Echo & The Bunnymen: La esencia ante todo

Jueves, 13 de Noviembre de 2014 | 2:13 pm | Comentarios (1)
Echo & The Bunnymen: La esencia ante todo

Echo & The Bunnymen era de las pocas bandas que seguían sin pisar suelo nacional, y aunque hoy por hoy todo es posible, recién en 2014 se aventuraron con un show sin grandes pretensiones, pero aun así, muy lejos de estar jubilados y sin nada nuevo que mostrar, porque a pesar de los años, cumplieron con cientos de fans que los esperaron por mucho tiempo. Y aunque varios de los componentes de este show fueron demasiado austeros, Ian McCulloch y compañía no venían a presentarse como el último suspiro de una banda revisitada, bajo ningún punto de vista.

ECHO & THE BUNNYMEN CHILE 2014 01

Los Bunnymen subieron al escenario casi una hora más tarde de lo anunciado, en el renovado Teatro Cariola, para presentar su más reciente disco, “Meteorites” (2014), ante el fervor de una fanaticada que sobrepasaba los treinta años en su mayoría, junto a varios personajes de la escena local deambulando. Tras partir con “Meteorites”, los acordes de “Rescue” llevaron de un respiro a la asistencia a los primeros pasos de la banda de “Crocodiles” y ese fraseo peligrosamente cercano a David Byrne, pero que hoy huye de todo parecido con un McCulloch maduro, con la voz más gastada de lo habitual, aunque con la misma actitud de divinidad que lo ha caracterizado a lo largo de su carrera.

ECHO & THE BUNNYMEN CHILE 2014 02

La noche siguió con la multi timbristica “Villiers Terrace” y “Never Stop”, que por primera vez en la noche nos dio tiempo para analizar el entorno, ya que los Bunnymen vinieron casi con lo puesto, abasteciéndose de técnicos nacionales para el tema de la luz y el audio, y ni hablar de algún músico extra más allá del sexteto que son sobre el escenario, ya que, sin desmerecer el trabajo de los teclados, hubiese sido gran aporte tener un cellista para varias canciones del repertorio, porque a muchas versiones en vivo, a pesar de que sonaron bien, les faltó un toque acústico para sentirse plenas y completas. Con “People Are Strange” de The Doors llegaría el primer gran momento de la audiencia, que se elevó en gritos y coros para inevitablemente recordar a “The Lost Boys” (1987), y que decantó en la pureza de “Seven Seas”, que avanza con un bajo que se apoya en Joy Division, mientras McCulloch continúa hacia la última etapa ochentera de la banda con “Bedbugs And Ballyhoo”, y que se detiene con violencia para entrar a “All My Colours (Zimbo)”, la cual mantiene esa sensación onírica en todo momento.

ECHO & THE BUNNYMEN CHILE 2014 03

El Teatro Cariola, con un poco de acondicionamiento acústico, pinta perfecto como un muy buen lugar para la música en vivo, ya que tiene esa cercanía con el escenario que tanto nos gusta, además de una buena arquitectura en términos sonoros. El resultado de anoche fue placentero en cuanto al sonido y es un buen aliciente para los conciertos que ahí se esperan (SOJA, Protistas, Devo, Fantômas y Melvins serán los próximos). El punto negro, que no tuvo que ver con el recinto como tal, fue la iluminación, la cual no contó con ningún tipo de armonía o propósito alguno, y se convirtió en un mero acompañamiento.

ECHO & THE BUNNYMEN CHILE 2014 04

La noche seguiría con el post punk de “Over The Wall” y  “Constantinople”, otro repaso de “Meteorites”, creando algo muy poco frecuente para una banda que está girando a propósito de un nuevo disco, pero si nos atenemos a que Echo & The Bunnymen tardó doce discos en venir a Chile, entonces no es raro pensar en el poco tiempo que le dedicó a lo nuevo, ya que rápidamente retrocedió a 1981 con “All That Jazz” y la hermosa “Bring On The Dancing Horses”, que prepararía a la audiencia para momentos sublimes como el de “The Killing Moon” que (probablemente esté en el soundtrack estable de la vida de muchos de los asistentes), con una impecable interpretación, cerraría la primera parte junto a “The Cutter” con un grueso y emotivo final.

ECHO & THE BUNNYMEN CHILE 2014 05

La banda abandonaría el escenario por algunos momentos, para regresar con el bloque más emotivo de la noche: “Nothing Lasts Forever” y su mezcla con “Walk To The Wildside” de Lou Reed combinaron perfectamente y con absoluta lucidez, mientras varios secaban sus humedecidos ojos para luego entrar con todo el ánimo y los riffs de “Lips Like Sugar”, que sin duda fue otra de las favoritas de la audiencia, con un Will Sergeant sacando aplausos por sus solos de guitarra y desapareciendo entre la euforia de una avanzada que pasó años bailando estas canciones en las pistas de Blondie y Bal-Le-Duc, quienes, si esperaron treinta y seis años para verlos en Chile, esperarían un par de minutos para  ver el cierre definitivo de la noche con “Ocean Rain”, que si bien en términos de popularidad está más abajo que alguna de sus antecesoras, en cuanto a sonoridad fue de las mejores logradas de la noche, con esa explosión de ruido que va desde la timidez de la quebradiza voz de McCulloch a un crescendo mucho más poderoso que su versión editada, y que dejaría a la audiencia bajo gritos y aplausos, mientras la banda desaparecería del escenario.

ECHO & THE BUNNYMEN CHILE 2014 06

Echo & The Bunnymen podría haber tocado horas, gracias a su extenso repertorio, pero en vez de eso eligieron un show acotado, con sus puntos altos muy definidos y apenas tocando material nuevo, probablemente porque sabían que venían a regalar sus sonidos por primera vez a esta audiencia, y aunque hoy la banda sea un parche de sus primeros tiempos y la voz de McCulloch necesite más y más efectos para sonar prolijo, siguen trabajando y siguen avanzando sin perder lo fundamental: la esencia.

Setlist

  1. Meteorites
  2. Rescue
  3. Villiers Terrace / Roadhouse Blues
  4. Never Stop
  5. People Are Strange (original de The Doors)
  6. Seven Seas
  7. Holy Moses
  8. Bedbugs And Ballyhoo
  9. All My Colours (Zimbo)
  10. Over The Wall
  11. Constantinople
  12. All The Jazz
  13. Bring On The Dancing Horses
  14. The Killing Moon
  15. The Cutte
  16. Nothing Lasts Forever / Take A Walk To The Wild Side (original de Lou Reed) / Don’t Let Me Down / In The Midnight Hour
  17. Lips Like Sugar
  18. Ocean Rain

Por Pamela Cortés

Fotos por Julio Ortúzar

Enlace corto:
(1)
  1. Buen review del memorable y maravilloso concierto de anoche. Sólo quisiera corregir una cosa: Constantinople no fue el único tema que tocaron de su nuevo disco, también interpretaron el tema que le da el nombre al álbum, Meteorites (de hecho partieron con este), y Holy Moses, que creo que lo tocaron más o menos por la mitad de la noche.
    Eso, señores!
    Un saludo!

Comentar

Responder