José González: El silencio de la música

Viernes, 23 de Noviembre de 2012 | 5:07 pm | No hay comentarios
José González: El silencio de la música

Hace algunos meses se anunciaba a José González como parte del cartel de Primavera  Fauna 2012. Primero actuando en el escenario latino y posteriormente movido al anglosajón. Con esto, muchos comenzamos a pensar que quizás le sería difícil a un tipo como González, dar con la atmósfera necesaria entre tanta hiperventilación provocada en un festival, y sobre todo, teniendo bandas con tanta energía al otro extremo como Pulp, The Walkmen y Dinosaur Jr. Entonces, se hacía casi necesario e imperativo una velada como la que hubo en Amanda. Algo lúgubre, suave, silencioso, sin tanta algarabía como se podría esperar de Primavera Fauna. Algo que sólo conectara a su público más fiel, con esa voz reverberada que resuena por doquier.

Y así, veinte minutos más tarde de lo pactado, aparecería González casi tímido por uno de los rincones del escenario del Amanda, para sentarse silenciosamente en una especie de set de televisión montado como un living de una casa. Con sitiales y alfombras. Así partiría con “Suggestion”, un recuerdo instrumental de su EP “Remain” (2007). De ahí, todo tomaría un in crescendo  leve, con clase, y la prueba fehaciente de cómo un hombre que no ha sido precisamente un prolífico de su era, con un par de discos en solitario, unos cuantos EP’s,  y una que otra colaboración, ha recibido tal reconocimiento.

El paso de la calma de la guitarra acústica de “Storm”, “Hints” y “Fold”, pasarían plácidamente hasta llegar a “Far Away”, y la inclusión de tres músicos que acompañarían a González en programaciones muy leves y justas todo como adorno a la voz de González, que cada vez que anuncia ir lejos, lo hace como si estuviese inserto en un espacio realmente gigante, con nadie en su interior más que él. Pero no es así, somos todo el resto un adorno del lugar, que aguarda en silencio cada cambio, hacia “Time To Send Someone Away”, y ese ápice de tropicalismo que suena a cargo de la percusión; las palmas se hacen necesarias, y la gente que fue a ver el show (más adelante nos referiremos a eso) participan felices de esos vestigios latinos que ruedan por las cuerdas de nylon.

Sin duda, esta es la parte del show donde las revoluciones más se aceleran, guardando las proporciones para alguien como González. Es así como se hace notoria esta aceleración rítmica por parte de “All Your Deliver” y “Lovestain”, en donde el músico sueco-argentino entona de forma menos difusa sus letras, y deja de lado el sonido reverberante que lo envuelve todo el tiempo. Una vez más volvemos a ritmos más hispánicos con “Remain”, donde el rasgueo de la guitarra se tiñe de colores andaluces, junto a los leves timbales, y donde se añade el toque latino a una revelación folk.

“Hand O Your Heart” sería la antesala para una serie de canciones que, sin duda, fueron de las más esperadas de la noche. “Crosses”, uno de los puntales de “Veneer” (2007),  y luego el turno de su mayor éxito, “Heartbeats”, en donde vuelve a la soledad de su guitarra, y logra un sonido conmovedor para (casi) toda la audiencia. En “Cycling Trivialities”, José vuelve a hacerse acompañar por sus amigos músicos, como él mismo lo anuncia. Para dar un último respiro con su propia interpretación a “Teardrop” de Massive Attack. Una canción que ya es habitual hace varios años, y que incluso está incluida en el disco de 2007, “In Our Nature”. Un cover que sin duda logra cambiarle absolutamente la cara en vivo a su original, pero que mantiene el espíritu de su antecesora en versión trip hop.  González agradece y desaparece, para volver en escasos minutos con una última triple entrega. “Down The Line”, junto a las palmas nuevamente y un par de inclusiones inesperadas por parte del público. “Always”, de su banda Junip, con un sonido mucho más multi-timbral y una oferta bastante distinta al resto del show. Y un segundo cover, “Smaltown Boy” de la agrupación synth pop Bronksi Beat. Una sorpresa que no estaba contabilizada en la lista oficial.

Los seguidores de González necesitaban una cita íntima, donde ningún acorde se perdiera entre la multitud y el sol primaveral. Y Amanda cumplió con las expectativas planteadas desde un comienzo. No fue una fiesta, fue una cena, una conversación en el living de González. La desnudez casi completa que logra con su música es casi concreta, y a ratos logra encantar a cada uno de los presentes.

A pesar que la audiencia en su mayoría fue a calmar sus ansias por la suavidad de las composiciones, una vez más sufrimos de ese reducido, pero molesto público que, a un show tan silencioso como el de González, sólo añadieron ruido, llegando al punto de que el resto del público hiciera callar a más de alguno que claramente no fue a oír su música. La noche de José González fue una serie de sensaciones intensas y suaves al mismo tiempo. Queremos nuevo material y vislumbrar la evolución de la cuasi tonada, pero mientras siga regalando noches como esta, seguiremos esperando ansiosos y sin problemas.

Setlist

  1. Suggestions
  2. Storm
  3. Hints
  4. Fold
  5. Far Away
  6. Time To Send Someone Away
  7. All You Deliver
  8. Lovestain
  9. Remain
  10. Hand On Your Heart
  11. Crosses
  12. Heartbeats
  13. Cycling Trivialities
  14. Teardrop
  15. Down The Line
  16. Save Your Day
  17. Always
  18. Smalltown Boy

Por Pamela Cortés

Fotos por Julio Ortúzar

Enlace corto:

Comentar

Responder