Fishbone: La experiencia como combustible

Miércoles, 20 de Agosto de 2014 | 11:41 am | Comentarios (3)
Fishbone: La experiencia como combustible

El íntimo escenario del Club Subterráneo era el encargado de albergar el debut en nuestro territorio de los legendarios Fishbone. La camaleónica agrupación oriunda de Los Angeles aterrizaba por primera vez en Chile como parte de la gira de promoción de su más reciente EP, “Intrinsically Intertwined” (2014). Con impecables 35 años de trayectoria, resulta imposible obviar la trascendencia y respeto que despiertan los californianos entre sus pares, destacando palabras de buena crianza de destacadas celebridades, entre las que se cuentan Jerry Cantrell, Flea, Gwen Stefani y Robert Trujillo, cuyos testimonios fueron recogidos en el documental “Everyday Sunshine: The Story Of Fishbone” (2010).

FISHBONE CHILE 2014 01

Reconocida es la innata capacidad que tiene Fishbone para amalgamar géneros tan disimiles como el soul, punk, ska, rock fusión y funk, haciéndolos funcionar en perfecta armonía, en pro de concebir ese sonido tan característico y especial, que los sitúa como una rara especie en peligro de extinción. El ambiente previo al show fue muy relajado y familiar, con un Angelo Moore muy cercano, compartiendo con los fanáticos y sonriendo para cada una de las cientos de fotografías que le solicitaban. Una postal muy diferente al estereotipo de rockstar al que estamos acostumbrados por estas latitudes y que se agradece enormemente –punto a favor para Fishbone sin haber interpretado ni una sola nota-. El público respondió a la convocatoria, no desbordando las instalaciones del club como podrían sugerir todas las credenciales de la banda, pero sí lo suficiente para llenar la mayor parte del acotado recinto de Providencia.

FISHBONE CHILE 2014 02

Promediando las 22:00 hrs., y en medio de una ovación generalizada que amenaza con echar abajo el Club Subterráneo, salen a escena los siete músicos que conforman Fishbone, cada uno mentalizado en brindar una velada inolvidable. Una breve introducción basta para encender la máquina y dar comienzo a la fiesta, el primer golpe sonoro corre por cuenta de “Party At Ground Zero”, donde destaca la generación de un mosh de manera casi instantánea, dejando en evidencia que el show contará con la complicidad de la incondicional audiencia. En “Ugly”, Jay Armant se lanza al público demostrando que no le molesta sentirse en contacto con los fanáticos, mientras que la batería de John “Wet Daddy” Steward eleva la temperatura en base a potentes ráfagas de energía. No cabe duda que Fishbone maneja la fórmula a la perfección, no bajando la intensidad en ningún momento, lo que se refleja en eufóricos cuerpos sudorosos que son trasportados desde un lado a otro por sobre las cabezas de los espectadores. La presentación continúa con “Lyin’ Ass Bitch” y “I Wish I Had A Date”, destacando el sonido del saxofón de Moore, la trompeta de Walter “Dirty Walt” Kibby y el profundo bajo de John Norwood.

FISHBONE CHILE 2014 03

Sin ser tan viejos, a priori se podría haber cometido la equivocación de pensar que el show de Fishbone carecería de la energía y vitalidad que derrochaban en los ochentas y principios de los noventa, sin embargo, este prejuicio no podría estar más alejado de la realidad, ya que con cada pieza que ofrecen demuestran que se encuentran más vigentes que nunca. Las voces del público incrementan su intensidad durante “The Suffering”, lo que ayuda a ocultar la presencia de ripios que se generan durante algunas transiciones y cambios de ritmo, haciéndose un poco más evidentes durante “Everyday Sunshine”. Cada uno de los músicos lo está pasando bien, y esa energía se transmite a los fanáticos, que con asombro ven cómo Angelo Moore se quita su característico sombrero para posteriormente lanzarse a los brazos de un monstruo que no para de bailar y saltar. Para un recinto que no contó con barricada ni con guardias de dos metros para controlar a la multitud, es necesario mencionar que el público se portó de manera excepcional, siendo sólo unos pocos los que subieron al escenario, lanzándose de inmediato de vuelta al torbellino de adrenalina. “Whipper Snapper” y “A Selection” fueron las canciones elegidas para seguir revolviendo los sentidos de una enloquecida multitud que, durante la interpretación de “Ma & Pa”, nuevamente fue testigo de un salto de Armant hacía el público, ahora vestido con una capa para ayudarlo en su vuelo.

