Glenn Hughes: Con la intensidad al máximo

Lunes, 26 de Septiembre de 2016 | 3:56 pm | Comentarios (3)
Glenn Hughes: Con la intensidad al máximo

Hace casi exactamente un año, el británico Glenn Hughes (la “voz del rock” como se le conoce), se presentó por primera vez en nuestro país, en el mismo lugar que lo hizo ayer, aunque esta vez en un contexto muy diferente. La ocasión anterior contó con un Teatro Nescafé de las Artes repleto, mientras que este segundo concierto apenas ocupó un tercio de las localidades disponibles, algo que, sin embargo, no mermó en absoluto la entrega y la pasión con que Hughes ejecutó su repertorio, que por lo demás incluyó algunas canciones que no tocó en su debut en este lado del globo.

glenn-hughes-chile-2016-review

De manera puntual a las 20:00 horas, el ex miembro de Deep Purple y Trapeze, entre otros, más sus dos acompañantes, aparecieron en el escenario y, tras saludar a la concurrencia que se hizo presente, empezaron el recorrido por la discografía de la que el bajista inglés es parte, con “Way Back To the Bone” y de inmediato destacó la limpieza del sonido y la presencia de las cuatro cuerdas, que en esta ocasión toma un papel protagónico gracias a su desempeño en la fusión de rock y funk que hacía Trapeze en su momento, energía ideal que resultó para abrir la jornada. Tras el respectivo saludo y una declaración de amor eterno por parte del bajista hacia los incondicionales seguidores del rock & roll más puro que llegaron al recinto de calle Manuel Montt, “Muscle And Blood” y “Orion” sonaron con fuerza y determinación, contrario a la suposición que plantea que los músicos no tocarían al máximo al enfrentarse a pocas personas como público: la primera contrastó su fuerza con la vibra funk que abunda en la siguiente. Ambas instancias propiciaron que toda la técnica y las habilidades de la banda quedaran expuestas, desatando una merecida ovación que, a su vez, se extendió hacia el clásico tenor de “Touch My Life” y “First Step Of Love”, donde la última cuenta con matices extra, cercanos al progresivo inclusive, que demuestran el buen ánimo y disposición con que fue concebido el trabajo que realizó hace un buen tiempo con Pat Thrall.

13-glenn-hughes-teatro-nescafe-de-las-artes

Para comenzar la mitad restante de la presentación, eligieron nada menos que un clásico de Deep Purple como “Stormbringer” y, claro, la audiencia estalló en júbilo, mientras un enérgico Hughes cantaba y tocaba al mismo nivel, evidenciado el estatus de leyenda ganado por la pericia que maneja en ambas disciplinas, a pesar de que alguna vez indicó que él es principalmente un vocalista. Luego “Medusa” y “Can’t Stop the Flood” mostraron una faceta más “blusera”, atributo insigne de composiciones que se arraigan en el rock clásico, mientras que “One Last Soul”, la primera muestra de la noche de lo que hizo en el supergrupo Black Country Communion y que fue recibida con entusiasmo por los asistentes, ratificaba el éxito que tuvo dicha agrupación mientras existió.

11-glenn-hughes-teatro-nescafe-de-las-artes

La efusividad y pasión de la gente fueron inmensas desde un comienzo, lo que gatilló que un agradecido Hughes diera lo máximo de sí mismo sin reparar en limitaciones, como su avanzada edad (65), por ejemplo. De esta forma, “You Keep Moving” de Deep Purple también cobró mucho más sentido e intensificó el festejo del quienes a esa hora se amontonaban adelante del escenario. En los alrededores del final llegó el turno de la homónima del disco lanzado en 2005, “Soul Mover”, que siempre se ubica en el cierre de sus actuaciones, demostrando ser una de las más populares de su carrera en solitario y con justa razón, porque es la evolución natural del rock de antaño, rejuvenecido y reinventado por un artista que casi vio su carrera finalizada hace algunos años, pero que supo anteponerse y sobrevivir para hoy recorrer el mundo bajo el rótulo de leyenda viviente.

02-glenn-hughes-teatro-nescafe-de-las-artes

Como la idea es rematar de la mejor manera posible, “Black Country” fue ejecutada con soberbia por la banda, por lo tanto, estaba todo dispuesto para una clausura apoteósica con “Burn” de Deep Purple, flama inmortal de la época dorada del rock que ayer sonó con la misma potencia y vigor de antaño, enloqueciendo a los pocos pero acérrimos seguidores que nunca dejaron de apoyar y disfrutar del repertorio que presentó Glenn Hughes anoche en Santiago. Tal vez no fue una función a tablero vuelto, pero todos los que estuvieron ahí quedaron satisfechos y contentos por presenciar un show de Hughes que jamás decayó en intensidad y que estuvo a la altura de lo que se espera de una verdadera estrella de rock.

Por Hans Oyarzún

Fotos por Pedro Mora

Setlist

  1. Way Back To The Bone (original de Trapeze)
  2. Muscle And Blood (original de Hughes / Thrall)
  3. Orion
  4. Touch My Life (original de Trapeze)
  5. First Step Of Love (original de Hughes / Thrall)
  6. Stormbringer (original de Deep Purple)
  7. Medusa (original de Trapeze)
  8. Can’t Stop The Flood
  9. One Last Soul (original de Black Country Communion)
  10. You Keep Moving (original de Deep Purple)
  11. Soul Mover
  12. Black Country (original de Black Country Communion)
  13. Burn (original de Deep Purple)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Enlace corto:
(3)
  1. _PP_ says:

    TREEEEMENDO SHOW!
    GRANDE GLENN!!!

  2. Aún recordando al maestro Glenn, pedazo de recital y entrega

  3. Sebastian Fernandez T. says:

    Estuvo notablee, si bien el año pasado toco un par más de temas, eso no implica que no haya estado buenisimo el show. Simplemente Leyenda.

Comentar

Responder