Alice In Chains: Comunión espontánea

Martes, 1 de Octubre de 2013 | 12:19 pm | Comentarios (28)
Alice In Chains: Comunión espontánea

Hace casi dos años, los icónicos Alice In Chains cerraban su presentación en la segunda edición de Maquinaria Festival ante 50 mil extasiados fanáticos, y Jerry Cantrell no ocultaba su emoción mientras vociferaba a los cuatro vientos sus intenciones de volver a nuestro país para reencontrarse con el incondicional público chileno. El tiempo le dio la razón al guitarrista y fundador de una de las bandas emblemáticas del grunge de principios de los 90’s, quienes vuelven a territorio nacional para ofrecer un show en solitario, el que tiene como condimento adicional la presentación de su quinto álbum de estudio, “The Devil Put Dinosaurs Here”, placa que ha tenido una excelente recepción por parte de los fanáticos y de la crítica especializada en todo el mundo. El Movistar Arena es el lugar escogido para albergar una de las presentaciones más esperadas del año, recinto que desde muy temprano comenzó a recibir a los miles de seguidores que, ansiosos por ser testigos privilegiados de este evento histórico, van ocupando cada una de las localidades disponibles.

ALICE IN CHAINS CHILE 2013 01

Promediando la hora definida para el inicio del show, el recinto del Parque O’Higgins se encuentra prácticamente lleno, sólo evidenciándose algunos claros en el sector de la cancha VIP. El público no esconde su ansiedad, enloqueciendo con cada ejercicio de prueba de sonido, en una señal premonitoria de la energía que en los próximos minutos se apoderará del escenario. Con casi 20 minutos de retraso, hace su aparición cada uno de los miembros que estructuran Alice In Chains, siendo recibidos en medio de una estruendosa ovación y de los gritos ensordecedores de la fanaticada. Sin mediar ningún tipo de preámbulo, la banda golpea con toda la potencia e intensidad de “Them Bones”, estableciéndose de inmediato una natural conexión con el público, que cae presa de cada una de las poderosas secuencias sonoras, destacando la perfecta ejecución de los solos de cuerdas por parte de Jerry Cantrell. Las revoluciones se mantienen en lo más alto al ritmo de “Dam That River”, donde todos saltan al compás de la sólida batería de Sean Kinney que golpea con fuerza y decisión. Llega el turno de “Hollow” que, en base a una melodía más pausada y un preciso riff con mucha distorsión, mantiene la atención de cada uno de los asistentes. La participación del bajo de Mike Inez cobra protagonismo, cubriendo todo el recinto con un manto invisible, construido en función de hermosas secuencias de cuerdas.

ALICE IN CHAINS CHILE 2013 02

De la mano de “Check My Brain”, Alice In Chains sigue golpeando con demoledoras ráfagas sónicas, que se apoderan de los cuerpos que saltan en estado de trance, haciendo aun más fuerte el vínculo con la banda. La batería de Kinney marca la pauta de “Again”, con un dinámico William DuVall, que corre de lado a lado del escenario, haciendo cantar al público de la platea, quienes no se opacan ante el desafío y contraatacan en evidente complicidad con el vocalista. “¿Cómo están, hueones? Es bueno volver a Chile. ¡Viva Chile, mierda!”, estas escasas palabras le bastan al frontman para echarse al bolsillo a un ya entregado público, que acompañan la letra del clásico “Man In The Box”, cantando al unísono en una única y potente voz que se desparrama por cada rincón del recinto, mientras crudas imágenes de hombres encerrados en jaulas se proyectan sobre las pantallas traseras. Jerry Cantrell saluda con un tímido “¡Hola, Santiago!”, que se diluye entre la ovación de los fanáticos, para dar paso a la interpretación de los temas “Got Me Wrong” y “Last Of My Kind”, que marcan una leve baja en la intensidad de la presentación, a pesar de los precisos y bien logrados solos de DuVall. “We Die Young” busca restablecer la energía en base a potentes secuencias de cuerdas de Cantrell y la inagotable fuerza de la batería de Kinney. La poderosa base rítmica de “Stone”, otro de los singles del álbum “The Devil Put Dinosaurs Here”, se encarga de despertar a un contemplativo público y elevar las revoluciones de la presentación, obteniendo chispazos de intensidad que aún no amenazan con estallar.

