Turbonegro – Sexual Harassment

Viernes, 17 de Agosto de 2012 | 1:43 pm | No hay comentarios
Turbonegro – Sexual Harassment

Artista:

Turbonegro

Álbum:

Sexual Harassment

Año:

2012

Sello:

Volcom Entertainment

El cambio pudo ser traumático. Pudo incluso haber causado unas cuantas bajas dentro de su tan leal fanaticada (autodenominada Turbojugend). Y es que la salida de Hank Von Helvete (aka “Hank From Hell”), vocalista de la banda por más de 15 años, tomó a muchos por sorpresa. El otrora líder de Turbonegro, se había transformado para muchos en un verdadero icono, convirtiéndose en el epitome de la decadencia y el hedonismo que tan bien identificaban a la banda noruega. En su reemplazo llega Tony Sylvester (aka “The Duke Of Nothing”), quien posee una impronta bastante diferente a la que poseía Von Helvete. Lo suyo no es el glam y menos la tórrida sexualidad que exudaba el antiguo vocalista. Por el contrario, su puesta en escena se asemeja más, por ejemplo, a la de Lemmy que a la de David Johansen, y si quisiéramos hacer un símil con una de las bandas de hard rock más importantes de la historia, el cambio que significa la incorporación de Sylvester se asemeja a lo ocurrido con Brian Johnson tras el deceso de Bon Scott en AC/DC. Lo que se pierde en decadencia, se compensa en rudeza.

Y las cosas quedan bien claras de inmediato. “I Got A Knife” es un himno dedicado a un objeto corto punzante, adorado y a la vez temido. Y junto con “Hello Darkness”, logran sentar las bases de lo que será de aquí en adelante el reinado de The Duke Of Nothing, donde el deathpunk de los noruegos se tiñe de hard rock, dejando al punk un tanto de lado. Obviamente, esto puede asustar a más de un fanático de la banda, pero es ahí donde “Shake Your Shit Machine” aparece, dejando bien en claro que Euroboy y el resto del conjunto logran, a pesar de todo, mantener esa identidad que ha caracterizado a la banda desde el lanzamiento de su obra maestra “Apocalypse Dudes” (1999). Y es que el título de la canción ya nos demuestra que ese perverso (y para nada sutil) sentido del humor de los noruegos, no se ha ido a ninguna parte.

A pesar de lo anterior, este es un disco mucho más serio (en la medida de lo posible, obviamente). “Mister Sister” cuenta con una frescura interesante, pero sus riffs y melodías son acompañadas de letras que juegan muy a la segura. Y es que pareciera que este fuera un trabajo hecho con pinzas, lo cual en Turbonegro puede hasta incluso parecer un despropósito. Sylvester logra, eso sí, marcar al disco con su presencia, y es en “Dude Without A Face” donde logra brillar y demostrar que su presencia en esta banda no es para nada accidental. Un tema bastante épico, que se transforma casi en un manifiesto a pesar de sus casi 3 minutos y medio.

El objetivo pareciera ser el de posibilitar una transición lo menos traumática posible, y de cierta forma, los noruegos lo han logrado. Sin embargo, han pecado de conservadores, casi como si hubieran tenido reticencias a darle con todo al acelerador. Es increíble que, a pesar de aquello, han logrado entregar un disco que seguramente logrará levantarle el ánimo a la gran mayoría de la gente que se dé el tiempo de escucharlo. ¿Y es que habrá otra banda en el mundo que nos inste a sacudir nuestra “shit machine”? Eso pareciera ser muy difícil.

Por Emilio Guerrero

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...