Especial Maquinaria 2012: En Vivo

Alice In Chains: Una energía que sigue viva

Viernes, 18 de Noviembre de 2011 | 12:53 am | Comentarios (12)

En Chile hay un tema bastante melancólico respecto a muchas bandas que nunca vinieron y que finalmente no vendrán por limitantes que van más allá de la mera intención. Una de estas, hasta hace un par de años, era Alice In Chains.

Con un intento de pasar por Sudamérica el ’99 con una presentación en Brasil, y la posterior muerte de Layne Staley, toda esperanza pareció ser sepultada. Pero en un movimiento que pocos entienden aún, Jerry Cantrell volvió a levantar a Alice In Chains y lograr pasar del Negro al Azul, tal como ellos definen su última placa (“Black Gives Way To Blue”).

Cuando se supo de su regreso, las dudas se alzaron y, al parecer, fueron calmadas con el lanzamiento de un disco de muy buena factura y que es bastante superior a su placa anterior (“Alice In Chains”), pero después de lo visto en el escenario de Maquinaria, no sólo es calma, sino que sinceramente Alice In Chains está vivo.

En la tónica de la puntualidad, los de Seattle subieron al escenario a eso de las 19:04. A lo largo del día el publico fue creciendo en Maquinaria, pero sin lugar a dudas uno de los momentos de mayor afluencia fue Alice In Chains. Con el Claro Sony Ericsson Stage repleto, la entrada de William DuVall, Mike Inez, Sean Kinney y Jerry Cantrell fue más que vitoreada. Sólo bastó un “Hola” y de la nada se vino una avalancha con la forma de “Them Bones”.

No cabía duda alguna, era Alice in Chains a quien estábamos viendo, y William DuVall hacía alarde de su excelente voz, que lograba los intrincados tonos que grabó Layne y que no sólo se agotaron en la intensidad de “Them Bones”, sino que continuaron con otro de los temas del excelente “Dirt”: “Dam That River”. La audiencia estaba enfervorecida y se movía y saltaba y cantaba los temas con fuerza. La sensación general era de no poder creer lo que se tenía en frente, a lo que se sumó la aparición tras bambalinas de un Phil Anselmo que disfrutaba del show. Este paso por el “Dirt” se completó con la emotiva “Rain When I Die”, que a estas alturas es una sentida remembranza a su caído compañero.

“Again” fue la única canción de su placa homónima, pero fue coreada por todos los presentes con intensidad. El público lo estaba pasando bien, no sólo era una avalancha sino que había un aire festivo, como si todos estuvieran danzando.

“Check My Brain” fue otro de los temas que logró movilizar a todo los presentes, y por primera vez se puede vislumbrar un poco del trabajo original de William en las voces. No hay dudas de su capacidad y buena voz, pero no tiene ese carácter más enigmático y dolido que había en la voz de Staley, lo que es algo bueno, pues también lo hace ser más que un reemplazante. DuVall tiene un manejo de la voz mucho más jovial, con muchas tonalidades, con gran administración de los matices.

Pero no todo fue canciones de sus álbumes más recientes o de “Dirt”, “Facelift” se hizo presente con temas como “I’t Aint Like That”. Es en estos temas cuando las amistades más metaleras de los chicos de Alice In Chains se comprenden.

“Your Decision” era una pausa necesaria, en donde pudimos deleitarnos de la melódica voz de Cantrell junto a su guitarra. El elemento acústico continuó con “Got Me Wrong”, en donde el juego de voces de Cantrell y DuVall fue más evidente y nos hace entender porqué es este uno de los elementos principales de la factura de AIC.

“We Die Young” y luego “Last Of My Kind” nos hicieron volver a la intensidad de las canciones más agresivas del catálogo de la agrupación, donde DuVall hace de las suyas alrededor del escenario, destacando su soltura ya con una banda que lo ha hecho propio.

“Down In A Hole” fue uno de los puntos altos (dentro de varios) de esta presentación. Y es que esta es una de las canciones más características de la banda; un coro que fue llevado principalmente por la audiencia y que seguramente debió dejar una de las mejores impresiones en la banda respecto a la fanaticada que hay en Chile.

Aquí tomo una licencia para poder acotar sobre un tema que caló profundo, y que sin lugar a dudas, tocó a mas de uno: “Nutshell”. Y es que si uno se puede relacionar con muchos temas de Alice In Chains, no hay alguno que haya sido tan masivo como este gracias a su aparición en el reconocido “Unplugged”, ya que la interpretación fue magistral y profunda. Hubo una emotividad que llegó a otras dimensiones y que produjeron escalofríos. De hecho, era impactante ver una especie de absorción masiva en relación a esta composición. Un punto anecdótico fue la vista de una chica que lloraba mientras lo escuchaba y que, a pesar de todo, parecía sumamente correcto en aquel momento.

