Big Noize: Un monstruo de cuatro cabezas

Miércoles, 10 de Julio de 2013 | 2:02 pm | Comentarios (5)
Big Noize: Un monstruo de cuatro cabezas

Si en la fructífera imaginación de un fanático del hard rock se comenzara a gestar la idea de construir una súper banda, capaz de amalgamar en un mismo escenario a algunos de los personajes más icónicos de esta corriente musical, lo más probable es que varios de estos nombres saltarían a la palestra: Sebastian Bach, Vinny Appice, Phil Soussan y George Lynch. Hace un par de décadas, la posibilidad de unificar en un solo evento la experiencia y trayectoria de estos reconocidos exponentes, sólo habría sido posible en el contexto de un festival o en un ejercicio de ficción, sin embargo, hoy tenemos la oportunidad de recibir en nuestras tierras a esta constelación de estrellas bajo el alero del proyecto Big Noize. Una ocasión que no pasará inadvertida para los seguidores más acérrimos de este género que de a poco empiezan a ocupar el sector habilitado del Teatro Caupolicán.

BIG NOIZE CHILE 2013 01

Los encargados de calentar el ambiente son los nacionales de SCL ROCK, cuya propuesta fue recibida de buena manera por el público presente en el recinto de San Diego, quienes si bien es cierto no conectaron del todo con el repertorio del quinteto, siempre se comportaron de manera respetuosa y participativa. Con casi media hora de retraso y con una cancha sobre el 80 por ciento de su capacidad, se apagan las luces del teatro para dar paso al ingreso de los cuatro músicos que conforman Big Noize, quienes son recibidos en medio de una lluvia de aplausos y una sólida ovación. El primer golpe lo da “Mob Rules”, que a pesar de la energía que transmite Sebastian Bach no logra encender al tibio público, que sólo acompaña la interpretación con unos tímidos puños en alto. El frontman recibe el cariño de los asistentes y responde en un aceptable español “Hola, Santiago, estamos muy felices de estar en su bello país”, una frase preparada que cumple su objetivo de levantar el ánimo e integrar a los fanáticos, motivación que se ve reflejada durante la ejecución de “I Don’t Know”, donde los asistentes saltan y mueven los brazos de lado a lado, en una suerte de marejada.

BIG NOIZE CHILE 2013 02

Las sólidas secuencias de cuerdas de George Lynch y Phil Soussan comienzan a asumir protagonismo, al igual que el sonido demoledor de la batería de Vinny Appice que golpea con inagotable energía. “Kicking & Screaming” no triunfa en su misión de sacar al público de su letargo, no logrando establecer una real conexión, sólo pasajes aislados y transitorios. Bach presenta a los miembros de la banda, donde cada uno de los nombres recibe una cerrada ovación y un vendaval de aplausos. El recinto explota con los primeros acordes de “Into The Fire”, donde todos los créditos se los lleva la lúcida ejecución de Lynch, que hace gala de toda su experiencia y maestría. El vocalista recuerda que hoy se celebran 70 años del nacimiento del gran músico Ronnie James Dio, tomándose la libertad de interpretar el “Happy Birthday”, que todo el teatro acompaña al unísono. Aprovechando esta efeméride, comienza a sonar “Bible Black”, que destaca por su interesante cambio de ritmo, con un inicio lento y pausado que los asistentes acompañan con las palmas, para posteriormente mutar a una melodía mucho más acelerada y enérgica. Por primera vez en la noche, queda en evidencia la utilización de papeles para recordar la letra de las canciones.

BIG NOIZE CHILE 2013 03

“Crazy Train”, el clásico de Ozzy Osbourne, eleva la intensidad del recinto, con un público totalmente participativo que no para de saltar y corear cada una de las líneas de la canción. Sebastian Bach recibe una bufanda lanzada desde la cancha, se la prueba durante un par de segundos, para posteriormente lanzarla de vuelta hacía los fanáticos. Además, recibe un lienzo con una imagen suya y el texto “I’d live for your smile and die for your kiss”, un guiño al clásico “I Remember You” de Skid Row. El show sigue con “Killers Of Giants”, una canción que transita sobre una base rítmica mucho más pausada, en donde destaca el sonido del bajo de Phil Soussan, con leves picos de energía y vitalidad. Llega uno de los temas más esperados de la noche, “18 And Life”, en donde todas las almas presentes en el Teatro Caupolicán se unen en una única voz, que resuena con fuerza en cada rincón del lugar, cobrando mayor fuerza durante el estribillo, configurando así una de las postales más bellas de la jornada. El vocalista vuelve a recurrir a la ayuda de un papel con la letra de la canción para dar inicio a la interpretación de “The Hunter”, donde nuevamente el público se muestra apagado y apático, y donde el protagonismo es asumido por George Lynch quien se ubica en el centro del escenario para ofrecer poderosos solos de guitarra.

