Clap Your Hands Say Yeah: Show correcto; líder desconectado

Domingo, 25 de Noviembre de 2012 | 10:44 pm | Comentarios (8)
Clap Your Hands Say Yeah: Show correcto; líder desconectado

Eran las 22:10 de la noche, y parecía que el cansancio y el sol nunca existieron. Comenzaba el show de Clap Your Hands Say Yeah en Primavera Fauna, y un coro improvisado  desfalleciente que a lo lejos cantaba “Illya Kuryaki And The Valderramas, Illya”, se transformaba en uno que gritaba “Satan Said Dance”. Comandados por la boina, los lentes, la guitarra y el falsete de Alec Ounsworth, los norteamericanos desparramaron lo mejor de su repertorio.

El quinto track de “Some Loud Thunder” (2007) abrió el debut de los neoyorquinos en nuestro país, bajo una atmósfera tétrica, donde las luces rojas jugaban con la oscuridad del cielo asemejando, a su manera, un infierno musical. De inmediato dieron paso a “Same Mistake”, empezando con la promoción de lo mejor que tiene “Hysterical” (2012), su último disco de estudio. El público que se agolpaba en las primeras filas disfrutaba cada canción y sus saltos se veían, incluso, desde la lejanía de las torres de iluminación. Mucho más atrás, donde había espacio para hacerlo, los asistentes bailaban como si fuesen imitadores de Ian Curtis cuando aquel vocalista salía a escena.

Pero la parsimonia que mostraba el frontman tras cada interpretación, confrontaba la del resto de sus compañeros, que parecían dejar el alma detrás de sus instrumentos. Alec se acostumbró y, por momentos, esa sobriedad hasta se confundía con apatía. Porque no dejó siquiera escapar una sonrisa. Aunque tan sólo escuchar los sintetizadores del inicio de “The Skin Of My Yellow Country Teeth”, dejaba cualquier rastro de desidia bien enterrado en el pasto de Espacio Broadway. Su debut homónimo sigue siendo su trabajo más celebrado, y cada uno de esos temas, que enamoraron hasta a David Bowie, llevan de un salto a un trance extraordinario.

“In A Motel” e “Hysterical” fueron otros dos de los buenos momentos del show; mientras la primera pone en gloria y majestad a Ounsworth como un personaje atípico del rock estadounidense, la canción que da nombre al final de la trilogía es intensidad pura, con un sample inicial emotivo que apoya unos riff eléctricos y a una batería incansable.

Hacia el término, la energía de Clap Your Hands Say Yeah aumentó aún más. No dejaron nada en el aire. Y los clásicos de su primer disco continúan sonando tan frescos como cuando aparecieron. “Is This Love?” continuó la locura de los fanáticos que no parecían llevar más de ocho intensas horas sobre la pista de los escenarios dispuestos por Primavera Fauna. “Upon This Tidal Wave Of Young Blood”, posiblemente su canción más reconocida, llamó la atención por el cambio de tono que el vocalista le dio al coro, dándole otro matiz a un tema folk que atrapa y que imposibilita el no seguir su ritmo con la cabeza.

“Heavy Metal”, ahora sí con los cinco integrantes compenetrados, cerró una presentación correcta, con todo lo que esperaban oír los seguidores del grupo: muchos hits, un sonido irreprochable y una gran disposición del resto de la banda con aquellos que vinieron especialmente a verlos. Sin embargo, un “Viva Chile” de uno de sus compañeros no pudo esconder ese gusto extraño que dejó Alec en su debut en Chile. Quizás, aún extraña a Tyler y a Robbie.

Por Bastián García

Fotos por Julio Ortúzar

Enlace corto:
(8)
  1. Wilmarth says:

    Muchas líneas para decir dos cosas:

    – Frontman fome y ni ahí.
    – Bajo reventado.
    – Cero empatía con el público.

  2. Larry Jeremy says:

    Este setlist esta erróneo, no cerraron con Upon This Tidal Wave Of Young Blood”, si no que con Heavy Metal. Y tocaron además Over and Over Again

  3. siesta says:

    ya no son cinco, hay cuatro músicos y el único integrante oficial es alec, el vocalista, el resto del grupo ya no está con él. No solo los dos que anunciaron su retiro, sino que ahora tampoco está ni el baterista ni el guitarrista

  4. Red Professor says:

    Banda intrascendente, cero carisma, cero entrega, cero aporte. Un par de canciones buenas y sería todo. No puedes tener un vocalista/líder que no mire al público y apenas dé un saludo al final de la presentación. Y esa voz… podía cansar a ratos.

  5. Javier says:

    ahhh paren de hablar weas, CYHSY estuvo la raja! Ni ahi con que no mirara al publico, la cosa era ir a escuchar su música.

Comentar

Responder