Caetano Veloso: Al compás de los abrazos

Jueves, 6 de Noviembre de 2014 | 1:51 pm | Comentarios (1)
Caetano Veloso: Al compás de los abrazos

Hablar de Caetano Veloso es adentrarse en parte de la historia grande de la música americana, siendo él uno de los representantes más importantes de los sones brasileños y de la llamada tropicalia que en los años 70 revolucionó la forma en la que interactuaron los géneros musicales en Brasil. Pero cuatro décadas después, donde todo pareciera estar ya inventado, son otros los detalles que revolucionan los sentidos. Tal vez se trata de una forma más sutil, más personal, pero termina siendo igualmente relevante y, a través de matices, distinto tras un evento como el ofrecido por Caetano Veloso el pasado miércoles 5 de noviembre en el Teatro Caupolicán, donde es lo irracional lo que termina dominando cualquier reflexión con afanes ridículos de objetividad.

CAETANO VELOSO CHILE 2014 01

El recinto de San Diego estaba repleto para recibir al gigante brasileño, quien no representa en absoluto los 72 años que indican sus documentos oficiales de identidad, sino que en el escenario se saca 15 o 20 de esos años de vida, sin perder la experiencia acarreada tras tanto tiempo frente a públicos de las más diversas índoles. Rodeado de músicos que tienen la mitad de su edad, Caetano sacó el excelente “Abraçaço” en 2012, pero recién a fines de 2014 pudo hacer la gira sudamericana para mostrar este material. Así, no era difícil ver que la gente se supiera varias canciones de este, el álbum más joven de un autor cuya música es tan atemporal como su amplia sonrisa.

CAETANO VELOSO CHILE 2014 02

El show es muy estructurado en un comienzo y, fuera de algunos gestos de Caetano, resulta un calco del DVD en vivo que está en el canal de YouTube del artista. Es claro que hay un libreto explícito, y eso queda de manifiesto cuando antes del show, por los parlantes, suena una voz en off dando a conocer los créditos para el concierto, como si se tratara de una película. Así se suceden varias canciones de “Abraçaço”, como “A Bossa Nova É Foda” o la propia “Um Abraçaço”, y entremedio clásicos como “Baby” o “Triste Bahia”. Pero Veloso está orgulloso de su trabajo, armó una propuesta completa al alero de su último disco, y configuró una banda de grandes músicos para apoyarlo. Esta simbiosis se puede advertir gráficamente en el baile al final de “Abraçaço”, donde tras tocar la canción, como un eco, suena la figura de guitarra de esta composición, mientras Caetano y Banda Cê [Pedro Sá (guitarra), Marcelo Callado (batería) y Ricardo Dias Gomes (bajo, teclados)] hacen poses con los brazos extendidos. Es esta vocación unívoca la que denota en el sonido, al borde de la perfección, y que tiene en el tridente más joven esa forma de Caetano Veloso de evitar la parsimonia e instalarse en el frenesí rockero que explota y se retrae, como si las emociones estuvieran en la montaña rusa, en canciones como “Odeio” o “Funk Melódico”. Lo mismo pasa con la mezcla entre sonidos bailables con la cadencia de la samba y el bossa nova, o el ska y su energía arrebatadora, y los momentos de ternura y sensibilidad entregados por el hábil Caetano.

CAETANO VELOSO CHILE 2014 03

Fundamental en todo esto es que el cantante sigue con un registro vocal envidiable. No se trata de que mantenga el registro de antaño, porque eso es imposible, pero la calidez y el manejo de su voz, usando falsetes cuando es estrictamente necesario, pero con una proyección llena de técnica en todo el tiempo, hacen que el brasileño domine el escenario en todo momento, no sólo cuando se mueve de un extremo a otro buscando el aplauso del público –que en todo momento llegó fácil-, sino que también cuando, con su guitarra electroacústica, de punteos tenues, frágiles, pero nunca invisibles, se encuentra solo cantando frente al micrófono.

