Incubus: Una fórmula infalible

Miércoles, 18 de Diciembre de 2013 | 12:08 pm | Comentarios (30)
Incubus: Una fórmula infalible

Los fanáticos de Incubus tuvieron que esperar más de tres años para tener a sus ídolos de vuelta, retorno que se hacía más que necesario para borrar el amargo sabor que dejó su última presentación en territorio nacional en el contexto de Maquinaria Festival (2010), sin lugar a dudas el más bajo de los cuatro shows que los californianos han ofrecido en nuestro país. La tercera visita de los liderados por el carismático Brandon Boyd se enmarca en la primera versión de Santiago Summer Fest, evento que se lleva a cabo en la Pista Atlética del Estadio Nacional.

INCUBUS CHILE 2013 01

Dentro de las novedades que proponen los californianos de Incubus, en comparación con sus anteriores presentaciones en Chile, está la inclusión de temas de su séptimo y último álbum de estudio, “If Not Now, When?” (2011), el que si bien es cierto no gozó del beneplácito de la crítica especializada, sirvió para mostrar una nueva faceta del quinteto. A falta de cinco minutos para las 22:00 hrs. una cuenta regresiva se fijó en la pantalla principal, al centro del escenario, haciendo crecer la expectación de los miles de fanáticos que llegaron a la cita. Cuando se agotaron los segundos del contador, las luces del recinto se apagaron para dar paso al ingreso de cada uno de las piezas que estructuran Incubus, quienes son recibidos en medio de una cerrada ovación y una lluvia de aplausos. La melodía a medio tiempo de “Quicksand” es la encargada de abrir los fuegos, con un público un tanto dubitativo que recién empieza a calentar motores. La demoledora batería de José Pasillas sube la apuesta con “A Kiss To Send Us Off”, que de la mano de sólidas secuencias de cuerdas empieza a sacar a los fanáticos de su letargo. Los primeros acordes de “Megalomaniac” bastan para llenar el ambiente de energía e intensidad, subiendo rápidamente las revoluciones, motivando la aparición de cuerpos saltantes y voces que acompañan los coros. El video de la canción complementa el cuadro, mientras Chris Kilmore ofrece lo mejor de su repertorio de efectos.

INCUBUS CHILE 2013 02

¡Hi, Chile. Muchas gracias!”, son las primeras palabras que Brandon Boyd dedica a sus fanáticos, para posteriormente dar paso a una delicada introducción de bajo por parte de Ben Kenney que crece en intensidad hasta convertirse en “Nice To Know You”, canción que en base a un sonido potente hace vibrar a cada uno de los asistentes, que también se comprometen con el canto. El frontman aprovecha de mostrar su destreza en el yembe y se muestra mucho más suelto en el escenario, tras un comienzo un tanto estático. La sensible melodía de “Adolescents”, el primer single de su última producción, llena el ambiente de sentimiento y vitalidad, con precisas secuencias de cuerdas ejecutadas por Mike Einziger que adornan a la perfección la pieza. La participación del público vuelve a decaer un par de peldaños con “Made For TV Movie”, que a pesar de la potencia de la batería no logra despegar, teniendo su punto más destacado en la interpretación de un fragmento de “Hello”, original del legendario Lionel Richie. Boyd invita a contemplar la hermosa luna que adorna el cielo capitalino, aullando como un lobo en un gesto que es aplaudido por cada uno de sus devotos seguidores. La velada continúa con la presentación de otro de los clásicos de Incubus, “Talk Shows On Mute”, tema que consolida la conexión con el público, quienes cantan al unísono y apoyan con las palmas, todos al ritmo que impone la depurada voz de Brandon.

INCUBUS CHILE 2013 03

Todo la Pista Atlética estalla con la inclemente energía de “Anna Molly”, con la batería de Pasillas golpeando con una fuerza inagotable y precisas secuencias de Einziger y Kenney, que no hacen otra cosa que despertar a un público que hasta ese punto no se había visto tan entusiasmado. El escenario se vuelve a llenar de sentimiento con la psicodélica interpretación de “In The Company Of Wolves”, melodía que recibe el acompañamiento de una lluvia de luces que danzan sobre la pantalla, capturando la atención de miles de almas que se rinden al sonido de Incubus sin oponer resistencia. En una primera instancia, la distorsión y cambios de ritmo de “The Warmth” no logran mantener la atención de todos los sentidos inquisidores, hasta que sube el tempo de la canción y contraataca con potentes ráfagas sónicas. “Drive” destaca por la soltura de los músicos: por un lado Boyd que se calza una chupalla que recibió desde la cancha, y por el otro Kenney que, sentado sobre el amplificador, pareciese sentirse como en su casa. Todos cantan configurando una única voz, mientras Einziger se luce con certeras transiciones. Mientras el bajista Ben Kenney se prueba la chupalla que le facilitó Brandon, se produce uno de los momentos más esperados por las fanáticas del vocalista, se quita su polera, quedando a torso desnudo y desatando un torbellino de eufóricos gritos cargados de progesterona.

