Collective Soul: Privilegio de pocos

Viernes, 11 de Diciembre de 2015 | 12:47 pm | Comentarios (11)
Collective Soul: Privilegio de pocos

Tuvieron que pasar más de dos décadas para tener en nuestro territorio a Collective Soul, una de las bandas insignes del rock alternativo de los noventa, cuyo debut en Chile se enmarca en la gira de presentación de su reciente noveno álbum de estudio, “See What You Started By Continuing” (2015), placa que terminó con seis años de silencio discográfico, y que plantea una especie de renacer artístico de los liderados por Ed Roland. El Teatro La Cúpula fue el lugar escogido para albergar la visita de los nativos de Georgia, que desde temprano comenzó a recibir a los fanáticos nacionales ansiosos por revivir los grandes éxitos que fueron parte de la banda sonora de toda una generación. En las inmediaciones del recinto del Parque O’Higgins la presencia de público era bastante escasa, lo que hacía presumir que la presentación del quinteto sería frente a un marco no acorde a su envergadura y trayectoria.

02 Collective Soul @ Teatro La Cúpula 2015

Promediando las 21:30 hrs. y ante menos de trescientas personas, hace su ingreso el quinteto de músicos que conforman Collective Soul, siendo recibidos por una afectuosa y sentida ovación que desciende desde todos los sectores habilitados. El inicio del show corre por cuenta de “December”, uno de los sencillos que se desprendieron de su disco homónimo (1995), el que de inmediato evidencia un sonido muy bien logrado, y donde comienza a sobresalir la figura de Jesse Triplett, que derrocha talento en cada ejecución de sus solos de guitarra. El pegajoso riff de “Precious Declaration” contagia a los fanáticos que de a poco se van entregando a la propuesta de la agrupación, en una exquisita complicidad que se estrecha aun más con “Heavy”. El pulso de la batería de Johnny Rabb marca la intro de la demoledora “Hurricane”, parte del nuevo material de la banda, y aparece el sonido de las palmas que acompañan la acelerada melodía, mientras Ed Roland ofrece extraños movimientos, como si estuviese poseído por la música.

10 Collective Soul @ Teatro La Cúpula 2015

El exquisito sonido del bajo de Will Turpin se hace más evidente en “This”, así como también se manifiesta una extraña fluctuación de las energías, con un público que no logra conectar del todo, generando ciertos altibajos de intensidad. El frontman pide disculpas por su prácticamente nulo dominio del idioma español, y presenta “Goodnight, Good Guy”, perteneciente al álbum debut de Collective Soul, “Hints Allegations And Things Left Unsaid” (1993). La interpretación de “Why, Pt. 2” se encumbra como uno de los puntos altos de la velada, con un inicio a capela que el público acompaña a cientos de voces, para posteriormente cambiar a golpes sonoros mucho más potentes de la mano de la percusión y las guitarras de Triplett y Dean Roland. El sonido de la guitarra del vocalista vuelve a recibir el acompañamiento de los asistentes que corean la melodía y, tras una partida en falso, decide cambiar el instrumento para interpretar un pequeño extracto del clásico “Crazy Little Thing Called Love” de Queen. Uno de los fanáticos del público ofrece su polera como ofrenda, que Ed recibe amablemente, y que posteriormente cambia por otra como premio, y luego arremete toda la potencia de “Exposed”, que sobresale por sus cambios de ritmo que van de lo acústico a lo eléctrico, sin mediar ningún tipo de transición.

08 Collective Soul @ Teatro La Cúpula 2015

El sonido de las cuerdas, y principalmente de la guitarra de Triplett, sigue siendo protagonista, animando la contagiosa y dinámica melodía de “Better Now”. Si bien es cierto la voz Ed Roland se manifiesta un tanto desgastada, sigue manteniendo sus matices y texturas tan característicos, los que se hacen muy evidentes en “Contagious” y principalmente en la bellísima “Needs”, cuyo ritmo pausado llena el ambiente de pasajes instrumentales mucho más suaves y placenteros. “The World I Know”, uno de los temas más conocidos de la banda, es el encargado de encender los ánimos, con cientos de fanáticos que comienzan a cantar en una única y poderosa voz que resuena a lo largo y ancho del recinto, convirtiendo el momento en uno de los puntos más emotivos del show. El vocalista se sienta al teclado, y haciendo eco de los gritos del público, realiza un improvisado medley de temas antiguos, que inclusive él mismo reconoce no haber ensayado hace más de una década. La melodía a medio tiempo de “Confession” se convierte rápidamente en un demoledor ataque de secuencias cargadas de vitalidad, en una larga y frenética ejecución. “Gel” sigue subiendo las revoluciones, y algunos pequeños sectores del público saltan tímidamente, no encontrando apoyo en el resto de los seguidores.

