1. por “Quiero Ver Amanecer” se refieren a “Padre Nuestro”? …

Comentar

Responder