INCUBUS CHILE 2013 04

El energético riff de guitarra de Einziger marca el comienzo de “Privilege”, donde los fanáticos se funden en un ritual de saltos, quedando marcados a fuego por la fuerza de la batería y las excelentes secuencias de Chris Kilmore, que muestra un manejo sobresaliente de la mesa, dando una verdadera cátedra de scratching. La solidez del bajo marca la base rítmica de “Warning”, para posteriormente recibir el acompañamiento de toda la potencia de la batería que rápidamente establece una complicidad con los asistentes, quienes en un acto reflejo acompañan con las voces cantando al unísono. Los primeros acordes de “Dig” son suficientes para que miles de voces caigan sobre el escenario como una avalancha invisible, impulsando una de las interpretaciones más hermosas de la noche. El repaso por la discografía de Incubus continúa con “Vitamin”, para proseguir con otro de los grandes éxitos de la banda, “Pardon Me”, pieza que destaca por su ritmo potente y dinámico, además de los precisos matices y texturas que inyecta Kilmore con sus efectos, configurando así otro de los puntos altos del show. Como si las revoluciones no estuviesen lo suficientemente elevadas, llega el turno de “Wish You Were Here”, que nuevamente hace estallar el recinto de Ñuñoa, con miles de voces amalgamadas en un único coro.

INCUBUS CHILE 2013 05

El bajo de Kenney vuelve a brillar en “Sick Sad Little World”, deslumbrando por sus precisas secuencias que rápidamente hacen saltar y bailar a la mayoría de los actores. La guitarra de Einziger aporta con los cambios de ritmo, mientras la potencia y el volumen corren por cuenta de Pasillas, apoyado en la percusión por el propio Brandon Boyd que muestra su cara más multifacética. La banda se despide en medio de aplausos y una agradecida ovación. Durante varios segundos el escenario se llena de silbidos y gritos que reclaman el retorno de sus ídolos, quienes vuelven para ofrecer la última parte de su memorable presentación. Boyd indica que este es el último show de la gira y que no imagina un mejor lugar para haberla terminado, en una frase que raya en el cliché pero que sirve para afianzar la conexión con el público chileno. El frontman se cuelga la guitarra para interpretar “If Not Now, When?”, no logrando despertar del todo a sus fanáticos ansiosos de éxitos, percepción que rápidamente se diluye con “Are You In?”, en donde todos enloquecen, acompañando con las palmas y voces, y que cuenta con la particularidad de la interpretación de un fragmento de la canción “Riders On The Storm” de The Doors. El último capítulo de esta historia lo escribe la rápida melodía de “A Crow Left Of The Murder”, que hace vibrar a los miles de fanáticos que agotan sus últimos cartuchos al ritmo de magistrales secuencias de guitarra y bajo, además de una batería que golpea con la fuerza de un huracán, bajando el telón con algunos segundos del tema “I Want You (She’s So Heavy)” de The Beatles. Incubus agradece la fidelidad y se despide del público chileno en medio de una ovación que fluye desde cada rincón de la Pista Atlética del Estadio Nacional. Ojalá no tengan que pasar otros tres años para tenerlos de vuelta.

INCUBUS CHILE 2013 06

Tras su arrollador paso por esta primera versión del Santiago Summer Fest, queda claro que Incubus es una máquina perfectamente bien afinada, combinando de excelente manera el carisma de Brandon Boyd con el talento y solidez de cada uno de los músicos que fundamentan la banda, verdaderos maestros al mando de sus instrumentos. Los nativos de Calabasas dominan al revés y al derecho la fórmula, es por esto que podrán volver a nuestro territorio cuantas veces lo deseen y el desenlace será siempre el mismo: miles de extasiados fanáticos rendidos a sus pies, clamando por un poco más de Incubus. En lo que respecta al setlist que presentaron, no es mucho lo que se les puede reprochar, quizás la inclusión de algún corte de su primer disco, “Fungus Amongus” (1995), como guiño a los fanáticos más nostálgicos, pero en líneas generales el show rayó en la perfección, con un poco menos de dos horas de música, en las cuales hicieron un repaso por lo más selecto de su catálogo, haciendo hincapié en dos de sus álbumes más exitosos “A Crow Left Of The Murder” (2004) y “Light Grenades” (2006).