FISHBONE CHILE 2014 04

Las precisas combinaciones de cuerdas de Rocky George y John Norwood le inyectan velocidad a cada una de las piezas, soportadas sobre las sólidas secuencias de Steward y la trompeta de Kibby. La entrega de los fanáticos es total, y eso no sólo tiene su génesis en las pegajosas melodías, y un ritmo acelerado, sino que Fishbone es una de esas bandas que inspira un respeto que vas más allá de su legado musical; una sensación parecida a la que han dejado los legendarios Bad Brains cada vez que han pasado por nuestro territorio. “Skankin’ To The Beat” y “Date Rape”, cover de los californianos de Sublime, se encargan de mantener la energía en lo más alto, mientras que empiezan a aparecer las primeras señales de agotamiento en Moore. En contraste con esto, los fanáticos pareciesen estar cada vez más compenetrados y sedientos de intensidad, en una precisa y elaborada coreografía que se diluye abruptamente con cada mosh pit. En “Freddie’s Dead”, a pesar del evidente cansancio, Angelo Moore hace alarde de su dominio y manejo del theremin, aportando con sonidos más sintetizados a la variopinta propuesta.

FISHBONE CHILE 2014 05

Durante los temas “Cholly” y “Crazy Glue”, Moore abandona constantemente el escenario, evidenciándose fatigado y un poco desconectado del show, sensación que inconscientemente se replica al resto de la banda, quienes tratan de mantener el nivel energético de la presentación, pero acusando la falta de su pieza principal, esa que funciona como puente entre los fanáticos y los músicos. Rápidamente se comienza a perder la cohesión que desde un principio había ostentado Fishbone, restituyéndose recién con el ingreso definitivo de su frontman para interpretar “Alcoholic”, sacándose la camisa y quedando a torso desnudo, sólo con una corbata y unos suspensores. En “Kung Fu Grip” el protagonismo en la voz es asumido por Walter Kibby, que sin el carisma de Moore logra sacar la tarea adelante. Ya cerca de las dos horas de música, los fanáticos no evidencian rastros de cansancio, bailando al ritmo pegajoso de “Bonin’ In The Boneyard” y quemando sus últimos cartuchos de vitalidad con el combo que proponen “Give It Up” y “Sunless Saturday”. Fishbone se retira del escenario, y en un acto reflejo los silbidos y canticos de los fanáticos inundan el escenario, exigiendo el regreso de sus ídolos para degustar una última dosis de su propuesta cargada de energía y buenas vibras. Al cabo de unos minutos, los músicos vuelven a escena para ofrecer las últimas dos piezas de la jornada, “Hide Behind My Glasses”, que destaca por su atractivo sonido cargado al saxofón, muy identificado con el blues, y “The Goose”, que baja levemente la intensidad para, de esta forma, comenzar a cerrar la puerta a uno de los debut más esperados por los fanáticos del rock alternativo en nuestro país.

FISHBONE CHILE 2014 06

Como suele suceder en este tipo de eventos, la experiencia y calidad de los veteranos músicos se impuso por paliza a los comentarios resentidos y pesimistas que hablaban de una banda que visitaba nuestro país casi en el ocaso de su carrera con el único objetivo de llenarse los bolsillos. La energía derrochada en el escenario por los nativos de Los Angeles no tiene absolutamente nada que envidiarle a los experimentos de bandas juveniles que cada día invaden la industria en grandes cantidades, muy por el contrario, los vídeos de Fishbone debiesen ser material de estudio obligatorio para las agrupaciones que dan sus primeros pasos en la música, para aprender cómo se deben desenvolver frente a los fanáticos. Una vez más queda en evidencia que estos iconos del rock son capaces de dictar cátedra en cualquier escenario que los pongan. Es evidente que la intensidad y vitalidad no es la misma que hace un par de décadas, pero se podría hacer un desafío paraa enumerar las bandas que con esta trayectoria son capaces de hacer bailar y vibrar al público durante más de dos horas, porque es seguro que ni siquiera se tendrían que ocupar todos los dedos de las manos para dar con un resultado. Afortunados los que presenciamos el debut en Chile de Fishbone, ya que fuimos testigos privilegiados de toda la energía y potencia de una banda que utiliza su experiencia como combustible, y que por lo mostrado esta noche, se rehúsa a colgar los instrumentos y dar un paso al costado.

Setlist

  1. Party At Ground Zero
  2. Ugly
  3. Lyin’ Ass Bitch
  4. I Wish I Had A Date
  5. The Suffering
  6. Everyday Sunshine
  7. Whipper Snapper
  8. A Selection
  9. Ma & Pa
  10. Skankin’ To The Beat
  11. Date Rape (original de Sublime)
  12. Simon Says The Kingpin
  13. Let Dem Ho’s Fight
  14. Freddie’s Dead
  15. Cholly
  16. Crazy Glue
  17. Alcoholic
  18. Kung Fu Grip
  19. Bonin’ In The Boneyard
  20. Give It Up
  21. Sunless Saturday
  22. Hide Behind My Glasses
  23. The Goose

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Praxila Larenas

Enlace corto:
(3)
  1. wynkykrosty says:

    Estuvo laraja!!!!!!!!!!

  2. Jorge says:

    excelente reseña! estuvo increíble, la raja Fishbone !!!

Comentar

Responder