Foreigner: Que vuelvan los lentos

Viernes, 5 de Abril de 2013 | 3:04 am | Comentarios (2)
Foreigner: Que vuelvan los lentos

Nostalgia. Esa es la sensación que mejor describe el ambiente que se respira en cada uno de los pasillos del íntimo Teatro Caupolicán. Nostalgia por la segunda visita de los norteamericanos de Foreigner, una de las bandas más emblemáticas de fines de la década del setenta y principios de los ochenta, con una formación que, a pesar de su veteranía, promete un show igual de potente que el ofrecido en su anterior paso por tierras chilenas en 2006 (Espacio Riesco). Esta presentación se enmarca en el tour “Come And Rock With Us” y trae de vuelta los incombustibles éxitos que hacen de los nativos de New York un imperdible en los grandes compilados de rock clásico. A medida que se aproxima la hora del concierto, el recinto de San Diego va recibiendo a un público mixto, que amalgama la juventud de quienes heredaron el gusto por esta música de sus padres, y la experiencia de quienes vivieron la etapa más exitosa de Foreigner con Lou Gramm a la cabeza, sin lugar a dudas, estos últimos, la mayoría de los asistentes.

FOREIGNER CHILE 2013 01

Ni en los cálculos más optimistas se habría esperado una convocatoria tan abundante para esta presentación, pero los fieles fanáticos respondieron en masa logrando que, a pocos minutos de la hora pactada para el inicio del show, el Teatro Caupolicán se encuentre prácticamente repleto. Un sobrio telón negro con el logo de Foreigner cubre el fondo del escenario, y la impaciencia se percibe en cada una de las almas que cubren la pista principal. Con un leve retraso se apagan las luces del teatro, hacen su ingreso los músicos acompañados de una cerrada ovación, que se ve interrumpida por un sonoro “Ladies and Gentlemen, please, welcome Foreigner!!!” que indica que la espera terminó y que ha llegado el momento de presenciar a uno de los máximos exponentes del soft rock.

FOREIGNER CHILE 2013 02

El nítido sonido del teclado de Derek Hilland marca la pauta para el comienzo de “Double Vision”, incorporándose rápidamente el poder de las guitarras que aportan con mucha energía y vitalidad. La voz de Kelly Hansen sorprende por su potencia y solidez, pero los fanáticos sólo se encienden durante algunos pasajes. Sin dar tregua empieza a sonar “Head Games”, que el público acompaña con las palmas y donde los precisos licks de Bruce Watson asumen rápidamente el protagonismo, mientras el frontman hace gala de su versatilidad tocando el pandero y moviéndose por todos los sectores. Sólo un par de canciones bastan para que una lluvia de aplausos resuene en todo el recinto, denotando un ambiente de total entrega y satisfacción. “Hola, Santiago, ¿cómo están?. Estamos encantados de estar aquí”, con estas palabras el vocalista muestra sus primeras pinceladas de español, recibiendo una ovación como muestra de aprobación. Se incorpora un segundo teclado, operado magistralmente por Thom Gimbel, para dar vida al ritmo de “Cold As Ice”, que Hansen aprovecha para interactuar con sus seguidores, que tímidamente alzan sus brazos y acompañan la canción. Llega el turno de la primera power ballad de la velada, “Waiting For A Girl Like You”, un clásico que desde el primer acorde el público premia con gritos y aplausos. Todo el recinto canta al unísono en perfecta complicidad y donde el cantante muestra su impresionante capacidad vocal, no dejando escapar ni una sola nota.

FOREIGNER CHILE 2013 03

“That Was Yesterday”, otro de los grandes éxitos de Foreigner mantiene la tendencia a los sonidos más delicados, con un suave sonido del teclado que delega el protagonismo en la voz de Hansen, que rápidamente recibe el apoyo de miles de voces que resuenan como una ráfaga de energía. El lenguaje corporal de la banda evidencia que están disfrutando de la presentación, dejando todo en el escenario, vitalidad que se transmite a un público totalmente compenetrado, que si bien es cierto no demuestra intensamente su compromiso, sí lo hace con otro tipo de sentimiento: una energía mucho más solemne. Con la pregunta “¿Cuántas chicas salvajes están aquí esta noche?”, el Teatro pareciese venirse abajo por una lluvia de gritos desenfrenados, estructurando una precisa introducción para “Dirty White Boy”. Llega el turno de uno de los momentos más hermosos y memorables de la noche, cuando los músicos dejan de lado los sonidos eléctricos para interpretar una versión acústica del clásico “Say You Will”, donde el bajista Jeff Pilson se hace cargo de la guitarra, el baterista Chris Frazier toma el control del pandero y Thom Gimbel hace sonar un par de baquetas. Una interpretación sensible y exquisitamente bien lograda, capaz de erizar la piel y penetrar lo más profundo de los sentidos. Toda la banda canta, y los fanáticos no se quedan atrás, en una postal que difícilmente se borrará de la memoria de los asistentes.