ALICE IN CHAINS CHILE 2013 03

Otro de los temas emblemáticos de los nativos de Seattle, “No Excuses”, culmina la misión de despertar al Movistar Arena, con la totalidad de los asistentes cantando en perfecta comunión, estableciéndose un hermoso coro de suaves voces, el que es adornado por las precisas secuencias que emanan de la guitarra de Cantrell y el sonido profundo del bajo de Inez. “It Ain’t Like That” sigue arremetiendo con buenas dosis de vitalidad, haciendo que los saltos de los fanáticos se conviertan en una marea de cuerpos rebosantes de energía. Jerry Cantrell recuerda su paso por tierras chilenas hace un par de años y agradece la recepción que tuvo de parte del pueblo chileno. DuVall se cuelga su guitarra acústica para dar paso a la interpretación del clásico “Nutshell”, marcando uno de los puntos más emotivos y hermosos de la velada, llenándose el ambiente de angustia y melancolía, la que es capturada por cada una de las almas presentes en el recinto, que encienden encendedores y celulares en una suerte de antorcha, para hacer aun más sublime el momento. Cada secuencia sonora logra penetrar hasta los huesos, recorriendo cada hebra del sistema nervioso, en una exquisita experiencia que el público retribuye con una lluvia de aplausos. En “Junkhead”, la potencia de la batería de Kinney que no deja de golpear, y la prolijidad de la guitarra de Cantrell, siguen siendo el común denominador del show. El cierre de la primera parte de la presentación corre por cuenta de “Love, Hate, Love”, en donde DuVall despliega toda su capacidad vocal, en una melodía no tan dinámica, pero que derrocha sentimiento por cada una de sus líneas, y en donde el sonido del bajo de Mike Inez sirve de preciso acompañamiento para establecer una fórmula que termina por cautivar a cada uno de los asistentes. La banda se retira del escenario en medio de una ovación generalizada.

ALICE IN CHAINS CHILE 2013 04

Al cabo de varios minutos de espera, la banda regresa al escenario para ser recibidos con toda la calidez y sentimiento de un público totalmente agradecido por la maravillosa experiencia vivida. William DuVall vuelve a echar mano a su guitarra acústica para dar comienzo a la interpretación de la insigne “Down In A Hole”, que estremece a todos los fanáticos, haciendo que se erice la piel con cada una de sus notas. El combo de sensibilidad se completa con el clásico “Would?”, que impregna el ambiente de una melodía oscura y desgarradora, en donde en un acto casi reflejo todos los asistentes acompañan con las voces, estructurando una única y sólida voz que se abalanza sobre el escenario como queriendo fusionarse con la banda. La canción elegida para dar por cerrada esta particular vivencia es “Rooster”, en donde nuevamente se hace sentir toda la fuerza y vitalidad de un público extasiado, que probablemente aún no dimensiona la importancia de ser parte constituyente de uno de los shows más emotivos que se tenga memoria. La ovación marca el término de la presentación de Alice In Chains; tanto Cantrell como DuVall despliegan banderas en el centro del escenario, mientras Kinney y Inez regalan baquetas y uñetas, respectivamente. El vocalista se matricula con un último “¡Viva Chile, mierda!”, antes de unirse a sus compañeros para posar para una última foto, con los fanáticos nacionales de fondo ovacionando a sus ídolos, en una postal que captura la devoción de un público agradecido.

ALICE IN CHAINS CHILE 2013 05

Alice In Chains captura la esencia más primitiva del rock, esa que se traduce en notas que, más que emanar de un instrumento musical, provienen de las entrañas de su ejecutor, transmitiendo de forma transparente cada uno de los sentimientos que alguna vez inspiraron esas oscuras y melancólicas letras, en una suerte de comunión espontánea entre la banda y sus fanáticos. Los nativos de Seattle no sólo hicieron música, sino que fueron capaces de crear una experiencia inmersiva, haciendo que cada una de las almas presentes en el Movistar Arena se hiciera participe de esta realidad, en un encuentro rebosante de nostalgia y sensibilidad, con melodías capaces de erizar la piel y penetrar hasta las fibras más profundas del organismo, dejando en evidencia que lo vivido esta noche no fue un simple concierto, sino una muestra inequívoca del talento y majestuosidad de una de las agrupaciones pioneras del grunge.

