Exodus: Fiesta en la tierra prometida

Domingo, 31 de Enero de 2016 | 8:18 pm | No hay comentarios
Exodus: Fiesta en la tierra prometida

“Así es exactamente como debiera ser un concierto de Exodus”, decía Steve “Zetro” Souza a casi mitad del show que la banda daba en Kmasu Premiere la noche del 30 de enero de 2016, y la frase, que podría haber sonado facilista en cualquiera contexto, se sentía más real que nunca ante los cuerpos sudados, las cervezas en el aire, y el olor a anticucho que inundaban el recinto de Blanco Encalada. Sin duda que el marco de público y la energía que se intercambiaba de un lado a otro entre Exodus y la gente daban como resultado una postal digna de ser destacado; en tiempos de apatía por el otro, o de la imperativa labor de buscar el provecho personal, ver instancias donde la comunidad se reúne en torno a un punto específico parece un oasis que se agradece.

02 Exodus @ Club Kmasu Premiere 2016Todo partió antes con las presentaciones de dos bandas chilenas de metal, Soulinpain y Saken, todo puntual, todo con mucho más público que en otras veladas con agrupaciones nacionales teloneando, aunque un factor fue común en ambos shows, y ese fue la poca claridad en el sonido. Kmasu no tiene condiciones favorables para facilitar la tarea de los sonidistas, y eso se notó en los dos casos. Ni el thrash con tintes de death metal de Soulinpain, ni el sonido más clásico de Saken tuvieron la claridad necesaria para brillar, lo que fue más notorio en las vocales. No obstante, ambas bandas tenían claro que el mayor aliado sería el público, que armó pits y respondía a Carlos Quezada y su guitarra con ahínco durante la presentación de Saken, derivando en una experiencia que, pese a las deficiencias señaladas, terminó cimentando lo que sería la noche: una sinergia constante.

01 Exodus @ Club Kmasu Premiere 2016Como todo iba con puntualidad inglesa, ya a las 22:13, y con la Kmasu llena, las luces desde el escenario indicaban que todo estaba listo para que los norteamericanos hicieran su aparición ante la ovación del público, la que no cesaría en los 100 minutos de show. Llamativamente, el setlist se movió de forma muy natural entre el repertorio más antiguo, con seis canciones de “Bonded By Blood”, su disco debut de 1985, y cuatro de “Blood In, Blood Out”, el último registro de estudio de la banda, salido en 2014, siendo aún mejor cómo cada canción fue coreada de forma innegable por la gente. El pit era enorme, en especial en “And Then There Were None”, y los puños en el aire se replicaban en “Blood In, Blood Out” o “Children Of A Worthless God”.

04 Exodus @ Club Kmasu Premiere 2016Souza se veía complacido mientras entonaba con un timbre similar al de los discos, aunque más brutal, con ese clásico aire a AC/DC que tiene “Zetro”. Muy importante fue cómo él conseguía conectarse con la audiencia y hacía que todos se sintieran parte de ese momento único. Sí, todo el mundo era “hijo de un Dios sin valor”, pero se encontraban en esta suerte de tierra prometida donde todos formaron parte de un mismo instante.

Sudor, gritos, pits furiosos y corajudos, la banda tocando un “Olé, olé, olé, olé, Chile, Chile”, en tanto la gente cantaba después de la tremenda “Body Harvest”. Y es que no se trataba de recolectar cuerpos o partes de cuerpos, sino que aquí era lo electrizante de una comunión que se hacía carne en la pista. Esto es thrash y metal, pero la bola de espejos que se posaba sobre la cancha se condecía con la improvisada coordinación que requiere un pit bien hecho, o con los momentos y movimientos de quienes se atrevían a hacer crowdsurfing al ritmo de “Piranha” o “A Lesson In Violence”.

20 Exodus @ Club Kmasu Premiere 2016El set principal terminó con “Impaler”, aunque Exodus volvió apenas al minuto después para despacharse un tridente brutal de canciones que concluyeron la noche con explosiones múltiples de energía, gargantas vociferantes y saltos que remecían a la Kmasu. “Strike Of The Beast” cerró la fiesta luego de una hora y cuarenta minutos de un espectáculo que, más allá de las dificultades para el sonido que hubo para los artistas chilenos, fue una celebración del thrash y del rock, además de un ejemplo de cómo el público es capaz de levantar un show de gran forma, convirtiendo a un concierto en un evento recordable, anticipando por cierto un retorno pronto de Exodus que volvió a reafirmar su nexo con el público chileno, leal, gritón y movido.

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. Black 13
  2. Blood In, Blood Out
  3. And Then There Were None
  4. Children Of A Worthless God
  5. Deranged
  6. Salt The Wound
  7. Body Harvest
  8. Metal Command
  9. Piranha
  10. War Is My Shepherd
  11. A Lesson In Violence
  12. Blacklist
  13. Impaler
  14. Bonded By Blood
  15. The Toxic Waltz
  16. Strike Of The Beast

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Enlace corto:

Comentar

Responder