20 Collective Soul @ Teatro La Cúpula 2015

El show no da treguas, y esa así como la última parte de la presentación ofrece lo mejor del repertorio del quinteto. Primero, con toda la velocidad de “Where The River Flows”, con la batería de Rabb sonando de manera incesante y descontrolada, y un público que sigue dubitativo en su afán por entregarse de lleno a la propuesta. El frontman saca a una mujer del público, que sirve como una suerte de intérprete, indicando que nos aman, que están muy contentos de estar acá tras veinte años y que saben que volverán. Comienza a sonar la exquisita melodía del clásico “Shine”, que nuevamente es adornada por las cientos de voces al unísono que se elevan para entremezclarse con el sonido de las guitarras, y que el vocalista interrumpe para pedir al público que se acerque al escenario, generando una improvisada avalancha de gente, consolidando de esta forma aun más el poderoso coro. La responsabilidad del cierre recae en el éxito “Run”, en donde Dean Roland asume el mando del teclado, mientras que los matices de la guitarra acústica conjugan una bella y delicada interpretación, en donde de a poco cada uno de los músicos va abandonando sus instrumentos, hasta dejar solo a Ed con su guitarra y un público que no deja de cantar. El cantante desaparece tras el escenario, mientras el riff de cuerdas sigue sonando, resistiéndose a un final que ya se hace inminente. De golpe la música se apaga, las luces se encienden y con esto se da por terminado el debut de Collective Soul en nuestro país.

23 Collective Soul @ Teatro La Cúpula 2015

Cuando se espera a una banda por más de dos décadas, las expectativas tienden a crecer de manera desmedida, lo cual hace aun más difícil la tarea de impresionar y dejar conforme a los fanáticos que tan pacientemente han esperado por el debut. Y es precisamente en este punto donde radica la importancia del show ofrecido por Collective Soul, quienes en poco más de noventa minutos se pusieron al día con el público chileno, con una presentación de excelente factura, que sin siquiera echar mano a un encore logró dejar satisfecho al siempre exigente fanático nacional. Lamentablemente, la poca convocatoria que tuvo el evento sugiere que más de alguien cometió el gravísimo error de subestimar la propuesta de Ed Roland y compañía, y seguramente con el paso de los años serán muchos los que se arrepentirán de haber dejado pasar esta oportunidad. El debut de Collective Soul fue un privilegio de sólo unos pocos, cuya fidelidad y compromiso fue recompensada con una muy bien lograda presentación, que nos recuerda que, por más que pase el tiempo, el rock alternativo nunca pasará de moda.

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. December
  2. Precious Declaration
  3. Heavy
  4. Hurricane
  5. This
  6. Goodnight, Good Guy
  7. Why, Pt. 2
  8. Exposed
  9. Better Now
  10. Contagious
  11. Needs
  12. The World I Know
  13. Confession
  14. Gel
  15. Where The River Flows
  16. Shine
  17. Run

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Enlace corto:
(11)
  1. Leo says:

    Este concierto definitivamente fue una joya, CS sonó bestialmente bien en La Cúpula.
    Yo estaba en la reja con mi polola e inclusive nos pegamos unos mini-mosh en algunos temas xD y debemos haber sido parte de esa parte del público que saltó “timidamente”. Pienso que la falta de onda del publico es que muchos fueron con entradas tipo de “cortesía”, y gran parte de las parejas que se vieron se notaba que uno iba solo por acompañar al otro .Y en cuanto a la falta de publico, creo que fue un tema de baja difusión en las radios que sólo se limitaron a hacer concursos por entradas y de la misma productora que inclusive el cambio de recinto no fue bien difundido y vi a muchos tirando puteadas por haber llegado atrasados por culpa de eso. También creo jugó en contra que las entradas se pusieron a la venta hace sólo dos meses, con otras bandas del mismo corte ya anunciadas como Candlebox. Me quedo por satisfecho con lo vivido, y con una sensación de falta de reconocimiento al igual que en el recital de Creed en el Caupolican, en donde algunos trulimalulis a la salida decían “pta que suenan bien estos canutitos”.

