Lollapalooza Chile 2017: The Weeknd

Lunes, 3 de Abril de 2017 | 5:43 pm | No hay comentarios
Lollapalooza Chile 2017: The Weeknd

Lollapalooza plantea una vitrina súper amplia en cuanto a estilos musicales. Es cada vez más común verlo como un festival ligado netamente al pop y la música que la está rompiendo en los rankings actualmente, producto de lo cual hemos tenido cuanto DJ pega en la radio o cuanta banda con un par de éxitos sonando en todos lados durante estos años. Bajo esa premisa, The Weeknd llegaba como uno de los headliners de esta séptima edición, con un excelente álbum como “Starboy” (2016) a sus espaldas y todos los elogios posibles en torno a su trabajo musical, el que se tomó el Itaú Stage como el broche de oro para ese escenario durante la jornada del domingo.

El público, en su mayoría femenino, esperaba impaciente hasta que comenzó el show y se desató la locura gracias al tremendo par de canciones que sonaron: “Starboy” y “False Alarm”, ambas de su último trabajo discográfico, el que evidentemente se llevó la mayor parte del setlist. Con una correcta banda de apoyo, el canadiense logró llevar lo mejor de su sonido a la experiencia en vivo. En tiempos donde la mayoría de los éxitos radiales son realizados íntegramente en un programa de edición, se agradece la sinceridad de un artista que intenta renovar y darle una visión diferente al R&B y el hip hop, suavizándolo y llevándolo a un estado más puro y calmo. El que para muchos es su mejor trabajo, “Beauty Behind The Madness” (2015), también se hizo presente en una parte considerable del show, con tracks como “Often”, “Acquainted” o “In The Night”, perfectos para los seguidores más acérrimos del artista.

Uno de los momentos más profundos de la presentación se vivió en “Earned It”, canción de la película “Fifty Shades Of Grey” que le valió una nominación a los premios Oscar en 2015 gracias a la tremenda calidad con que cuenta esta composición, consistente y matizada, muy por el contrario de la olvidable cinta. “Ordinary Life” fue seguida de un pequeño guiño a Lana Del Rey con “Stargirl Interlude”, mostrando luego un poco de hip hop en “Six Feet Under” y un recuerdo a algunas de sus colaboraciones con el medley compuesto por “Low Life” y “Might Not”, trabajos que realizó con Future y Belly, respectivamente.

Gracias a “The Morning”, parte de su primer mixtapeHouse Of Balloons” (2011), regresamos a los inicios del músico para luego desatar una verdadera vorágine de punteos en la guitarra, que junto a la impecable batería repasaron “Sidewalks”, la canción que The Weeknd realizó con el gigante Kendrick Lamar en “Starboy”. Luego de un repaso a “Secrets”, llegó la canción más esperada de la noche: “Can’t Feel My Face”, el éxito más importante del canadiense, y que fue coreado por la totalidad del público que presenció su show; ya fueran fanáticos o simples curiosos, nadie estaba ajeno a este tremendo hit extraído de “Beauty Behind Madness”. Como no podía ser de otra manera, “The Hills” remató la presentación de The Weeknd en lo alto, con el músico despidiéndose rápidamente y prometiendo regresar pronto a nuestro país.

A pesar de las constantes críticas que pueda recibir el pop, especialmente en Lollapalooza Chile, urge destacar que tuvimos la fortuna de ver a un tremendo artista en el mejor de sus momentos. The Weeknd se encuentra en todos lados, colaborando con los entes más relevantes dentro de su estilo y consolidando una carrera que se formó a pulso, con mérito propio y sin la ayuda de una gigante empresa discográfica. A principios de la década, The Weeknd ponía sus composiciones bajo descarga gratuita para darse a conocer; hoy, años después, su música se encuentra sonando en todos lados. Existe una diferencia muy distinta entre ponerse a cantar sobre una pista musical y contar con una consistente banda de soporte, brecha que The Weeknd pudo demostrar gracias a su show, porque el pop de masas sí puede ser interpretado omitiendo el excesivo uso de bases. Si las inevitables comparaciones con Michael Jackson o Justin Timberlake están justificadas, sólo queda paciencia, porque ya estamos viendo nacer a los íconos musicales de los que hablaremos en varios años más.

Por Manuel Cabrales

Fotos por Pedro Mora

Setlist

  1. Starboy
  2. False Alarm
  3. Glass Table Girls
  4. Party Monster
  5. Reminder
  6. Often
  7. Acquainted
  8. Rockin’
  9. In The Night
  10. Earned It
  11. Wicked Games
  12. Ordinary Life / Stargirl Interlude
  13. Six Feet Under
  14. Low Life / Might Not
  15. The Morning
  16. Sidewalks
  17. Secrets / Can’t Feel My Face
  18. I Feel It Coming
  19. The Hills

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Enlace corto:

Comentar

Responder