Belzebong: Invocación por ignición

Viernes, 21 de Julio de 2017 | 2:16 pm | No hay comentarios
Belzebong: Invocación por ignición

Sin duda, lo ocurrido anoche con el estreno de los polacos Belzebong da para ser calificado como todo un trance. En casi dos horas de presentación, el humo denso de sus acordes se apoderó del recinto ubicado en calle San Diego, que albergó una jornada oscura dedicada al stoner rock y al doom de corte más volátil, y que además contó con el soporte de los nacionales Ocultum, quienes aprovecharon cabalmente la oportunidad.

Pasadas las 20:30 horas, y con un contingente que iba aumentando en cantidad y que se mostró comprometido con la causa, los autores de “Ceremonia Oculta Primitiva” sonaron con potencia y precisión. Así, su fusión de doom y stoner cargado al metal logró conectarse con el público que ya ocupaba considerablemente las dependencias del local y se adentraba con pasión en el ritual propuesto por la banda.

Unos veinte minutos antes de las 22:00 horas, los europeos tomaron sus posiciones, mientras el ambiente se ponía cada vez más espeso debido al humo y su fragancia que surgía desde los asistentes, empoderados de la imaginería evocada por la banda. El corte que abre su primer larga duración “Sonic Scapes & Weedy Grooves” (2011) y que componen también el EP lanzado en el año 2009, “Bong Thrower”, dio inicio al show y el nivel de entusiasmo de inmediato fue al máximo por parte de sus ejecutores, mientras que la audiencia hacía lo suyo fluyendo con la parsimonia del estilo. Con todo dispuesto como lo planeó el grupo y al igual que en el disco, “Names Of The Devil” magnifica el efecto y esa especie de sedación que busca Belzebong. Bajo esa idea es posible describir lo que ocurría a esa hora de la noche en el centro de la ciudad; similar a la sesión canábica a la que alude parte del contenido, cada pieza se sentía de esa forma y así quedó en evidencia con el actuar un público dominado por la influencia del conjunto.

Pasó más de media hora y llegó el turno de una dosis de “Greenferno” -lo más reciente a la fecha- encendiendo la misma combinación de la apertura, “Diabolical Dopenosis” junto a “Inhale In Hell”, y la comunión se daba por completo. No se trata de una interacción efusiva, lo que ocurrió en ese momento era más personal o de abstracción tal vez, pero fue generalizado a través del trance que sí pasa en sus conciertos, habiendo espacio siempre para que los más acérrimos se manifiesten con fervor.

De súbito nos encontramos ya en el último tercio del debut de Belzebong en Chile, y para ello volvieron al álbum anterior para interpretar el resto que faltaba. Así, “Witch Rider” y “Acid Funeral” fueron el remate de una ceremonia que cumplió con lo prometido, con una entrega memorable por parte de los músicos quienes no escatimaron en energía ni en generosidad con su cosecha. Los riffs fueron abundantes y los presentes disfrutaron de una cata de buen stoner y doom metal sin contemplaciones, lo que incluye a Ocultum, por supuesto.

Como es costumbre en una reunión de esta naturaleza, siempre queda una última muestra para la degustación y en esta ocasión la elegida fue “Dungeon Vultures”, proveniente de su EP del año 2013, transformándose en el tiro de gracia que clausuró un acierto en cuanto a eventos internacionales de nicho como este, enfocados en sub-géneros menos masivos como el sludge, stoner, doom y otro gran número de tendencias subterráneas que en este lado del planeta tienen asidero y constituyen un fenómeno que, en una cantidad de años no menor, se ha posicionado con importancia en el panorama global. Bajo estas circunstancias, Belzebong fue ovacionado y se retiraron entre el humo que inundó todo su paso, mientras que el resto de a poco reaccionaba y salía del aturdimiento sonoro que produjo su aparición en Santiago.

Por Hans Oyarzún

Fotos por Pedro Mora

Setlist

  1. Bong Thrower
  2. Names Of The Devil
  3. Diabolical Dopenosis
  4. Inhale In Hell
  5. Witch Rider
  6. Acid Funeral
  7. Dungeon Vultures

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Enlace corto:

Comentar

Responder