Hoobastank: La conexión

Viernes, 11 de Diciembre de 2015 | 1:50 pm | Comentarios (3)
Hoobastank: La conexión

Doug Robb ha cantado por casi una hora. El espectáculo de Hoobastank es correcto y también inspirado. En medio de eso, el vocalista dice que ha estado enfermo los últimos dos días, pero que hizo todo lo posible por cantar esta noche y la sorpresa igual es grande, porque lo que Doug hacía en el escenario estaba siendo bueno, y si se contuvo, no se dio ni cuenta, porque la gente fue un torbellino de gritos y el propio grupo también hizo lo suyo de la mejor manera que cualquiera pudo haber imaginado.

04 Hoobastank @ Club Subterráneo 2015

El Club Subterráneo, lleno en un poco más de la mitad de su capacidad, veía el debut de Hoobastank en Chile en una noche de cartelera amplia, y aunque se pudiera pensar en que con poca gente las posibilidades de una jornada inolvidable se esfumaban, lo cierto es que se aplicaba ese dicho de las barras de que “somos pocos pero locos”, porque apenas comenzado el show, a las 21:20 horas, la gente vivió a concho el concierto. Todo partió con “Pieces”, parte del debut homónimo de la banda como Hoobastank (2001, antes eran Hoobustank) y desde el comienzo se notaba que la guitarra de Daniel “Dan” Estrin sería protagonista de la velada, porque los riffs y figuras siempre se advirtieron precisos y directos, con ese aire de inicios de los 2000 que, para muchos, implicaba un recuerdo de la adolescencia guardada en la buhardilla de la memoria y que en la pista del Subterráneo se liberó.

05 Hoobastank @ Club Subterráneo 2015

La gente saltaba y coreaba todo en “Same Direction” o en “Inside Of You”, mientras que, en la excelente versión de “My Turn”, Doug usó la típica dinámica de “dónde están las mujeres” de una manera mucho más interesante, haciendo que mujeres y hombres cantaran partes diferentes con la intención de luego, para el coro extendido final de la canción, crear armonías que le dan un aire único al track y que ahonda la conexión entre Doug y el público, que ya tenía en el bolsillo cuando en el segundo tema se puso una bandera chilena como bufanda.

Todo iba viento en popa y el debut de Hoobastank en nuestro país tema tras tema iba convirtiéndose en una construcción cada vez más importante para los fans, y al final eso es lo relevante. Además que, en materia de sonido, el Club Subterráneo funcionó bastante bien, lo que se agradece, porque es muy fácil perder el rumbo cuando se trata de amplificar a una banda que suena como power trio la gran parte del tiempo, pese a ser cuatro y a que a veces Doug se colgó la guitarra, más testimonial que efectiva en todo caso.

08 Hoobastank @ Club Subterráneo 2015

Es relevante consignar que Hoobastank no es esa banda que todo el mundo conoció sólo con el hit “The Reason”, la parte más azucarada de su repertorio, sino que es un conjunto dinámico, rockero, entretenido, tal vez de carácter ligero en el peso de sus líricas o de las figuras y compases que configuran a sus canciones, pero que cumple su labor de forma correcta y así tiene fans que se comportan como muchas bandas quisieran; que cantaran, aplaudieran y vitorearan como ellos. Sí, eran unas 250 personas, pero sonaban como si fueran mil, y muchas veces nos encontramos con el caso exactamente contrario, por lo que se agradecen las audiencias ávidas de show, de corear, de hacerse parte en el evento. Eso siempre hace falta, y es valorable cuando ocurre.

14 Hoobastank @ Club Subterráneo 2015

Claro, cuando llega “The Reason” hasta los bartenders la corean. Todos se la saben, y es un momento de comunión, como realmente hubo muchos en los 75 minutos de show. El final con la potente “Crawling In The Dark” dejó felices a todos, porque Hoobastank vino a entregar lo que hace siempre y nada más, sin artificios, ni nada de fingir querer ser algo que no son. He ahí el valor de la honestidad. Doug pudo haber estado enfermo, pero sin duda que el público y el escenario son la mejor medicina que pudo tener y, a juzgar por su performance, él lo entendía mejor que nadie, sin excusas de por medio. Prometieron un retorno próximo, y si depende del público y de la banda, eso no suena vacío, sino que premonitorio.

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Praxila Larenas

Setlist

  1. Pieces
  2. Same Direction
  3. Inside Of You
  4. My Turn
  5. Running Away
  6. Just One
  7. The First Of Me
  8. Out Of Control
  9. Born To Lead
  10. If I Were You
  11. Slow Down
  12. Remember Me
  13. This Is Gonna Hurt
  14. The Reason
  15. Crawling In The Dark

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Enlace corto:
(3)
  1. Pilar Orellana says:

    ¿En serio???… ¿a qué concierto fuiste? porque la amplificación fue un asco!!! he escuchado bandas de colegio con mejor amplificación!!! Fueron tan notables los acoples del micrófono principal, que en un tema tuvieron que improvisar para salvar la canción! El rebote del sonido en el local desastroso, y para el final la amplificación de la guitarra y bateria pisaban la voz de Doug.
    Estimado, nada que negar respecto a la descripción de la interpretación de la banda, realmente admirable como sacaron adelante el show con Doug enfermo y todos los problemas técnicos, pero en relación a lo técnico… sólo puedo asumir que el review fue hecho como un fan, o simplemente estás sordo!!!

  2. Paula Faesch says:

    De acuerdo con Pilar…el sonido horrible. Pero no podia perderme ver a Hoobastank.
    Ojala que vuelvan con un show más extenso y mejor sonido.

Comentar

Responder