INCUBUS CHILE 2013 07

La quinta presentación de Incubus en suelo chileno fue un verdadero lujo, postulando merecidamente a meterse en el ranking de los mejores shows de 2013. Quizás el único punto negro que deja esta jornada, es que durante largos pasajes del show no existió una total complicidad entre los fanáticos y la banda, no siendo el afán de este redactor entrar en polémicas respecto a cuáles son los factores que conspiran a que se produzca este fenómeno, puede ser el recinto seleccionado o tal vez la segregación de la cancha, lo cierto es que en los primeros tres shows de Incubus en Chile la conexión fue total, algo que al menos esta noche no se replicó.

Setlist

  1. Quicksand
  2. A Kiss To Send Us Off
  3. Megalomaniac
  4. Nice To Know You
  5. Adolescents
  6. Made For TV Movie
  7. Talk Shows On Mute
  8. Anna Molly
  9. In The Company Of Wolves
  10. The Warmth
  11. Drive
  12. Privilege
  13. Warning
  14. Dig
  15. Vitamin
  16. Pardon Me
  17. Wish You Were Here
  18. Sick Sad Little World
  19. If Not Now, When?
  20. Are You In?
  21. A Crow Left Of The Murder

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Praxila Larenas

Enlace corto:
(30)
  1. Andrea says:

    Increíble concierto! al leer la columna me sentí nuevamente feliz de haber estado ahí!!

  2. Paz Tobar says:

    Que hermosa las fotos, envidio tanto al que las tomó, algún día trabajaré en eso. Saludos!

  3. Andrés Cartagena says:

    Quizás la falta de complicidad viene dada, porque (sin ponernos misógenos) muchas van sólo a gritarle al vocalista, transformando un concierto de primer nivel, en algo que se ve en las peores noches del Festival de Viña. Esa banalidad e histeria, no sólo molesta a los asistentes que esperan música, sino que quizás también a la banda.

    Incubus cuenta con un excelente repertorio de principio a fin, por lo que podrían tocar más clásicos en lugar de hits radiales acompañados de videos. No obstante un excelente sonido, por lo que fue un gusto escuchar canciones que no habían tocado antes en nuestro país.

    • Alan says:

      Tienes razón, a veces llega a dar rabia tanta mina gritando por Brandon, uno va a ver show de la banda completa y no a pedir que el weon se quite la ropa. Punto aparte es que hay gente que pasa todo el concierto con cámaras o celulares y lo que menos se preocupan es del show, ayer había un weon grabando con dos cámaras y no me dejaba ver.

      • Andrés Cartagena says:

        Espero que hayan sido al menos cámaras semi profesionales, porque cuando el registro se ve mal y escucha mal, dan ganas de simplemente tirárselas al suelo

    • Comparto lo de las chiquillas q van a ver al vocalista, pero también hay que tomar en cuenta a todos aquellos que van esperando que toquen mil veces wish you were here porque es la única canción que se saben.

      • Absolutamente de acuerdo contigo Paula, lleno de niñas que solo esperan a Boyd sin polera y que quieren escuchar el típico tema q tocan en la radio, pero coincido también con lo que dice Gustavo al final de la nota, el recinto no ayuda mucho al agrupamiento de los fans reales, la división de cancha es una lata, yo viví el concierto desde muy atrás, veía muy bien, bailé, salté, me emocioné, lloré, pero rodeada de gente que no sabia mas de dos canciones de la banda. Lo importante es que fue maravilloso verlos nuevamente, ojala no pasen 3 años más para tenerlos de nuevo en Chile, aunque dada la tónica desde el 2007, lo mas probable es estén de vuelta el 2016.

