Imagine Dragons: Bienvenidos a una nueva era

Lunes, 13 de Abril de 2015 | 11:59 am | Comentarios (1)
Imagine Dragons: Bienvenidos a una nueva era

El éxito en la música no tiene fórmula, es cierto, pero de que hay cosas que ayudan para conseguirlo, vaya que sí las hay. Una de las más claras es la forma de venderse por parte de las bandas y artistas, tanto en su forma de operar, como en su manera de hablar de sí mismos. Algo aún más importante es que ese mensaje cree resonancia en los públicos a los que va dirigido, y todo esto se une cuando hablamos de Imagine Dragons, una de las bandas fenómeno en el rock alternativo que, tras varios EPs y dos larga duración, ha logrado un estatus gigantesco en el mundo, principalmente impulsados por la recepción impresionante que han conseguido en quienes se han convertido en sus fans.

IMAGINE DRAGONS CHILE 2015 03

En Chile esta recepción no ha sido distinta. Notorio fue cómo su presentación en Lollapalooza Chile 2014 fue una de las más concurridas, y donde la efervescencia del público logró cuotas de devoción importantes. Por ello, el anuncio del primer show en solitario de los oriundos de Las Vegas en nuestro país era algo que había que seguir con atención, en especial para corroborar estas cuotas de afición por parte de –especialmente- los adolescentes chilenos, y la noche del 12 de abril en el Movistar Arena probó que Imagine Dragons tiene una de las fanaticadas más potentes, capaz de crear momentos importantes en vivo a punta de ganas y gargantas.

IMAGINE DRAGONS CHILE 2015 06

Pero esto no es gratuito. Ha existido una narrativa constante en Imagine Dragons tendiente a cautivar a su audiencia en torno al concepto de estar ofreciendo un portal a los sonidos del futuro, o a algo nunca antes hecho. Sin ir más lejos, hacen llamar a su propuesta como una especie de “rock alternativo”, cuando hasta en Billboard los incluyen en el chart de canciones de pop. De todas maneras, la banda tiene muchísimo mérito en apelar a códigos novedosos para generar impacto, y vaya que lo ha logrado. Más de doce mil personas en el Movistar Arena atestiguaron aquello, y fueron parte importante de las múltiples imágenes atesorables de la hora y cuarenta minutos de show ofrecido por Dan Reynolds y los suyos.

IMAGINE DRAGONS CHILE 2015 01

Todo partió con un leve retraso de la hora informada para el inicio del show tras los actos de apertura, los argentinos Banda de Turistas y We Are The Grand, pero lo que el público esperaba con ansias era a Imagine Dragons, en un reencuentro que no demoró mucho (exactamente, fue un año y dos semanas), pero cuya explosión parecía ser la de un debut o un retorno tras décadas de ausencia. El escenario se descubrió tras los teloneros, cuando sacaron las telas que cubrían la imponente escenografía, basada en un juego de luces implacable, que funcionó toda la noche de excelente forma, y en unos pilares puestos en perspectiva sobre el escenario, cubiertos de pantallas imponentes que funcionaban como complemento ideal para la acabada iluminación.

IMAGINE DRAGONS CHILE 2015 05

Tras la intro con un reprise de “Fallen”, la algarabía estalló con el éxito “Shots”, que abre el segundo álbum de estudio de la banda, “Smoke + Mirrors” http://www.humonegro.com/discos/imagine-dragons-smoke-mirrors/ (2015), que fue tocado de forma casi íntegra en la noche. Desde el inicio se notó la tendencia que dominaría el sonido del show: la predominancia de las percusiones por sobre el resto de los instrumentos. Daniel Platzman hace que su batería sea masiva y totalmente dominante en el sonido de la agrupación, y esto pasa porque la dinámica de ID se basa en el ritmo más que en las melodías, por lo que las percusiones y sus matices configuran a las composiciones, lo que en rigor sí sería una propuesta novedosa, claro que perdiendo parte de lo que caracteriza a las bandas más relevantes, que es la capacidad de buscar en los matices algo valioso. Imagine Dragons es tan directo en su propuesta, que a veces se siente como si la misma tecla se tocara todo el tiempo, sin necesitar de más recursos. Lo bueno de esto es que la respuesta que logran en el público es visceral, también muy directa, y al límite de las energías, lo que deriva en una sinergia que hace del espectáculo algo más completo en la suma total, diferente a cómo sería si sólo nos basamos en lo musical. Es que eso es lo que hace Imagine Dragons, como mencionó Dan tras “I’m So Sorry”, diciendo que quería “simplemente que esta sea la mejor noche de sus vidas”: una propuesta tan grandilocuente como hábil, para esconder sus carencias y transformarlas en sus fortalezas, todo esto apoyado por elementos que hacen que sus shows en vivo sean espectáculos potentes y recordables. Además, ayuda muchísimo tener un frontman creíble en medio de los gestos de devoción del público, y que cante igual a como lo hace en los discos, como se notó en las buenas versiones de “It’s Time” y de “It Comes Back To You”.

