Anathema: Una marca indeleble

Viernes, 11 de Octubre de 2013 | 12:13 pm | Comentarios (3)
Anathema: Una marca indeleble

A más de dos años desde su última visita, el Teatro Caupolicán recibía por cuarta ocasión todo el rock progresivo, emotividad e intensidad de los británicos de Anathema, quienes regresaban a territorio nacional en el marco de la gira de promoción de su noveno álbum de estudio, “Weather Systems” (2012), disco que recibió un aluvión de comentarios positivos de parte de los medios especializados, etiquetándolo rápidamente como uno de los mejores lanzamientos del año. No sólo esta nueva producción fundamentaba las crecientes expectativas de los fanáticos chilenos, sino también la reciente edición de “Universal”, material en vivo registrado el año pasado en un antiguo teatro romano de Philippopolis, junto la Orquesta Filarmónica de Plovdiv, y que fue documentado por el celebrado cineasta Lasse Hoile.

ANATHEMA CHILE 2013 01

Desde temprano los fanáticos más incondicionales de los oriundos de Liverpool se comenzaron a agolpar en los accesos del recinto de San Diego, intuyendo una velada mágica y arrolladora. Lentamente se fue llenando el sector de la cancha, única localidad disponible para la ocasión, tanto así que, promediando las 21:00 hrs., el lugar ya se vislumbra completamente tapizado por un mar de cuerpos impacientes, sedientos de música. La banda hace su ingreso al escenario, y el teatro amenaza con venirse abajo entre una lluvia de aplausos, que se mezcla con una estruendosa ovación. Sólo basta el primer acorde de “Untouchable, Part 1” para que el público se rinda a los pies de Anathema, estableciéndose una conexión casi instantánea, la que se ve reflejada en los cientos de palmas que resuenan desde todos los sectores de la cancha y una única voz que se alza con la potencia e intensidad de un huracán. El sonido se evidencia un tanto saturado, lo que se hace más evidente en la voz de Vincent Cavanagh que no logra proyectarse con total facilidad.

ANATHEMA CHILE 2013 02

El hermoso sonido del teclado de Daniel Cavanagh marca el comienzo de “Untouchable, Part 2”, melodía que rápidamente recibe el acompañamiento de las palmas, estructurando una sensible atmósfera, complementándose con la delicada voz de Lee Douglas, que destaca por su textura plagada de sentimientos. En “The Gathering Of The Clouds” las luces tiñen de rojo el escenario, mientras la batería de Daniel Cardoso arremete con fuerza y decisión en certeras estocadas de intensidad, que no hacen otra cosa que fortalecer la estrecha relación entre el público y la banda. Uno a uno se suceden los precisos solos de cuerda de Daniel, desbordando calidad, en una exquisita mixtura de emociones y cambios de ritmo. Los ojos de este redactor no dan crédito a lo que ven: miles de almas funcionando en perfecta sincronía, capturando el momento como si no existiese un mañana, y es así como “Lightning Song” y “Thin Air” reciben el beneplácito de cada uno de los fanáticos, sobre todo el sonido del bajo, que suena preciso y a un volumen controlado. Nuevamente el teclado asume el protagonismo en “Dreaming Light”, donde todo el público canta y la melodía crece en velocidad.

ANATHEMA CHILE 2013 03

En lo que va corrido del show en ningún momento se ha bajado la intensidad, la conexión entre banda y público se fortalece con cada nueva canción que llena el repertorio, en una complicidad pocas veces vista en los escenarios locales. Llega el turno de “Deep” y se produce una explosión de cuerpos enérgicos, cada uno de los cuales se desprende del suelo con la intención de retribuir la entrega del quinteto, donde destacan las precisas secuencias de Daniel Cavanagh, que a su vez se complementan con las ráfagas de poder que proyecta Cardoso. De la mano de “Emotional Winter”, bajan las revoluciones en el recinto de San Diego, una melodía a medio tiempo que produce la brecha necesaria para recuperar energías, las que se vuelven a hipotecar con “Wings Of God”. Para cuando comienza a sonar “The Beginning And The End”, las guitarras se perciben perfectamente calibradas y la voz de Vincent Cavanagh suena potente y atractiva, haciendo que los asistentes coreen al unísono cada una de las líneas de la canción, estructurando una bella postal.

ANATHEMA CHILE 2013 04

Qué difícil se torna explicar la buena vibra que se percibe en cada rincón del teatro, con un público totalmente extasiado, una banda que evidencia estar muy emocionada con la recepción de los chilenos y una presentación que, a pesar de algunos ripios en el sonido, se alza como uno de los mejores shows que ha pisado este escenario. Vincent solicita que apaguen las luces, y a su vez pide ayuda a sus fanáticos para que alumbren con sus teléfonos móviles. Retorna al escenario Lee y la banda se encarga de anunciar que se encuentra de cumpleaños, recibiendo casi en un acto reflejo un improvisado canto desde la cancha. La penetrante voz de Douglas marca el comienzo de la interpretación de “A Natural Disaster”, calando en lo más profundo de los huesos, mientras los brazos se mueven de un lado a otro, como impulsados por una corriente imaginaria. En “Closer” Vincent asume su posición frente al teclado y utiliza un micrófono diferente para darle a su voz un toque más electrónico y robótico, que fluye al ritmo del sólido riff de la batería de Cardoso, mientras que Daniel incita al público a saltar, quienes automáticamente asumen el desafío, en una coreografía que pareciese hacer temblar los cimientos del Caupolicán.