BIG NOIZE CHILE 2013 04

En “Shot In The Dark” Sebastian Bach sigue apoyándose en un ayuda memoria para recordar la letra de la canción, llegando al extremo de no levantar la vista hacía el público durante varios segundos. El vocalista toma un descanso a un lado de la pista, mientras George Lynch se toma el escenario para dar rienda suelta al lucimiento personal, con una perfecta ejecución, plagada de precisos solos y exquisitos licks. Posteriormente se incorpora el resto de la banda para terminar la sesión instrumental de alto nivel de “Mr. Scary”, la que es premiada con una ovación generalizada. “In A Darkened Room” no destaca por su energía y vitalidad, sino por la sensibilidad que le impregna el frontman, haciendo partícipe al público de una hermosa melodía, que tiene su cierre en una lluvia de aplausos que cae desde toda la cancha. La oscura base de “Heaven And Hell” vuelve a elevar la intensidad de la mano de una voz potente y decidida, una sólida batería y un bajo que suena nítido, fundamentando una pieza carente de puntos débiles. La melódica “Alone Again” incorpora nuevos matices mediante el sonido acústico de la guitarra de Lynch, entrando de inmediato en complicidad con las palmas de los fanáticos que acompañan incesantemente. Promediando la mitad del corte, las revoluciones se vuelven a elevar, arrasando con todo lo que encuentra a su paso e inyectando nuevas dosis de energía.

BIG NOIZE CHILE 2013 05

Llega el turno de la hermosa balada “I Remember You”, en donde las voces de los asistentes se complementan en una única secuencia, que resuena con fuerza en los coros y que llena de emotividad el ambiente. George Lynch vuelve a mostrar lo mejor de su repertorio, apoyado por todo el dinamismo de la voz de Sebastian Bach, quien aprovecha para despedirse de su público con un sentido “I remember you, Santiago. Bye bye, good night”. Casi en un acto reflejo comienzan los silbidos de los fanáticos que se rehúsan a dejar partir tan fácilmente a sus ídolos, quienes rápidamente retornan al escenario para interpretar la que sería la última canción de la velada, “Youth Gone Wild”, quemando los últimos cartuchos de energía e intensidad mediante poderosas secuencias de cuerdas y percusión. En medio de una sentida ovación y cálidos aplausos, la banda se reúne en el centro del escenario y se despide con una sencilla reverencia. “Thank you, Santiago. Gracias por 20 años de rock & roll”, son las últimas palabras de Sebastian Bach antes de perderse tras bastidores y dar por finalizada la primera fecha de la gira sudamericana de Big Noize.

BIG NOIZE CHILE 2013 06

Tomando en consideración su exitosa trayectoria, algunos fanáticos podrán criticar la severidad con la cual se evalúa la presentación de Sebastian Bach, sin embargo, resulta imposible pasar por alto el hecho que uno de los grandes puntos negros de la velada lo constituyó el reiterado uso de papeles con las letras de las canciones, lo que evidenció una falta de preparación por parte del vocalista, y una falta de respeto hacía un público que asistió a ver un show de alto nivel y no una sesión de karaoke.

BIG NOIZE CHILE 2013 07

Independiente que durante algunos pasajes del show se denotaron algunos ripios en la coordinación de los elementos que configuran Big Noize, proyectando una clara falta de ensayo, es innegable la calidad técnica de cada una de las piezas que conforman este proyecto, con un Vinny Appice que no acusa el paso de los años, golpeando la batería con la misma fuerza e intensidad de hace tres décadas; Phil Soussan que, manteniéndose en un aparente segundo plano, logra impregnar cada tema del sonido tan característico de su bajo; el gran George Lynch, sin lugar a dudas uno de los guitarristas más talentosos surgidos en la década del ochenta, y la voz inconfundible de Sebastian Bach, que parece no extinguirse, aplicando su particular textura y matices a cada uno de los cortes del setlist. Un show que, sin ser descollante, dejó contento a la mayoría de los fanáticos que llegaron al Teatro Caupolicán, quienes hicieron un viaje a través de lo mejor del hard rock, a bordo de un monstruo de cuatro cabezas.

Setlist

  1. Mob Rules (Black Sabbath)
  2. I Don’t Know (Ozzy Osbourne)
  3. Kicking & Screaming (Sebastian Bach)
  4. Into The Fire (Dokken)
  5. Bible Black (Heaven & Hell)
  6. Crazy Train (Ozzy Osbourne)
  7. Killers Of Giants (Ozzy Osbourne)
  8. 18 And Life (Skid Row)
  9. The Hunter (Dokken)
  10. Shot In The Dark (Ozzy Osbourne)
  11. Mr. Scary (Dokken)
  12. In A Darkened Room (Skid Row)
  13. Heaven And Hell (Heaven & Hell)
  14. Alone Again (Dokken)
  15. I Remember You (Skid Row)
  16. Youth Gone Wild (Skid Row)