    • man says:

      apoyo todos estos comentarios, gente culia q va gritarle al weon, porq q mejor no se meten los dedos en silencio , lo otro VITAMIN fue un lujo ! , el precio de las entradas es tan alto que finalmente no se venden y se reparte cortesias entre locos que van por are you in? , conste que no soy de esos que se cree nada por el estilo, pero al unisono pidiendo ese tema?, xupen el peeko XD

    • Ambers says:

      +1 a esto, yo estaba al frente de Mike en primera fila y a mi izquierda había un grupo de amigas que solo fueron a gritarle a Brandon, no lo digo desde mi percepción, lo único que decían es que querían que saliera Brandon mijito rico, de hecho salió Incubus y no se sabían las canciones, solo repetían los coros y gritos (incluso enloquecieron por Anna Molly y lo único que cantaron fue “Anna Molly”). Ya, igual le grité ordinarieces a los chiquillos, pero canté, aplaudí, no me quedé estática, y no hay problema con que gasten 50 lucas en una entrada, pero, pucha, estar en primera fila solo para gritar hasta reventar tímpanos con tal de que el cantante te pesque… no se

  4. Me gustó el show, de acuerdo con lo de Fungus Amongus (con ganas de Funk), pero creo faltó un poco la critica a la calidad del sonido, la voz la primera mitad del show no se escuchó bien ecualizada, y el bajo producía una molesta interferencia cada vez que se tocaba con uñeta. (el que fue a escuchar y no a gritar puede que lo haya percibido) de la mitad en adelante el sonido mejoró muchísimo, y bueno fuera de cualquier gusto hay que reconocer que DMB sonó mucho mejor.

  5. Alvaro says:

    The Warmth y Vitamin lo mejor, de los 4 show que he visto, este es el que mas me ha gustado.-

  6. Luciano says:

    Sigo pensado que el show de la cupula a sido el mejor, mas intimo, mejor sonido y no con tanto weon popero.

  7. emilio says:

    una banda predecible que no deja nada para la sorpresa, de antemano sabras lo que van a tocar, tuve la oportunidad de verlos la primera vez que vinieron y con eso me bastó para quedar satisfecho, pintaban pa bandaza pero no sé en que momento se fueron a la mierda, es una banda que no puede dejar de tocar los hitazos por que o si no el show no les funciona, deberian retomar los temas del science y dejar de tocar weas amariconás, está bien el cambio de sonido y la evolucion musical, pero incubus teniendo excelentes musicos no sorprende de ninguna manera, digamos las weas como son y saquense el fanatismo por un segundo.

    • Alice in chains says:

      Si solo conoces el SCIENCE entonces no conoces nada de la banda, ese disco ya fue, lo discos posteriores han sido bueno, exceptuando el ultimo que es una mierda.

      • emilio says:

        y quien dijo que los ultimos discos son malos? simplemente estoy diciendo que es una banda predecible que sabes perfectamente lo que van a tocar, no pueden dejar de tocar los hitazos radiales por que el show no funciona… ¿en que parte dije que los otros discos son malos? weon con 0 comprension de lectura detected

    • Maca says:

      Aburrete con el S.C.I.E.N.C.E wn ohhh

  8. definitivamente buen show aunque cachaba la mitad de los temas por solo escuche hasta el morning view , pero filete el sonido

  9. Edd says:

    Como dicen los comentarios, una lata que mucha gente (sobre todo mujeres) sólo fuera para gritarle al “Brandon” o para grabar Dig…cuando tocaron temas como Vitamin, Warning, The Warmth y Privilege daba bastatnte pena y rabia que pocos supieran la letra :/

    Necesitan venir solos y que toquen los temas del Fungus y Science para ver a los verdaderos fans…pero difícil que pase con esta versión de BB

    • Debe ser la tónica de la pista atletica, en Blur paso lo mismo, daba pena ver gente callada en temazos.

      • emilio says:

        y eso que tocaron puros hitazos, esa es la tónica de los ultimos recitales “masivos” a los que he ido ultimamente, en the cure recuerdo perfectamente cuando al salir del estadio un par de weetas tenian el descaro de comentar ” esperaba más” jajajajajaja weones que van a puro sacarse la foto a la tocata y grabar el hit de radio, menos festivales y mas recitales solos !

  10. Sofía G says:

    Es verdad yo fui a puro cantar, estaba en segunda fila y casi morí con unas niñas que gritaban como locas y me enterraban sus codos por grabar u sacar fotos con un Celu pixeleado ( brandon esta rico pero controlate un poco xd) Asi que opte por irme más atrás y disfrutar del show que pucha que estuvo más que bueno, AMO INCUBUS y su música me hace sentir viva así de simple. Saludos

  11. Fernand says:

    Hubiese preferido mil veces un Incubus más íntimo que en un festival. Aunque soy fans desde hace años, no me gustó mucho el sonido de la banda. Dave Matthews sonó mejor que ellos.
    Aún así, disfruté bastante del concierto. Más que feliz con verlos de nuevo.

