At The Gates: Ante las puertas del mismísimo infierno

Jueves, 26 de Julio de 2012 | 10:02 am | Comentarios (1)
At The Gates: Ante las puertas del mismísimo infierno

Julio ha sido un mes escaso en cuanto a conciertos metaleros se refiere. La cartelera nacional necesitaba una dosis de guitarras y baterías estridentes, para sopesar el frío que entumece a la capital. Los suecos de At The Gates se erigían como el gran número metalero del mes, visitando por primera vez nuestro país, para abrir las mismísimas puertas del infierno y hacer de su debut en el Caupolicán, uno de los más enérgicos de los que ha tenido memoria el recinto de San Diego.

Los padres del death metal sueco, se reunieron por segunda vez el año 2010 para realizar una extensa gira a través del mundo, tocando los temas más emblemáticos de sus cuatro álbumes de estudio. Bajo este contexto, los de Gotemburgo programaron su primera gira por Latinoamérica, siendo Chile una de las paradas del tour. Los fanáticos no se hicieron esperar y agotaron la preventa para el show, que en un principio, estaba programado a realizarse en el Teatro Teletón, pero debido a la restricción municipal que prohíbe al teatro amparar eventos masivos, el concierto tuvo que ser trasladado al Teatro Caupolicán, y no pudo haber sido una decisión más acertada.

Con una planta baja repleta, a las 21 hrs. en punto, salían a escena los nacionales de Nuclear, quienes en un acotado set de no más de 25 minutos, dieron rienda suelta a su thrash de la vieja escuela, con una poderosa puesta en escena. Cerrando su presentación, con el tema que da nombre a su último disco, “Apátrida” (2012), Nuclear abandonaba el escenario, dejando al público totalmente prendido para el plato fuerte de la noche.

Con la planta baja del Caupolicán totalmente repleta, y una cancha que parecía una olla a presión a punto de reventar, At The Gates salía a escena secundado por la introducción que da pie al mosh imparable que provoca “Slaughter Of The Soul”, del clásico álbum homónimo del año 1995, al cual se dedico gran parte del setlist. El público, prendidísimo, lanzó la primera de varias banderas chilenas que cayeron al escenario, y que fue recogida por Tomas Lindberg, mientras comenzaba a sonar “Cold”, otro más del “Slaughter Of The Soul”.

El sonido estaba muy saturado –el pitido en el oído persiste-, y aunque mejoró con el correr de las canciones, daba lo mismo, e incluso parecía justificarse con el nivel de adrenalina que se vivía en el recinto. El blondo vocalista entregó una breves palabras a los fanáticos antes de presentar “Terminal Spirit Disease”, single que pone el nombre a la placa del año 1994. Los gritos del público coreando el nombre de la banda, fueron la antesala para “Raped By The Light Of Christ”, cuya blasfemia subía los ánimos de la gran masa de agresión que se movía en la cancha, imagen que representó asertivamente al mensaje de Lindberg, cuando afirmó que todos estábamos unidos bajo un sol serpenteante. La represalia a sus palabras, fue la brutal interpretación de “Under A Serpent Sun”.

“Windows”, del primer álbum de la banda, “The Red In The Sky Is Ours” (1992), tuvo un comienzo accidentado debido a una interferencia provocada por el cable de la guitarra de Martin Larsson, Más adelante, en la misma canción, el entusiasmo de Lindberg hizo que tropezara con el cable del bajo de Jonas Björler, desconectándolo durante unos segundos, en un incidente que no hacía más que demostrar la energía con la que vivían los suecos, el show sobre el escenario.

El recital era una escalada de emociones y “World Of Lies” cayó como uno de los temas más celebrados de la noche, donde los combos y patadas fueron relevados por el pogo y los coros.

Lindberg hacía saber que era un honor estar tocando en nuestro país, y preguntando si el death metal seguía vivo en nuestras tierras. La respuesta fue, obviamente, afirmativa y sirvió para presentar “The Burning Darkness”, pegada con “The Swarm”, y seguida por otro momento de euforia con “Forever Blind”. Bajo una calma aparente, sonaba la instrumental “Into The Dead Sky”, con un par de problemas en la guitarra de Larsson, que ensuciaron la composición. Estos problemas quedaron en un segundo plano con el poder de “Suicide Nation”, uno de los momentos más climáticos de la velada, que tuvo una certera replica con “Nausea”.

“The Beautiful Wound” fue el último tema extraído del álbum “Terminal Spirit Disease”, para continuar con “Unto Others”, que tuvo como curiosidad la clásica melodía de “South Of Heaven” de Slayer, tocada por Anders Björler (guitarra) antes de comenzar con el tema. Como un track old school, del primer EP del grupo, “Gardens Of Grief” (1991), caía “All Life Ends”, presentada en un claro español por parte del vocalista. Una nueva introducción antecedía la llegada de “Need”, que marcó el primer encore de la noche, que debido a su corta duración, poco se notó cuando la banda estaba de vuelta en el escenario, mientras la mítica introducción que abre el disco “Slaughter Of The Soul”, ponía a delirar a la audiencia, que terminó por reventar con “Blinded By Fear”, el momento cúlmine de la noche. Ante la satisfacción absoluta del público y la banda, quienes aseguraron que nunca olvidarían esa noche, llegaba para cerrar con broche de oro “Kingdom Gone”, y el Caupolicán terminaba por venirse abajo.

Como si hubiésemos estado ante las mismísimas puertas del averno, At The Gates propagó calor infernal a la helada noche santiaguina. Ante una fanaticada que lo dejó todo de principio a fin, y un show impecable, el debut de los suecos en escenarios nacionales sobrepasó las expectativas y nos demostró que el frío más extremo, no puede contra una buena dosis de death metal.

Setlist

  1. Slaughter of the Soul
  2. Cold
  3. Terminal Spirit Disease
  4. Raped by the Light of Christ
  5. Under a Serpent Sun
  6. Windows
  7. World of Lies
  8. The Burning Darkness
  9. The Swarm
  10. Forever Blind
  11. Into the Dead Sky
  12. Suicide Nation
  13. Nausea
  14. The Beautiful Wound
  15. Unto Others
  16. All Life Ends
  17. Need
  18. Blinded by Fear
  19. Kingdom Gone

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Sebastián Rojas

Enlace corto:
(1)
  1. emilio prieto. says:

    esta wea la cago ..simplemete un tiro en la cabeza….abran mas foto del mett?

Comentar

Responder