Lollapalooza Chile 2017: Cage The Elephant

Domingo, 2 de Abril de 2017 | 5:41 pm | No hay comentarios
Lollapalooza Chile 2017: Cage The Elephant

El VTR Stage recibió su primer show internacional de la mano de Cage The Elephant, banda norteamericana que concretó su tercera participación en la historia de Lollapalooza Chile. Luego de sus visitas de 2012 y 2014, los liderados por Matthew Shultz volvieron a entregar el enérgico y desenfrenado show al que están acostumbrados, algo que se centra en la rebeldía que expresa Matt junto a su hermano, el guitarrista Brad Shultz, quienes con su actitud son el foco de atención durante toda la presentación.

Lo sucedido a continuación pareció como un continuo déjà vu: tercera vez en Lollapalooza, tercera vez con un disco nuevo, tercera vez lanzándose al público, tercera vez desatando la locura en la elipse del Parque O’Higgins. Cage The Elephant repitió una fórmula ganadora para entregar su música, buscando mediante su sonido garage conectar con un público que no se encontraba precisamente a la espera de sus composiciones. “Cry Baby” abrió los fuegos mostrando el giro que intentaron dar con “Tell Me I’m Pretty” (2015), disco de estudio que pasó un tanto desapercibido, pero que con el tiempo ha ido tomando fuerza dentro de su catálogo. Una revisión al pasado con “In One Ear” y “Spiderhead” comenzó a afirmar el show, con Matt saltando para todos lados y Brad animando al público en todo momento.

A pesar de todo el desenfreno, es evidente la imagen más correcta que la banda adoptó durante el último tiempo. Tanto musical como visualmente, los oriundos de Kentucky se enfocaron en los sonidos más pausados que contiene su último LP, siendo canciones como “Too Late To Say Goodbye”, “Cold Cold Cold” o “Trouble” fieles muestras de aquello. A pesar del sonido más mesurado, la actitud de los hermanos Shultz no parece cambiar, ya que a la hora de tocar la archi coreada “Ain’t No Rest For The Wicked”, Brad tiró su guitarra de la nada, generando aplausos de parte del público.

Punchin’ Bag” fue el último track que interpretaron de su más reciente placa, continuando luego con favoritos de la talla de “Come A Little Closer”, “Cigarette Daydreams” y “Shake Me Down”, corte de su segundo álbum “Thank You, Happy Birthday” (2011). Como si no pudiese ser de otra forma, el caos y el desenfreno se sintió en “Teeth”, canción escogida para cerrar el show de la mejor manera posible, con Brad paseándose entre las primeras filas y Matt haciendo su característico crowdsurfing, que si bien no salió como esperaba, logró un momento de desorden dentro de toda la pulcritud y correcta organización que existía en el festival.

Sin duda, han sido cinco años muy productivos para Cage The Elephant, quienes demostraron en vivo cómo han logrado evolucionar a punta de interminables giras. Vivimos en un mundo dominado por los festivales, por lo que la combinación que muestra la banda es ganadora para este tipo de instancias. Atrás quedaron esos desordenados chicos con ropas viejas que tocaban de una manera poco ortodoxa: hoy Cage The Elephant es una banda con esencia propia, un sonido definido y una energía que les permite romperla en cualquier escenario donde se presenten. Pese a los altos y bajos, su carrera va en un ascenso permanente, y en nuestro país ya quedaron escritos con fuego en la historia de Lollapalooza Chile, un escenario que los vio nacer en la escena internacional y que ha sido testigo de todo su crecimiento a lo largo de los años.

Por Manuel Cabrales

Fotos por Pedro Mora

Setlist

  1. Cry Baby
  2. In One Ear
  3. Spiderhead
  4. Too Late To Say Goodbye
  5. Cold Cold Cold
  6. Trouble
  7. Ain’t No Rest For The Wicked
  8. Mess Around
  9. Punchin’ Bag
  10. Telescope
  11. It’s Just Forever
  12. Come a Little Closer
  13. Cigarette Daydreams
  14. Shake Me Down
  15. Teeth

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Enlace corto:

Comentar

Responder