Yeah Yeah Yeahs – Mosquito

Jueves, 18 de Abril de 2013 | 10:50 am | No hay comentarios
Yeah Yeah Yeahs – Mosquito

Artista:

Yeah Yeah Yeahs

Álbum:

Mosquito

Año:

2013

Sello:

Interscope

Aunque tenga trece años de vida, Yeah Yeah Yeahs parece estar lejos de la adolescencia. Por mucho que se quiera creer que Karen Orzolek (más conocida como Karen O) mantiene la locura y carisma de antaño, lo que es cierto es que la música que ella hace junto a Brian Chase y Nick Zinner hace rato que evolucionó. Antes un grito, un riff y un ritmo, conformaban una canción de YYYs, y eso estaba bien, pero ahora la melodía y la construcción de composiciones complejas son la mayor parte del trabajo de los de Brooklyn. ¿El problema? Cuando sacamos la espontaneidad de la ecuación, “Mosquito”, el cuarto álbum de la agrupación, se nos presenta como una colección de canciones donde la languidez y los sonidos sin explosión son regla, y donde la principal gracia de YYYs, ese sonido maduro, pero a la vez adolescente y lleno de fuerza, se reserva para algunos tracks y poco más.

YEAH YEAH YEAHS 01Entonces quedamos en la encrucijada, porque “Mosquito” no es un mal álbum, pero sí es uno que no cuaja con la historia del trío de Karen O. Porque en las canciones más calmas que ya habían aparecido con fuerza en “It’s Blitz” (2009), como “Runaway” o “Skeletons”, pero por lo menos existía un in crescendo que permitía esperar con ansias esa explosión. En cambio, en canciones como “Subway” o “These Paths” la base crece poco y nada, y las únicas inflexiones –que son leves- son dadas por el poder interpretativo de Karen O, pero ni siquiera su capacidad única de crear pliegues en la puesta en escena de sus canciones, hace que la languidez desaparezca y que convierta al álbum en una montaña rusa donde tenemos cimas gigantes como “Sacrilege” o “Mosquito”, que caen en estos valles, de los que es complicado recuperarse. Porque es innegable que “Sacrilege” debe ser de las canciones del año, con ese clásico sonido YYYs, pero sumado a la potencia de un coro góspel que lleva la fórmula a límites insospechados, creando un himno instantáneo que daba esperanzas grandes para un trabajo que se cae en medio de sus propios baches.

El estar esperando a la explosión en “Always” y que esta no llegue, o encontrarse con un inicio similar a “Zero” en “Despair”, para luego encontrarse con que la explosión es sólo un par de riffs a un poco más de volumen, es francamente decepcionante. Aunque también es culpa de nosotros, los oyentes, que esperamos aquello de un disco que está destinado más a ser una colección de melodías, que sonidos construidos con la necesidad de ir creciendo en cada escucha.

YEAH YEAH YEAHS 02De todas formas, YYYs sigue ahí. En la vibrante “Area 52” logran sonidos sucios como los de Stooges o T. Rex, en “Sacrilege” ya dijimos que logran hacer algo épico, “Mosquito”, la canción, usa percusiones tribales que se mezclan con una vuelta a lo básico que recuerda mucho al “Fever To Tell” (2003), mientras que “Slave” es una buena cuota de rock indie que recuerda más a Jack White que al propio sonido YYYs.

“Mosquito” es decepcionante pero fundamental. Si bien, la banda se olvida de todo lo que la hizo grande, y a ratos quiere recuperarlo sin mayor éxito, en otros momentos hay canciones que hacen valedero el viaje en medio de melodías desérticas y poco importantes. Sí, es un disco de Yeah Yeah Yeahs, pero probablemente el mayor valor de muchas de las canciones, llegue a su totalidad recién en vivo, donde Karen O hace la diferencia. Una lástima, pero también una gran oportunidad para esperar a ver si este Mosquito que no molesta, logra chupar algo de sangre.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:

Comentar

Responder