Dënver: La intensidad de la ternura

Jueves, 9 de agosto de 2012 | 3:13 pm | Comentarios (1)
Dënver: La intensidad de la ternura

Que son fomes para las entrevistas, que son poperos ninguneados por cuanto rockero aparece y que no son queridos en su natal San Felipe, dichos varios que no han menguado la carrera de Dënver y que los tiene con una proyección vertiginosa a lo largo del continente y en España, como figuras dentro de lo que ambiciosamente el periódico español El País tituló como “Chile, nuevo paraíso del pop”.

Ellos son bien movedizos, tocan mucho y en diferentes formatos, y por eso se advertía que su participación en el ciclo de Radio Cooperativa en la Sala SCD Bellavista tendría algo especial. Y así fue.

No tocaron todas las canciones de la misma forma, hubo reversiones, un cover y varios temas nuevos. Aunque nada de eso es extraño en el planeta Dënver.

Partieron con una intro un poco trabada, poniéndose en línea y ritmo, para dar paso a “Diane Keaton” del disco más referenciado de la noche, “Música, Gramática, Gimnasia” (2010), donde se advertía cierto toque de la música romántica de los sesentas, más dulce que de costumbre y con un sonido limpio.

Ya en la bailable “En Medio De Una Fiesta” llamaba la atención que las voces se oían mucho mejor que en otras ocasiones, tanto en Milton Mahan como en Mariana Montenegro, la dupla que conforma Dënver. En esta canción se notaba un beat ochentero muy interesante. Luego del clásico “Miedo A Toparme Contigo”, vino el primer estreno de la noche, la correcta y melódica “Profundidad De Campo”, seguida de un muy buen cover de Young Marble Giants, “Wurlitzer Jukebox”. No es raro que Dënver tenga un cover de una banda que suena así. La virtuosa guitarra de Milton y la experimentación en el ruido de Mariana, denotan comodidad en performances más ruidosas y rockeras, siempre desde la ternura y la sutileza de sus genuinos gestos.

Luego vino una sección “íntima” del show —sólo Milton y Mariana en escena— con algunas favoritas de la audiencia, como “Los Bikers” o “Los Últimos Veranos”, pero también hubo espacio para el recuerdo con “Andén6”y la sorpresa con “Nuestro Mundo” que sólo apareció en el EP “Solenöide” de 2006, pero que presenta en carne viva la esencia del dúo.

Mariana se quedó sola para hacer “Estilo De Vida”, en el piano de cola que ella disfrutó en cada oportunidad que pudo tocarlo en esta sección íntima del show, que fue cerrada con el súper éxito “Lo Que Quieras”, que partió con Mariana y Milton, pero que terminó a banda completa retornando a la vibra noise que les calza perfecto, al igual que la onda disco con “Mi Primer Oro”.

El rock volvió con la que tal vez sea su mejor composición a la fecha, “De Explosiones Y Delitos”, con un desarrollo instrumental y armónico notable para volver a la vibra romanticona de otro estreno, “Medio Mal”.

El set cerraba con “Olas Gigantes”, bailable, potente y ágil, como es esa canción con una Mariana evidenciando su ligereza en el escenario, muchas veces sin tener mucha idea de cómo posicionarse en el mismo, pero disfrutándolo de todas maneras.

Dënver salió, la gente jugó un poco con las palmas, pero en un minuto Mariana volvía al querido piano, para hacer una versión dulce de la dramática “Feedback” y la banda volvió para la última canción que fue “Litoral Central”, frenética y llena de capas que hacen recordar al proyecto paralelo de Milton Mahan, De Janeiros. No tocaron “Los Adolescentes” y mucha gente quedó esperándola, pero rápidamente se dieron cuenta de que no estaba en los planes.

Dënver consigue transitar por varios matices de buena manera, pero es en los extremos donde la comodidad es fluida. El rock ruidoso, más cercano a los pasajes más crudos del dream-pop de grupos como Beach House —coincidentemente, también un dúo mixto— le sienta muy bien, en especial en vivo. Y en un plano minimalista y acústico, también lo logran. Donde se notan ripios es en las canciones más románticas, que requieren de esa dulzura, pero también de cierto peso, que es el que se echa de menos. Cuando ese tema esté resuelto, todo el trabajo de la banda se verá y sentirá más fluido, como es buena parte de sus presentaciones.

Es que Dënver transita entre la potencia y la ligereza, entre lo rudo y lo dulce, entre el ruido y la melodía, pero es el equilibrio el que todavía flaquea a ratos. Lo bueno es que lo tienen claro. Se nota que no son sólo dos muchachos tiernos que hacen pop desde el valle del Aconcagua.

Setlist

  1. Diane Keaton
  2. En Medio De Una Fiesta
  3. Miedo A Toparme Contigo
  4. Profundidad De Campo
  5. Wurlitzer Jukebox” (cover de Young Giant Marbles)
  6. Andén 6
  7. Los Bikers
  8. Nuestro Mundo
  9. Los Últimos Veranos
  10. Estilo De Vida
  11. Lo Que Quieras
  12. Mi Primer Oro
  13. De Explosiones Y Delitos
  14. Medio Mal
  15. Olas Gigantes
  16. Feedback
  17. Litoral Central

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Sebastián Rojas

Tags:
Enlace corto:
(1)
  1. Cesar Reyes dice:

    Aun no los veo en vivo, pero estoy profundamente enamorado de sus discos! <3