Crosses: Una experiencia algo religiosa

Domingo, 1 de Abril de 2012 | 11:42 am | Comentarios (5)

Si nos ponemos a pensar en Chino Moreno, probablemente lo primero que se venga a la cabeza es Deftones, pero ese grupo ya había venido el año pasado. Entonces, ¿qué excusa usaría Moreno para reencontrarse con su fervoroso y fiel público chileno? Fácil, llegar con su nuevo proyecto, mucho más experimental que el conjunto de Sacramento, y probar la eficacia de un catálogo breve, pero con la suficiente coherencia para pararse en un festival como Lollapalooza.

El prejuicio de muchos, recaía en que Crosses (simbolizado como †††) suena más blando que Deftones. Los rockeros se mantienen a distancia de esta propuesta que, con un poco de atención, se notará como una ramificación más del culto de Chino Moreno, y poco más que eso, lo cual no es poco.

La gran bonificación que tiene Crosses en vivo, es que los sonidos a veces robóticos y atmosféricos de sus dos EP (“†”, 2011; y “††”, 2012) se transforman en piezas con un peso y urgencia que son ya la marca registrada de Moreno.

Aunque en esta aventura no está solo. Además de Shaun López y Chuck Doom, Chris Robyn, Dino Campanella y Jono Evans completan la banda, y esto es vital porque la presentación queda marcada por las guitarras de López, las programaciones de Evans y las baterías dobles con Robyn y Campanella. Desde las calmas “†hholyghs†” y “†his Is A †rick” hasta las enérgicas “Prurien†” y “Op†ion”, la banda es fundamental.

También el efecto que se le pone al micrófono de Moreno. En “†elepa†hy” la voz de Moreno suena más limpia que en “†rophys” la entonación y filtros hacen que el susurro sea misterioso y casi fantasmal.

Eso debe ser lo que más marca el sonido de Crosses, más allá de que estilísticamente sea una mezcla entre Deftones y Portishead, o que su en vivo sea más enérgico, el rasgo característico es el aura de las canciones, esa sensación que expelen.

El single del segundo EP de la banda, “Prurient”, “Option” y el final con “The Years” fueron los momentos más potentes y donde mejor se logra el desarrollo del sonido de Crosses en vivo, alejándose claramente de la etiqueta que más los acompaña que es la de “música electrónica”. Queda claro que Crosses es mucho, pero mucho más que eso.

Chino Moreno, el maestro de ceremonias, se mostró humilde, cercano, agradecido pero también ensimismado, abrumado por las letras románticas de sus propias canciones. Se fue con el público y se refugió junto con las máquinas y los bombos. Esa dualidad de Moreno, entre rudeza y sensibilidad, logra que transmita lo genuino de esta propuesta y consolida, si bien no masivamente, una relación con un público que entiende que tiene la posibilidad de ser una legión. O tal vez un culto. O una religión. Porque cuando se trata de Crosses, lo único que queda es ver (y escuchar) para creer. Y es más fácil de lo que parece.

Setlist:

  1. ††holyghs†
  2. †his Is A †rick
  3. Bermuda locke†
  4. Fron†ier
  5. †elepa†hy
  6. Prurien†
  7. 1987
  8. †rophys
  9. Op†ion
  10. The Years

 Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Praxila Larenas y Sebastián Rojas

Enlace corto:
(5)
  1. illmono says:

    Corrección:
    Jono Evans: Programación y segunda guitarra
    Chuck Doom: Bajo
    Robyn-Campanella: Baterias

    Un poco de esfuerzo para la próxima nota

  2. putalawea07 says:

    cual es la octava cancion ??

  3. Mario cr says:

    la octava cancion se llama crosses (si)

  4. Pattonita says:

    k maravilloso momento!

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...