IMAGINE DRAGONS CHILE 2015 02

Tras las primeras cuatro canciones, ID se despacha un breve cover de Alphaville, la inmortal “Forever Young”, que sorprendentemente aparecía y era coreada por todo el público. Una canción de 1984; un hit ochentero. Y desde este guiño a un pasado que –prácticamente- ninguno de los asistentes a este show vivió en persona, llegamos al hoy con el tema que le da nombre a su último registro, “Smoke & Mirrors”, donde la potencia continúa y resulta reconfortante la calidez del público que, aunque a veces se moviera por la idolatría, en la mayoría del show coreó todos los temas de principio a fin. Esto ocurrió en la vitoreada “Polaroid” o la tierna “Summer”, pero con mayor ahínco en las grandes rendiciones de “Gold” o de “Demons”, que lograban momentos de karaoke grupal, con mucha catarsis, muchas parejas abrazadas, y también muchas y muchos en soledad, imaginándose a ellos sin nadie alrededor, sintiendo las canciones de forma directa.

IMAGINE DRAGONS CHILE 2015 07

Tras la ternura de “Dream”, la energía de “Hopeless Opus” y la reflexiva “Release” (que debutó en vivo), llegó la fase destructiva de Imagine Dragons, subiendo la energía un peldaño más arriba, a cada segundo más, partiendo con la explosiva “On Top Of The World”, donde la cancha se transformó en un mar de manos en el aire y algunos “palos-selfie” (pese a que estaban prohibidos), moviéndose como olas al ritmo de una de las composiciones más electrizantes del grupo. Luego vendría la no menos enérgica “Friction”, para pasar a la catarsis total con “I Bet My Life”, donde incluso se pudo ver a personas gritando el coro. Un público totalmente entregado para lo que debería haber sido el gran final del show: “Radioactive”.

IMAGINE DRAGONS CHILE 2015 04

La canción que lo inició todo en los terrenos mundiales para Imagine Dragons, era el final del main set, con una rendición a la altura de lo grande de aquel éxito. Esta canción también explicita la ambición de ID, diciendo “bienvenidos a una nueva era”, y para ellos eso es completamente cierto, y para sus fanáticos también. Pese a que desde afuera puedan ser criticados y que los argumentos no acompañen la idea de que Imagine Dragons sea una gran banda de rock, lo cierto es que al fortalecer sus convicciones y al revestirlas de ambición, los norteamericanos invitan a formar parte de algo incluso más grande que ellos mismos, y que en el momento en el que tocan “Radioactive” se convierte en algo completamente real, y en el sonido de los tiempos que corren, o al menos el sonido que tiene una resonancia importante para vastos grupos de personas.

IMAGINE DRAGONS CHILE 2015 08

El bis con “The Fall”, fuera de lo bonito que fue para muchos fans, no fue tan relevante, porque no tuvo una conexión con la energía desplegada en la parte final del show, pero sin duda fue un regalo para un público que vitoreó a Imagine Dragons como pocas veces tenemos la chance de ver en shows en nuestro país. Es que sí es una “nueva era”, o al menos es así como se siente al ver la inmersión de la audiencia en la propuesta de la banda de Las Vegas, que a punta de un espectáculo impecable en lo técnico, aunque a veces un poco maqueteado en los recursos para conectarse con el público, sin duda que saca la tarea adelante. Y aunque en la música no hay recetas para el éxito, la capacidad de Imagine Dragons para explotar sus virtudes e incluso sus defectos, permite ver que tal vez no sea necesaria una fórmula, sino que simplemente llegar directo a los resultados.

Setlist

  1. Intro – Fallen
  2. Shots
  3. Trouble
  4. It’s Time
  5. It Comes Back To You
  6. Forever Young (original de Alphaville)
  7. Smoke & Mirrors
  8. Polaroid
  9. I’m So Sorry
  10. Summer
  11. Gold
  12. Demons
  13. Dream
  14. Hopeless Opus
  15. Release
  16. On Top Of The World
  17. Friction
  18. I Bet My Life
  19. Radioactive
  20. The Fall

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Luis Marchant

Enlace corto:
(1)
  1. Scarlette says:

    Buenísimas Fotos… Como siempre…!!! =)

Comentar

Responder