Heaven and Hell: Un viernes negro junto al ‘Enano Maldito’ y sus secuaces

Domingo, 10 de Mayo de 2009 | 9:00 pm | Comentarios (9)

Para algunos sigue siendo Black Sabbath, o lo mismo en su versión 2.0, para otros solo grandes nombres, juntos, en un escenario. Si bien, Ozzy Osbourne, se lleva prácticamente todos los honores por Black Sabbath, no podemos olvidar a Tommy Iommi, quién para muchos es considerado el gestor del primer riff metalero, tiene gran relevancia en el tema. Y un inmutable Geezer Butler que siempre ha sido factor fundamental de esta banda. Lo de Dio es tema aparte, y da para mucho. Por tanto respecto del concierto, no cabe más que decir que fue conciso, preciso y al callo. Redondo por donde se le mirase.

Para la cita, alrededor de diez mil personas colmaron los dos primeros niveles del Movistar Arena. El tercero, cerrado. Para la entrada, Kingdom of Hate apareció, gustó y se fue. Un buen cometido para los nacionales, que sin ser claros dominadores del escenario, cumplieron.

“E5150”, y la locura se desató. Un siempre correcto Iommi hacía posesión del escenario junto a Ronnie James Dio, Geezer Butler, y Vinnie Appice. El sonido no fue del todo pulcro en el principio, pero la emoción tapó cualquier pifia en un inicio memorable, para un concierto memorable, de una banda mucho más que memorable.

Situados en un escenario que sin ser parafernálico, nos trasladó a una celda en mitad del infierno, entre las tonalidades rojizas de las luces, las cadenas, las rejas y toda la escenografía. Heaven and Hell estaba en su hábitat, y tal cual, lograron desenvolverse con total entrega. “Mob rules”, fue la continuación, un inicio infartante para cualquier asiduo fanático del heavy metal.

Hasta ese momento, la jerarquía de la banda quedó clara, una manifiesta estructura vertical dentro del grupo. Bastó considerar los volúmenes, Iommi y Dio, en una disputa constante, que por cierto el magnífico guitarrista, siempre mantuvo a su favor. Por otro lado, el gigantesco bajista, parecía solamente hacer mímicas de su rol en el escenario. El bajo no se escuchaba correctamente. La batería, destelló a ratos, y solamente luego de 30 minutos de presentación, se afirmó. Pero claramente, el sonidista fue el culpable que nos privaría de degustar un sonido a la altura.

A pesar de sus casi siete décadas, Dio sigue vigente, y ¡de qué manera!. Iommi por su parte, con su gesticulación tan amable, y esa sonrisa que nunca se le despega. Entonces atacaron, con un clásico de clásicos: “Children of the sea”. Que por momentos bajo la intensidad del show, y por fin pudimos revelar la voz de Dio.

“I”, “Time machine”, del “Dehumanizer” (1992), más potentes, más desgarradoras que nunca. Geezer Butler, hizo de la suyas en esta última. No podía faltar en el inicio, algún material de su nuevo disco. “Bible Black” de su nueva placa “The devil you know”, precedía el primer solo de la noche. Vinny Appice, a pesar de sus cincuenta y un años, no ha perdido la vigencia. Con una demostración magnánima de destreza al estilo de la vieja escuela, deleitó a los más de diez mil fanáticos, con un solo que a ratos recordaba las míticas interveciones de John Bonham en Led Zeppelin.

Luego, “Falling of the edge of the world”, que sin ser tan limpia, pulcra y nítida como es en su versión de estudio, logró una máxima emotividad. Con “Fear” y “Follow the tears”, Dio y compañía finiquitaban la presentación de lo nuevo de “The devil you know”.

Entonces fue el turno del más grande los grandes, Iommi se tomó el escenario para deslumbrar al público con uno de sus solos, de esos que te dejan perplejos. No fue la excepción. Sin lugar a respiros, luego “Die young”, comenzó a sonar, y las luces del concierto empezaron a desvancerse. Pero sin antes, dar una estocada destructora, una versión ultra alargada de “Heaven and Hell”, casi el eslogan de la banda. Casi quince minutos de largas improvisaciones de Iommi, Butler y Appice. Lejos el momento del concierto, y quedaba claro toda teoría sobre la jerarquía de la banda. Iommi, lejos, en el primer puesto. El mandamás. Entonces la banda abandonó el escenario.

Tras volver a escena, un amague que partió con “Country girl”, se destapa en la canción que todos esperaban. “Neon Knights”, que al igual que “Heaven and hell”, fue extendida e interpretada magistralmente.

Fotos por Javier Valenzuela (rockNvivo)

Enlace corto:
(9)
  1. Miss lucifer says:

    Estuvo increible ese concierto!! grande Iommi y Dio!!
    pa variar no me gane una entrada en esta pagina, pero igual fui, bkn!!

  2. EzzoJ says:

    Exelente show!!!
    eso si me dejo con un gusto a poco
    como que faltaron unas 3 canciones mas
    y hubiera sido magnifico..
    grande DIO!! IOMMI BUTLER APPICE
    HEAVEN AND HELL!!!

  3. stone says:

    tremendo show, aparte terminamos todos coreando heaven and hell hasta la salida del parque o´higgins, pocos conciertos prenden a ese nivel al respetable

  4. Juan Rivera says:

    Lo encontre la raja , demaciado corto , pero de lo bueno poco , no me soltaron en la hora y media que duro el concierto , Dio es de otro planeta , viejo de mierda , increible ¡¡¡¡¡

  5. CABEZA says:

    MUY BUEN RECITAL LO DISFRUTE MUCHO, PERO NUNCA HUBIERON 10.000 PERSONAS AHI CON CUE’A 8.000

  6. Ariel Riffo says:

    Pucha no tenía niuno!! habria hido!!

  7. Daniel says:

    Lo del bajo la cagooo, es pulentoso el bajo en caleta canciones. Ademas cuando sonaba se escuchaba mal la wea, en fin, igual tubo la raja la wea!!

  8. MARISOL says:

    MI QUERIDO RONNIE JAMES DIO VOCALISTA DE BLACK SABBATH,,,,LLAMADO EN SU GIRA HEAVEN AND HELL,,,, HOY RECIBI UNA DE LAS MAS MALAS NOTICIAS DE MI VIDA ,,,COMO FANS DE DIO,,,ME AFECTO INFORMARME QUE MI QUERIO RONNIE DIO TIENE CÁNCER EN EL ESTOMAGO YODESEO DE CORAZON QUE SE MEJORE PRONTO,,,SE COMENZO INMEDIATAMENTE EL TRATAMIENTO,EL TIENE QUE ESTAR CON SUS FANS,,,.. “LARGA VIDA AL ROCK AND ROLL Y VIVA JAMES DIO” I LOVE RONNIE DIO…………

  9. EL ENANO MALDITO says:

    Me faltaría ver a Black Sabbath con Ozzy y Bill Ward… ALGO UN POCO IDÍLICO!!!

Comentar

Responder