ALICE IN CHAINS CHILE 2013 06

El show de Alice In Chains rayó en la perfección, con un sonido potente y equilibrado, que prácticamente no evidenció ripios, un setlist cuidadosamente bien estructurado y una entrega total por parte de la banda, dejando todo en el escenario en beneficio del espectáculo y del apoyo incondicional del público nacional. Los fanáticos más recalcitrantes podrán cometer el error de menospreciar esta presentación, esgrimiendo el desgastado argumento que nada podrá eclipsar el carisma del fallecido Layne Staley, o la característica ejecución del bajo de Mike Starr, pero lo verdaderamente cierto es que con esta renovada alineación, Alice In Chains nos hizo olvidar durante una noche que el círculo no está completo, haciendo que este memorable show, más que representar un punto de comparación, se haya convertido en un sentido homenaje a los ídolos que ya no están con nosotros.

Setlist

  1. Them Bones
  2. Dam That River
  3. Hollow
  4. Check My Brain
  5. Again
  6. Man In The Box
  7. Got Me Wrong
  8. Last Of My Kind
  9. We Die Young
  10. Stone
  11. No Excuses
  12. It Ain’t Like That
  13. Nutshell
  14. Junkhead
  15. Love, Hate, Love
  16. Down In A Hole
  17. Would?
  18. Rooster

 

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Praxila Larenas

Enlace corto:
(28)
  1. rodrigo bustamante says:

    solo quería decirle que alide in chains no cerró maquinaria. De hecho tocaron a eso de las 6 de la tarde

  2. Excelente nota!! Es lo que se vivió estando dentro del recintoo! Grande Alice In Chains! Lo del comentario de Rodrigo es verdad, despues de Alice in Chains, salio el vocalista de Audioslave, despues Faith No More para cerrar con Megadeth.

  3. Eeeeella says:

    Bien la compresión de lectura del par de giles de arriba…

  4. Mario says:

    Ellaaaaa…. la que fue a Maquinaria.!!! Que importancia tiene, si cerraron o no.??? JILES.!!

  5. fantomas79to says:

    puta los weones, corrijanme el pico….alice estuvo la rajaaa!!

  6. Sergio says:

    Solo puedo decir que las canchas VIP están arruinando los conciertos wn… qué weones más fomes!! Los verdaderos fanáticos deberían estar adelante para transmitir la energía al resto del público, y si te cansas de saltar puedes irte para atrás un rato para que alguien más ocupe ese lugar. NO MAS CANCHA VIP POR FAVOR!!!

    • H4T3M4CH1N3 says:

      Sale culiao, yo estuve en cancha VIP a mano derecha del escenario y estábamos todos saltando y hueveando. Tu argumento resentido y cagón no resiste análisis joeputa 😀

      • Blé says:

        Yo estuve en Platea Baja y vi como la gente de Cancha General saltó y webió todo el concierto. Solo la gente de adelante de Cancha VIP saltò y cantaba, la gente de atrás estaban todos parados sin moverse. Es más, Cancha VIP no estaba ni llena

      • juaninx says:

        yo tambien estube en cancha vip… deje el alma en el recital, cante y desgarre mi voz, mate por una uñeta de cantrell…personalmente odio cancha vip,es matar el rock, pero si puedo pagar por estar mas adelante de mis idolos, lo haria, e ido a otros recitales con vip y no he podido pagar y no ando puteando a los otros… personas que no gozan, saltan y corean hay en todos los sectores de un concierto, no generalizemos. lo demas suena casi como “resentimiento eco-social”

        la unica diferencia (aparte del precio), es que como no se llena, es normal que se de una sensacion de que no todos corean, saltan y gozan, o acaso creen que los ultimos de cancha gral. estaban igual de apretados y saltando que los de el medio

      • Pedro says:

        Toda la razon….hace tanto tiempo que no iba al movistar se me habia olvidado lo intransigencia que tenian las ubicaciones…..la unica , pero unica por lejos que valía la pena era cancha vip…..yo fui a platea baja y el publico era de lo mas fome, luego mire hacia arriba era peor, cancha general una mierda……el show nada que decir, le sobro calidad, esta vez sentí que William se complementó muy bien con el resto,ya no parece ser el “resistido”, se ganó el puesto y espero verlos de nuevo y por muchos años mas

    • Revo Marcelo says:

      yo estaba a la conchetumaire colgasdo del techo y les diré que la cosa estuvo mas o menos pareja, saltaron más lo de cancha general pero no mucho más creo que atrás estaban los más jóvenes …

  7. torosilandia says:

    jajjaja weon la conversa de arriba es terrible de gil… Notable nota maestro, lo que sí, podría haber durado 2 hrs o más fácilmente y fue como hora y media

  8. klofklof says:

    Simplemtente perfecta la presentación de AIC, Duvall se ha ganado su lugar y el cariño de muchos.