    PD: Ed Roland dejó demostrado que la sectorización de un recinto vale hongo.

    • Esteban says:

      ?cual es el problema con creed si algunos los llan canutos?, no entiendo, estai jodiendo con lo mismo de como hace 3 años …… Superelo compare y sea feliz!!!, y no se que te pasa que te gusta tratar a los demás de rockero true, creed es de corte cristiano o no?

  2. Andrés says:

    Excelente show! A mí parecer faltaron canciones del Afterwords (cuando se espera por 20 años…). Grande CS!

  3. Lucho Pay says:

    Concuerdo con Leo, lo de ayer fue hermoso, el recinto ideal para tener una onda mas intima con a banda. Se escucho cañón, la acústica del teatro fu a toda raja, todo mu nítido. La voz de Ed Roland esta lago desgastada al igual que su memoria (por si no se dieron cuenta leyó la letras de algunas canciones, además olvido algunos pasajes de estas) pero eso lo compenso con energía y empatía con el publico. Lo malo, la baja asistencia de publico. Esto ocurrió, a mi parecer, por que el concierto fue anunciado muy encima de la fecha y la venta se inicio hace un mes y medio. Otro motivo importante fue la segregación de sectores, era necesario??? Atrás había personas (en las que me incluyo) muy prendidas pero lamentablemente por las fechas no pude conseguir un lugar mejor, esto mismo tenia al publico dividido. Creo y aseguro que si hubiesen cobrado un precio único (lo que costaba tribuna) el recinto a lo menos hubiese estado al 80% se su capacidad (ganaba productora y ganábamos los fans). Y por ultimo, lo que también atento con la convocatoria del espectáculo, el alto numero de eventos musicales en diciembre, de hecho ayer también tocaba Hoostback (no me gustan), hace poco toco Candlebox, fue el recital la Frontera, el sábado toca Lagrimosa, el domingo HIM, y así puedo seguir. Lamentablemente, así no hay bolsillo que aguante. Solo decir, gracias Collective Soul, el que no fue se lo perdió.

  4. GooZ says:

    Cuanto costaba la entrada?

    • Compro ticket para el sábado¡¡¡¡ says:

      en la puerta 25 tribuna y 35 cancha, pagué cancha por las puras ………….
      la raja el concierto¡¡¡¡, que buena banda, sonaban excelente, lo vi atrás, en la reja, desde el lado y siempre se escucho filete.

      Con 35 años es muy lindo recordar viejos tiempos en un par de horas de música.

      La productora unos sacos de bolas, ultra cara la entrada, primero caupolican, luego la cupula (¿con palco?), cero difusión, cero promo al final ………… en humonegro y rockaxis regalaron monton de entradas. No sé, eramos lo que eramos u varios fanáticos se lo perdieron por el precio, no se.

      Muchas gracias Collective Soul por el gran show de ayer.

  5. Lanegan says:

    como estaba pensado para el caupolican habian esas ‘divisiones’..q al cambiarse a la cupula estaban claramente demás..(por lo q hizo roland, además)..igual estaba caro, se veía venir lo de la asistencia por lo mismo..

  6. Gran review de Humonegro!!! Concuerdo con los otros comentarios, la productora fue negligente en todo, cero publicidad, las radios cero difusión, ni pescaron a la banda. No como con Candlebox que visitaron las radios Sonar, Futuro, hasta el “Buenos días a todos” jajajajaja y el resultado, un Teatro Cariola lleno.

  7. Diego Hevia says:

    Lamentable que haya sido el mismo día de Hoobastank, ya que la decisión era bastante compleja.
    Por lo menos Hoobastank estuvo extraordinario igualmente

Comentar

Responder