ANATHEMA CHILE 2013 05

Daniel conversa con los fanáticos, haciéndoles saber que siempre es un privilegio tocar en Chile, en una frase que, a pesar de rayar en el cliché, se siente sincera y transparente. “A Simple Mistake” da por terminada la primera parte del show, la banda se retira tras bastidores y de inmediato comienzan los gritos y cánticos pidiendo el retorno de los oriundos de Liverpool. Al cabo de unos minutos, la agrupación vuelve para interpretar “Internal Landscapes” en medio del apoyo constante de un público que se rehúsa a descansar. Se produce uno de los momentos más significativos de la velada, cuando se indica que se ejecutará un set especial preparado exclusivamente para Sudamérica. El sonido del teclado para “Shroud Of False” declara una euforia generalizada, con una participación instantánea de parte de los fanáticos, que explotan en una fiesta de energía y dinamismo, al ritmo certero del beat de la batería. La música cargada de sensibilidad se yuxtapone con letras oscuras y melancólicas, en una combinación que permite transportarse y hacer volar la imaginación. Sin mediar ningún tipo de pausa, arremeten “Lost Control” y “Destiny”, con secuencias de cuerdas y teclas que cautivan por su sentimiento y precisión. Una cerrada ovación que surge desde cada rincón del recinto le da la bienvenida a “Inner Silence”, que rápidamente captura la atención de las miles de almas que, en una suerte de trance, disfrutan de la presentación. Llega el turno del tema “One Last Goodbye”, que se desarrolla a múltiples voces, en un cuadro exquisitamente conmovedor.  La banda se vuelve a retirar del escenario, en medio de una ensordecedora ovación.

ANATHEMA CHILE 2013 06

Al cabo de unos minutos de espera, vuelve Daniel Cavanagh y Lee Douglas para interpretar a dúo la canción “Parisienne Moonlight”, donde la hermosa voz de ella llena de sentimiento cada rincón del recinto, en una ejecución maravillosa y especial. La batería inyecta la última dosis de intensidad con “Fragile Dreams” resonando fuerte y decidido, manteniendo la tónica de lo que ha sido toda la presentación: un público completamente conectado y entregado, y una banda que sabe perfectamente qué debe hacer y cómo debe hacerlo. En medio de música incidental, los miembros de Anathema se despiden de sus fanáticos, anunciando nuevo disco y prometiendo volver.

ANATHEMA CHILE 2013 07

Desde un punto de vista netamente musical, el sonido estuvo muy alejado de la perfección, pero la verdad es que eso poco y nada importó, ya que cuando se está en presencia de una banda que tiene la capacidad innata de cautivar a miles de fanáticos, desde el primero hasta el último acorde, de manera ininterrumpida durante más de dos horas show, cuesta mucho trabajo no ser condescendiente con ellos. Los que tuvimos la oportunidad de ser parte de esta trascendental experiencia, sabemos que lo vivido esta noche fue mucho más que un simple concierto de rock, lo acontecido en el Teatro Caupolicán fue la unificación de Anathema con todos y cada uno de sus fanáticos, ubicándolos de igual a igual en un mismo plano, donde no existe una diferenciación entre el artista y su público, sino que se amalgaman para generar en conjunto un ambiente único y especial. Esta noche, los ingleses de Anathema abrazaron a sus fieles seguidores, dejando en ellos una marca indeleble, fiel testimonio de su talento y majestuosidad. Qué privilegio ser testigo de una presentación de esta calidad, donde cada elemento funciona en perfecta complicidad, ayudando a configurar una historia mágica y especial.

Setlist

  1. Untouchable, Part 1
  2. Untouchable, Part 2
  3. The Gathering Of The Clouds
  4. Lightning Song
  5. Thin Air
  6. Dreaming Light
  7. Deep
  8. Emotional Winter
  9. Wings Of God
  10. The Beginning And The End
  11. A Natural Disaster
  12. Closer
  13. A Simple Mistake
  14. Internal Landscapes
  15. Shroud Of False
  16. Lost Control
  17. Destiny
  18. Inner Silence
  19. One Last Goodbye
  20. Parisienne Moonlight
  21. Fragile Dreams

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Praxila Larenas

Enlace corto:
(3)
  1. Danaerys says:

    Hay pocas bandas en las que se ve esa honestidad y humildad como en la música y actitud Anathema,, se nota que aman lo que hacen y se entregan por completo, eso el público que los sigue hace años lo capta y por eso es tan fiel. La conexión con el público que vi anoche, la he visto muy pocas veces. Ahí es cuando ver a una banda en vivo vale la pena.

  2. Andrés says:

    Muy bueno el comentario del concierto, refleja bastante bien lo que se vivió anoche en el Caupolicán. Acerca del sonido, desde la ubicación en que estaba yo (un poco adelante de la mesa de sonido) se escuchaba bastante bien, sólo noté algunas saturaciones del bajo en algunos momentos, pero nada tan terrible.

  3. Respecto al sonido…no tengo mucho que aportar, en mi experiencia fué más banda espectador/fan…los datos técnicos quedaron opacados por la entrega de la banda y la energía que se sintió, eh estado tres veces frente a Anathema y creo que ésta fué la mejor, talvés el setlist, cuando de podría haber esperando más entre WAHBWAH y WS aporto en la experiencia, Anathema se siente cercano, cada tema tiene un momento en mi vida y verlos siempre es una grata experiencia, espero vuelvan pronto.

Comentar

Responder