FOREIGNER CHILE 2013 04

El frontman hace una pausa para presentar a los miembros de la banda, en una mezcla de inglés y español que a ratos se torna un tanto incomprensible, siendo Gimbel quien mayor aceptación tiene por parte del público femenino. El show continúa con “Feels Like The First Time”, una canción especial para Foreigner, siendo el pimer tema de su álbum debut. La banda se retira del escenario, quedando sólo Derek Hilland y Chris Frazier, quienes se hacen cargo de la primera parte de “Urgent”, para posteriormente incorporarse cada uno de los músicos, teniendo su punto más álgido con el ingreso de Thom Gimbel con el saxofón, que de inmediato aporta con precisos tintes blues, que llenan el Teatro Caupolicán de rock en su estado más natural. El sonido del saxo se transforma en protagonista excluyente de la melodía, con un multi-instrumentista que ejecuta a la perfección cada una de los notas, recibiendo una sonora ovación como recompensa. Se apagan las luces del recinto, quedando expuesta sólo la figura de Hilland frente a su teclado, dando el espacio para el lucimiento del músico, que fundamenta un excelente solo, matizado por pasajes de sonido sintetizado. Cambia el foco de atención, y esta vez es Frazier quien se luce con un increíble solo de batería, que destaca por excelentes cambios de ritmo, y que evidencia la destreza y fastuosidad del músico. Una extensa versión del tema “Juke Box Hero” es el elegido para cerrar la primera parte de la presentación, con un sonido potente y demoledor que el público acompaña con las palmas. Una lluvia de aplausos cubre a la banda que se retira del escenario tras un escueto “Thank You, Chile!”.

FOREIGNER CHILE 2013 05

Al cabo de unos breves minutos de ensordecedores silbidos, se escucha un potente “¿Quieren más, Santiago?”, que los fanáticos retribuyen con una gran ovación. Con “Long, Long Way From Home” vuelve a aparecer en toda su magnitud el sonido del saxofón, con una melodía potente y dinámica, que tiene como principal atractivo la osada acción del vocalista que se lanza sobre el público para percibir más de cerca todo el cariño de los chilenos. Kelly Hansen pide que todos juntos canten la próxima canción, para así dar paso a una de las mejores baladas de la historia del rock, “I Want To Know What Love Is”, que desde el primer acorde desata la euforia de cada una de las almas que repletan el recinto. Miles de voces interpretando una a una las líneas de esta bella canción, con brazos que se mueven de lado a lado como si fuesen golpeados por una ola imaginaria, y donde el frontman ejerce de maestro de ceremonias, configurando uno de los puntos más sublimes de la noche. El cierre corre por cuenta de “Hot Blooded”, donde Hansen reconoce al público nacional como la mejor audiencia de toda Sudamérica, una frase que a pesar de rayar en lo cliché, eleva las revoluciones en entre sus seguidores. La batería suena potente y decidida, mientras que Bruce Watson se sigue luciendo con un dominio magistral de las seis cuerdas. Una mención aparte para el incombustible Jeff Pilson, cuyas gotas de sudor son testigos inequívocos que durante ningún pasaje dejó de derrochar energía. La banda agradece la increíble recepción, regalan uñetas y baquetas, y tras una sentida reverencia en el centro del escenario, se despiden con un preciso “¡Buenas noches, Santiago!”.

FOREIGNER CHILE 2013 06

Con esta nueva presentación, Foreigner deja claro el porqué sigue girando a casi cuarenta años de su génesis, con músicos altamente calificados y un sonido increíblemente bien logrado, que hizo que cada uno de los catorce temas interpretados, se convirtieran en un verdadero placer para los sentidos. En ocasiones se comete el grave error de subestimar a estas bandas clásicas que aterrizan en nuestro país en el supuesto ocaso de sus carreras, sin embargo, si existe una razón por la cual estas agrupaciones siguen llenando recintos y cautivando a miles de fanáticos alrededor del mundo, es que simplemente su música es considerada un arte, el cual, por lo demás, no muchos son capaces de dominar. Hay quienes podrán criticar la poca participación de los fanáticos, que durante largos pasajes no se mostraron tan compenetrados con la presentación, pero no siempre es necesario derrochar energía y saltar desenfrenadamente durante todo el concierto; la madurez del público de Foreigner así lo demostró, con un tipo de energía diferente, una energía que se canaliza a través de un respeto y admiración hacía el artista, que muy pocas veces se ve en nuestros escenarios.

Setlist

  1. Double Vision
  2. Head Games
  3. Cold As Ice
  4. Waiting For A Girl Like You
  5. That Was Yesterday
  6. Dirty White Boy
  7. Say You Will
  8. Feels Like The First Time
  9. Urgent
  10. Teclado/Batería (Solos)
  11. Juke Box Hero
  12. Long, Long Way From Home
  13. I Want To Know What Love Is
  14. Hot Blooded

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Julio Ortúzar

Enlace corto:
(2)
  1. ivan says:

    notable Kelly Hansen como frontman. Nada que decir. PERO, porqué no vino el miembro mas importante Mick Jones? pese a que aparecía en los afiches y se anunciaba como parte de la formación? Estuvimos al borde de estar frente a una banda “tributo” a Foreigner….!!

  2. Víctor Garrido says:

    Felicitaciones Gustavo, es una excelente descripción de lo vivido en el concierto de Foreigner, que sin mayor pretensión transformó en una noche mágica y llena de recuerdos para público de todas las edades que se vio en el recinto.

Comentar

Responder