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Praxila Larenas

Enlace corto:
(5)
  1. Rodrigo Astete says:

    comparto los ultimos parrafos del review, no tocaron the last in line de dio, ojala la hubiesen tocado, no tocaron ninguna de dio, la tercera es kicking and screaming del ultimo disco solista de bach, que incluso partio mal, y la tocaron de nuevo, tambien comparto la solidez de la base de big noize, bajo y bateria, pero se noto demasiado que casi no ensayaron, lo que sumado a la hiperventilada perfomance de bach y la desidia de lynch en los temas no dokken remarcan el cero rodaje de esta encarnacion de big noize…puntos altos a mi parecer: crazy train, alone again….puntos bajos: shot in the dark y heaven and hell……es entendible que haya errores en un grupo no afiatado, pero quizas para este tipo de espectaculos la suma de individualidades conforme a la mayoria……

  2. Jorge says:

    Una falta de respeto absoluta, sin preparación ni ensayo, no valió la pena viajar desde la V región a ver ese pobre espectáculo. De que sirve 4 grandes del Rock si cada cual tocaba por su lado ( casi literal) Bach no se sabia la letra de los temas !!! pero si eso es básico para cualquier banda!!! por lo demás… un recado para Sebastian; ” la polola no se lleva a la pega….
    Sres productores…. devuelvan la plata !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  3. Keno says:

    Soy un fanático de George Lynch… y debo decir que el show fue un asco…

  4. Sin contar que a Sebastian Bach se le olvidó la segunda parte de Heaven and Hell… no se, Vinny Appice y Phil Soussan estuvieron sólidos en la parte rítmica, lamentablemente ni Lynch ni Bach estuvieron muy a la altura a no ser que fueran sus propios temas, ahí nomás el show.

  5. Yayis says:

    Esta reunión “Súper Star” Big Noize fue, para mi, BIG NO SÉ. Malo, malísimo. Fue una llama encendida con el mejor combustible, desde el comienzo del concierto con E5150 (que significa, en números romanos EVIL E-V-I-L : E-5-1-50, nombre creado por el gran Ronnie James ) y vino a mi mente el inicio de la última presentación de DIO, junto a Heaven and Hell, en nuestro país el 2009. La misma intro, entonces grité : “wuooooooouuu ahora tocarán Mob Rules!!!” y así fué. Un gran inicio, “impecable” (salvo la banda telonera, el esqueleto de palos abajo del escenario, la frustrada pantalla que se quedó pegada con una imagen todo el “show”). Claro estamos, los que sabíamos del proyecto Big Noize de Vinny Appice (no de Bach como leí en otros review) que son una banda que se reúne con diferentes integrantes, según disponibilidad. Anteriormente cantaba Turner. Pero no por eso paso por alto la falta de compromiso y de respeto para con nosotros. Todos fuimos asistentes a una “súper reunión”, a un gran show pero, más que el show dieron “jugo”. Un Sebastian Bach con papelitos en las manos leyendo letras, o en el suelo dá igual, como un niño de básica disertando. Un Lynch tocando de espalda la mayoría del tiempo, encima de la batería, esquivo, sin intención de agradar a la gente en su primera visita a nuestro país y preocupado más de un cigarro. Fue una pésima presentación y lo reitero: independiente de quienes sea, conocidos o no, uno se debe al público y hay que entregar lo mejor de si. Se notaba que querían terminar luego. Las caras de confusión de Bach, las veces que tuvieron que comenzar, de nuevo, una canción, OJO, por que él no se las sabía, no por culpa de toda la banda. Eso fue terrible. Mi combustible se acabó y mi llama se extinguía rápidamente al oír las desafinaciones y descordinaciones de Lynch, que era la novedad en suelo chileno. Cuando empezó a sonar un primer retorno de bajo reconocí de inmediato Bible Black y la emoción me embargó. De todo fue mi mayor sorpresa. Lo pensé días antes pero nunca creí pudieran hacerlo ya que no averigué más de big noize con Bach como cantante, no quise ver nada en you tube, en fin:nada, sólo apreciarlos en vivo. La emoción me embargó porque pensé que lo escucharía en la suspendida tocata de DIO DISCIPLES en Chile (en donde me hubiese gustado que viniera Vinny Appice con ellos) pero fué genial que lo incluyera en este pasado Lunes 9. Lo puede escuchar en vivo en la maestra voz de DIO, entonces sabía que se venía algo bueno, como para criticar. Pero mejor me ahorro escribir sobre eso ya que, lo peor fueron las equivocaciones en el himno de Black Sabbath con DIO: HEAVEN AND HELL !!! Eso es imperdonable, no te podís parar frente a un público y no saber la canción po’ BACH !!! Fue impresentable. Una verguenza, un chiste… Ahí si que te pegaste EL SHOW…
    Una banda tributo en donde, sólo la base fue lo mejor (Appice con sus baquetas al revés, con su fuerza y Phil con su cordura profesional y mejor voz, para nuestros oídos, en los coros)
    En resumen… un gran inicio con fatal desenlace.

Comentar

Responder