Con la suavidad del cierre de “Nutshell”, y como en una montaña rusa, volvimos a subir un poco la intensidad con “Acid Bubble”, de su última placa y que serviría de puente para otro de los grandes clásicos de la banda: “Angry Chair”. Y es desde este punto, ya con un concierto que parecía haber pasado en sólo algunos minutos (pero ya con una hora de extensión), se dio una seguidilla de éxitos tras éxitos, partiendo con “Man In A Box”, con la cual todos saltaron y cantaron a mas no poder.

Una de las últimas sorpresas vendría con “Rooster”, en donde un Duff McKagan (a estas alturas un casero de todos los escenarios) subió para acompañar en guitarra esta impresionante canción y dar paso a la inconfundible “No Excuses”.

El cierre fue dado con broche de oro: “Would”, y si bien el publico había cantado cuanto sus gargantas permitían, todos hicieron un último esfuerzo entonando el cierre de una de las presentaciones más memorables del año.

Sin lugar a dudas la ausencia de Layne es evidente, y siempre se sentirá, pero Alice In Chains se para orgulloso, con un nuevo miembro que viene a dar aires renovados y con una energía que parece nunca haber desaparecido.

Por Mauricio Schwarze
Fotos por Sebastián Rojas y Praxila Larenas

Setlist:

  1. Them Bones
  2. Dam That River
  3. Rain When I Die
  4. Again
  5. Check My Brain
  6. It Ain’t Like That
  7. Your Decision
  8. Got Me Wrong
  9. We Die Young
  10. Last Of My Kind
  11. Down In A Hole
  12. Nutshell
  13. Acid Bubble
  14. Angry Chair
  15. Man In The Box
  16. Rooster
  17. No Excuses
  18. Would?
(12)
  1. marianors says:

    QUE

    el black gives way to blue mejor que el Alice in Chains/ Tripod???
    -No , no cacha nada este.

    yo siempre interprete el titulo del album como
    la oscuridad da caminos para la depresion.

    en fin.

    no me gusto la review esta

    • Puaj says:

      así es marianors… como dices el periodista esta equivocado en la traducción

      en ingles blue es sinónimo de depresión, oscuridad, tristeza.

      así que ARREGLEN ESO!

    • Roge says:

      He aquí otro significado:
      If the meaning of “Black Gives Way to Blue” is akin to that of a healing bruise, and if this record is simply the “blue” portion of that bruise on its way to disappearance

  2. Gonzalo Castillo Uribe says:

    LA RAJA!!!!!! DuVall estuvo de lujo, y para que hablar de Cantrell y los demas…Lo mejor del maquinaria 2011 y punto!! — A todo esto, la primera edicion de la revista esta la zorra, ojala sigan saliendo mas 😉

  3. Carlos Ulloa says:

    (“Black Gives Way To Blue”).
    y que es bastante superior a su placa anterior (“Alice In Chains”),

    Blasfemia!!!

  4. Sinceramente no creo que haya disco mejor que el Homonimo (muy personal la opinion del periodista) pero sin ninguna duda fue una gran velada.

    • Oscar Cueto says:

      Tu opinión es muy personal.
      Según mi opinión (extremadamente personal), no hay mejor disco que el Jar Of Flies. Una verdadera obra de arte.
      Y si me tengo que quedar con un disco rockero de AIC, me quedo con el Facelift, lejos…

  5. Puaj says:

    para no quedar de tonto grave jaja

    buena reseña..pero claro estamos hablando de 2 etapas no se puede comparar las placas anteriores con la actual
    si bien la ultima es muy buena , las anteriores son mucho mejor.

  6. ????¿¿¿¿ says:

    Simplemente FACELIFT.

  7. Pedro says:

    Concuerdo , Layne fue pedazo de vocalista, personalmente, uno de los mejores en su estilo….pero el trabajo de Duvall es notable,da lata escuchar a fans diciendo que AIC no es lo mismo sin él……para mi es mejor presenciar sus conciertos a nunca antes haber asistido a uno….parece que ser reemplazante de un vocalista siempre va a estar ligado a esas odiosas comparaciones..

    • M&M says:

      claro que siempre van a estar ligados a comparaciones, ya que en la mayoria de las situaciones el primer vocalista fue el que le dio la fama a la banda

      pero igual, nada que decir de duvall, canta la raja y lo pase la raja

  8. pablo says:

    Alice In Chains – Alice In Chains es uno de los mejores discos del grunge y este pelafuztan viene a menospreciarlo?? me parece insólito

Comentar

Responder