Alain Johannes: Brillante como diamante

Domingo, 18 de Junio de 2017 | 11:07 pm | No hay comentarios
Alain Johannes: Brillante como diamante

El protagonismo es algo que le cuesta a Alain Johannes. Su naturaleza colaborativa y de grupo se enfrenta a las dinámicas individualistas que abundan en cualquier industria, y a veces el precio de ello es la invisibilización. Estar trabajando sin que lo vean demasiado le acomoda, pero un talento como el suyo merece espacios propios y luces frontales dirigidas a su guitarra y su micrófono. Lamentablemente, son pocas las instancias donde se le ha de ver así, lo que convierte a cada show que entrega en un brillante ejercicio de talento innegable.

Esta vez, Alain volvió a Chile para ensayar y comenzar una pequeña gira latinoamericana, donde también presentará el documental “Unfinished Plan: The Path Of Alain Johannes”, de Fito Gárate, que se mostrará a lo largo del país. En vez de un formato de banda, Alain se alió nuevamente con los hermanos Foncea para armar un trío, en una configuración mucho más cercana a Eleven, y es así como sonó este tridente en el Bar Loreto, en la primera fecha en casi dos años del cantautor en nuestro país.

Pero antes, la expectación era enorme, las filas extensas antes de la apertura de las puertas, y probablemente eso se reflejó en la pobre recepción a los teloneros, Humboldt, cuarteto nacional que editó su disco “Gigantes” en 2016, y cuyo sonido es más cercano a lo indie, y tal vez una audiencia más cercana a un sonido noventero no tiene tanta afinidad a canciones como “Desaparecer”, que tiene alma de hit. En media hora, la banda no logró convencer a un público que estaba en otra, esperando un plato de fondo de lujo.

Alain, Cote y Felo se subieron al escenario a las 00:30 hrs. y de inmediato el sonido fue demoledor, comenzando con ese combo en la quijada que es “Nature Wants To Kill Me” de Eleven. Los Foncea dejaron en claro al poco andar por qué son partners tan coherentes para canciones como las de Johannes: no sólo tienen una gran química musical, sino que su manera de preservar el groove en canciones rock sin convertirlas en algo cansino es tremenda, así como también su dinámica rítmica. Un dúo de categoría que Alain con mucho tino eligió para el formato más cercano a su banda más querida y de más historia.

Casi la mitad del repertorio del show fue de Eleven, y la gente respondía cálidamente a estas y todas las canciones, porque el cariño por Johannes es grande, aunque muchas veces le toquen audiencias en lugares más pequeños. Es la cercanía de Alain, quien ríe cuando le dicen “¡buena, pelao!”, o cuando le piden temas nada que ver, como “Keep On Rockin’ In The Free World”, la que hace pensar en la humildad de los más grandes. Johannes es parte importante del rock alternativo de los últimos 30 años, y aun así se mueve con una sencillez enorme, tal como cuando toma la cigarbox guitar y con los dedos desnudos canta “Return To You” o “Gentle Ghost”, canciones de “Spark” (2010), ese disco que lo devolvió a la vida tras la pérdida de Natasha.

Aunque las canciones de Eleven o las de The Desert Sessions sean las más coreadas y las que todos esperan y cabecean con más ganas, con el correr de las visitas a Chile cada vez hay más gente familiarizada con el repertorio solista de Alain, en especial con algunas canciones que se han hecho emblemáticas de “Spark”, como “Endless Eyes” o “Unfinished Plan”, esta última la que tocó Johannes solo en el primer bis. El show se hizo breve, en especial con lo bien que fluían las interpretaciones, con lo fuerte que eran los golpes en la batería de Cote Foncea, y la capacidad de Felo de aplicar los bajos con la mano izquierda, tal como Natasha en Eleven. Tras trece canciones con banda, Alain volvió solo a dar dos bis, de dos canciones intensas, recibiendo de forma directa el cariño de la gente, que agradeció todo lo ocurrido en 75 minutos de show.

Alain Johannes es una presencia brillante que no viene todo el tiempo a escenarios chilenos, y he ahí un primer brillo, pero cuando la gente valora al artista, realmente se hace todo más claro. Alain cerró todo con “You’re My Diamond”, original de Eleven, que termina con “Eres mi diamante y te mantengo, por lo que nunca estaré solo. Ilumina tu brillo en mi”. Fuerte como la muerte, Johannes nunca olvida a quienes han quedado atrás, pero que reviven cada noche en cada canción, y cuando la gente aplaude y agradece tal nivel de transparencia, todo queda más al descubierto, es más crudo, pero también más bello.

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. Nature Wants To Kill Me (original de Eleven)
  2. Kaleidoscope
  3. Crash Today (original de Eleven)
  4. All My Friends (original de Eleven)
  5. Now Is The Word (original de Eleven)
  6. Return To You
  7. Gentle Ghost
  8. Swan And Crow
  9. Endless Eyes
  10. Reach Out (original de Eleven)
  11. Hangin’ Tree (original de The Desert Sessions)
  12. Why (original de Eleven)
  13. Making a Cross (original de The Desert Sessions)
  14. Unfinished Plan
  15. You’re My Diamond (original de Eleven)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Enlace corto:

Comentar

Responder