  12. Nat says:

    Yo estuve en segunda fila al lado derecho. Personalmente, a pesar de que igual se me salieron los puta el wn rico por Brandon, no lo estuve gritando a los cuatro vientos…igual me da risa el ataque hormonal, si dentro de todo, en casi todos los conciertos las minas o minos gritan por el vocalista. Creo que el sonido fue mejor que el de Dave Matthews, ellos se acoplaban mucho y la voz casi no se escuchaba. Estaba tan hiperventilada saltando y gritando las canciones que no me di cuenta de ninguna pifia. Hubiese preferido un show más íntimo. Además, a mi parecer, Brandon podría haber bajado a saludar a los fans o algo así. Respecto al setlist, la única canción decente del If not now es Adolescents, y a pesar de que me faltaron muchas canciones, jamás iba a quedar 100% satisfecha porque me gusta la mayoría. Excelente show, faltó complicidad, pero fui feliz viéndolos por primera vez.

  13. Daniel Castro says:

    No creo que falte más conexión, si bien esta presente en todos los conciertos que las feminas le griten que lo aman, eso pasa con todas las bandas, pero desde mi punto de vista (asistí a cancha pref.) Hubo bastante conexión e interacción con el público, el tiempo que estuvieron aproximadamente 2 horas tocaron casi de corrido, en momentos como la foto, o entre canciones se daba el tiempo para agradecer y jugar como cuando le pasaron la chupaya o ladrandole a la luna, un c-h-i, y un “mijito rico la la la la”.

    Cabe destacar que SOJA y DMB, también dieron un gran espectáculo, si bien no me sabía ninguna canción, fueron bastante sólidos.

  14. Yo lamento no haber ido al leer el setlist (salvo por lo del último disco, que ni lo he escuchado), y a leer buenas criticas… pero por otro lado por múltiples razones personales no pude asistir, y cabe destacar que los precios en Chile están demasiado inflados… y es horrible la distribución que le hacen a la Pista Atlética; ya el boliche es chico, las divisiones que le meten lo dejan horrible… si compras la entrada “accequible” simplemente no vez nada, y escuchas con un delay horrible… desde Blur (que los vi en primera fila de la cancha general) que prefiero pasar en vez de ir a la Pista, y menos por lo que están cobrando.

    La raja por los que disfrutaron el concierto, los envidio a medias, yo los vi en maquinaria y se que fue su peor presentación en el país, a ver si pronto me dan el lujo de tener una revancha en vivo, aunque el ideal sería en un recinto que ofrezca un show más intimo, en ese contexto, pagaría si o si la entrada.

    Saludos.

  15. El tema de las niñas gritando es algo que molesta y mucho, no estamos viendo a ningún Chayanne y cosas por el estilo, pero se veía venir.

    Tenía a mi lado derecho a una mina que gritaba incansablemente (a 50 metros del escenario) cosas a Boyd, del tipo mina histérica, fue lo peor.

    Eso de la complicidad con la banda, déjenme decirles que el hecho de que hagan la famosa “cancha Vip” nos caga la onda a todos. Los más fanáticos nos quedamos lejos y me tocó compartir con gente que no se sabía las canciones. Al mismo tiempo, yo les parecía bicho raro porque las canté todas cual quinceañera viendo al pollo fuentes en sus mejores años.

    En fin, un show que juntó lo mejor de las dos fechas del 2007, oportunidad en la que pude ir solo el día 8 asi que me siento pagado. Lo disfruté muchísimo, la música de cierta forma hacía dejar en ‘mute’ a aquellas 2 chiquillas que gritaban incansablemente que su canción favorita era Anna Molly y puros piropos pa Brandon, ofreciéndole, queques, hijos y demáses. Sobre el sonido, a mi me pareció más sólido DMB, pero nada que restarle a Incubus, los scratch se escuchaban POR FIN!

    Punto aparte, no hagan más ésta mierda de Festivales!! Incubus llena el Movistar Arena 2 veces y DMB perfectamente llenaría el Caupolicán.

  16. Tije!!! says:

    A CERTAIN SHADE OF GREEN!!!… PUTA MADREEEE 🙁 !!!

  17. Dannii says:

    He ido a las 5 presentaciones que han tenido en Chile, Y LEJOS LA MEJOR HA SIDO EN LA CÚPULA, Saludos a todos los fans de la música de Incubus.

  18. No creo en la falta de complicidad, yo estuve ahí…y sin duda escuchar la voz de Brandon es un privilegio. No hace falta estar gritando todo el concierto para disfrutarlos.

Comentar

Responder