CAETANO VELOSO CHILE 2014 04

El show tuvo la gran gracia de pasar de lo netamente pauteado, ensayado un millón de veces, incluso hasta en los gestos coreográficos en la interpretación del cantante, calcado al DVD, hacia una segunda parte más de corazón y de alma, donde el ensayo no es el insumo que lleva a la performance a la perfección, sino que es ese cúmulo de sensaciones que convergen en la energía del artista. La sonrisa, el baile, las inflexiones vocales, los movimientos, las reacciones ante el cariño de la gente, todo eso derivó en un in crescendo que hizo que el show sólo fuera mejorando desde algo muy bueno, a algo de excelencia.

CAETANO VELOSO CHILE 2014 05

Cuatro canciones fueron agregadas al setlist original, y todas ellas le dieron broches de piedras preciosas a un show macizo y expansivo. “O Leãozinho”, “Força Estranha” y “Desde Que O Samba É Samba”, estas dos últimas, las que cerraron el show, fueron grandes canciones que no estaban en el mapa original de los territorios hacia los cuales nos iba a llevar Banda Cê y don Caetano. No obstante, el gran momento, ese donde todo el Caupolicán detuvo el tiempo y se sentían los escalofríos de la gente, fue en “Tonada De Luna Llena” (justo en noche de luna llena), donde Veloso cantó prácticamente a capella, y resultó de manera impresionante. Todo el vozarrón que aún mantiene Caetano quedó ahí, en el aire, en los recuerdos y en las emociones de gente que incluso dejó caer algunas lágrimas con tal momento. El público fue devoto y tal vez fue muy contemplativo, pero en los momentos de aplaudir lo hacía a rabiar, desafiando la imagen previa del prejuicio al ver a una asistencia adulto en su mayoría, con pinta de tener plata, que en general deriva en poco entusiasmo. Todo lo contrario: el público no sólo logró el típico bis, sino que –en un hecho ocurrido pocas veces en el año y medio de gira que lleva Veloso- consiguió un segundo bis. Ese nivel de compromiso permitió también que el artista confiara en salirse del curso ya trazado, lo que generó momentos únicos que, con el final de “Desde Que O Samba É Samba”, dejó satisfecho a un público que gozó con todas las emociones posibles.

CAETANO VELOSO CHILE 2014 06

Caetano Veloso no sólo entrega un show sólido de principio a fin, paseándose con gracia por distintos géneros y por distintos ánimos, tal como plantean los diferentes bastidores con pinturas simples y geométricas que van mostrando simbologías propias para distintos momentos del show, sino que también invita a participar, e invita a entender que la música es una sola, y que más allá del sonido que se elija, lo importante es abrazar diferentes emociones, y que escuches, bailes y sientas lo que quieres sentir. Veloso en algún punto dice que está triste en la letra de “Estou Triste”, pero lo cierto es que la alegría que expele y transmite hace que toda la gente se haya ido con una gran sonrisa en el rostro. Con Don Caetano no cabía duda de que sería así, pero en cuerpo, alma y canciones, la realidad supera a la imaginación con creces a punta de ideas y composiciones. Un lujo.

Setlist

  1. A Bossa Nova É Foda
  2. Baby
  3. Quando O Galo Cantou
  4. Um Abraçaço
  5. Parabéns
  6. Homem
  7. Um Comunista
  8. Triste Bahia
  9. Estou triste
  10. Odeio
  11. Escapulário
  12. Funk Melódico
  13. Alguém Cantando
  14. Quero Ser Justo
  15. Eclipse Oculto
  16. De Noite Na Cama
  17. O Império Da Lei
  18. Reconvexo
  19. Você Não Entende Nada
  20. Tonada De Luna Llena
  21. Nine Out Of Ten
  22. O Leãozinho
  23. A Luz De Tieta
  24. Força Estranha
  25. Desde Que O Samba É Samba

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Praxila Larenas

Enlace corto:
(1)
  1. claudio Pe says:

    tu texto , tal cual a lo vivido.

    genial

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...