  9. Buensímo el concierto, sin embargo, se extraña esa pasión por la música y los fans de esta banda y otras referente al tiempo que tocan… Un grupo como Alice In Chains que para empezar no viene nunca a nuestro país, por lo bajo debería tocar 2 horas!! Hemos esperado demasiado tiempo a esta banda como para que toque un poco mas de hora y media.. ese sería mi único reparo, lo demás todo excelente!!

  10. El mismo says:

    Conseguí entradas a última hora, eran las 7 de la tarde y no podía creer que iba a ir a ver a AIC una vez más, después de haber pasado meses de este año resignado a que no asistiría no más. Pero ocurrió el milagro y puedo decir que la banda tocó increíble. La raja Them Bones, Dam that river, Check my Brain, Nutshell, Rooster… las basilamos más que la cresta y estoy feliz por ello. Duvall hizo lo que correspondía y se rajó gritando. Sean Kinney un sólido. Inez cubrió todo el Movistar (que no tiene la mejor acústica, lamentablemente). y qué decir de Cantrell: MA-GIS-TRAL.
    Grande AIC y la raja que pude estar ahí de nuevo. Sólo falta Soungarden y estamos listos.
    Agradecimientos a los que hicieron posible mi ida al show.

  11. Jotape says:

    Asi es… sólo falta Soundgarden y la santísima trinidad noventera estaría completa

  12. marianors says:

    yo esta vez no quise ir a cancha vip, quise estar a la altura del escenario y ver el show, salte como mono y todos los pasteles a mi lado en platea baja quietos, y preguntando ¿qué es LSMS’? puros longis!

    pero la verdad que hay que reconocer, cantamos re bien, pero faltaron canticos, el publico estabam uy muerto, se notaba donde estabamos los más fans…

    el review del loco muy bueno, no s´si algien pudo leer el de el mercurio….es una basura, dice como el disco a penas le ha ido bien y viven del dirt… una mierda.

    lo mejor… 18 temitas, fue 1 canción mas largo que el resto.
    lo malo, solo tuvimos una exclusiva, pero pedazao de love hate love en buenos aires tuvieron God Am y grind….malditos

    el mejor show del año. punto com

  13. Insisto en que fue muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuyyy bueno mas que bueno y musicalmente naaa que decir increíble sonó increíble jerry es impresionante yo quede alucinada con mi hermana, cantamos todas las canciones, saltamos todas las canciones saltables ajajajajaja waaaaaaaaaa!!! la adrenalina y lo que comentaba con mis pares es que ellos notaron que los queríamos y eso igual bkn para que vuelvan pronto!! amo ALC!!!!!!

  14. Marcelo says:

    Estimados contertulios, he leído con detención e interés vuestros comentarios anteriores, y quisiera dejar una reflexión, idea o pensamiento, como quieran titularlo.
    Nunca he estado de acuerdo con la segregación sectorial a causa de quien puede y quien no pagar el valor de una entrada. A mis 38 tengo varios recitales en el cuerpo, y con el pasar de los años me dado cuenta cuan injusta es la vida sobre todo cuando se es joven y con escasas lucas. Ayer en el recital de ALICE, miraba a mi alrededor y veía en su mayoría mucho wn con pinta de oficinista, con ponchera parrillera, (quizas por eso no saltaban tanto) sacando fotos con iphone o blackberry y sosteniendo conversaciones de la vip que compraron para el recital y la mejor entrada para SABBATH. Y como un rodillazo en la cara fue la sensación de darme cuenta que también pertenezco a ese grupo de gente y pensaba “hijo de puta, no haber tenido estas facilidades hace 20 años atrás cuando apenas costeaba un pasaje en el bus mas picante que encontraba para viajar desde mi Valdivia querida, para venir a ver a GUNS N ROSES o DEEP PURPLE, en la epoca en que la cancha era una sola y para todos. Es por eso que agradezco a bandas como MAIDEN, que me hacen pelear por llegar lo mas adelante posible y olvidarme de la comodidad que me regala el tener la posibilidad de pagar un poco más. Así que gracias MAIDEN, gracias SABBATH y todas esas banda que hacen del rock una manifestación igualitaria y que me hacen sentir como hace 20 años atrás, apesar de estar más viejo, más guaton, pero más que nunca…ROCKERO.

  15. ely says:

    Estuvo espectacular el concierto, mucho tiempo esperé para verlos. Lo pude lograr estando en primera fila. Gracias por las sensaciones tenidas en esa noche. Un abrazo para todos.

Comentar

Responder