Trivium – Silence In The Snow

Lunes, 2 de Noviembre de 2015 | 10:50 am | Comentarios (1)
Trivium – Silence In The Snow

Artista:

Trivium

Álbum:

Silence In The Snow

Año:

2015

Sello:

Roadrunner

Corrían los comienzos de la década pasada y el aggro metal (o nü-metal) quemaba sus últimos cartuchos. La época en que MTV llevó a la cúspide a bandas de dudosa calidad como Limp Bizkit, Papa Roach o Crazy Town llegaba a su fin, en parte precipitado por jóvenes ávidos de recuperar en algo los riffs del thrash o incluso del metal más extremo de antaño, conjugándolos con producciones más limpias y métricas mayormente permeables al oído promedio. El metalcore nació y gozó de buena salud por muchos años, hasta que hoy, inexorablemente, vemos su natural ocaso, como todo lo masivo. Y quién iba a pensarlo: Trivium, banda considerada icónica del estilo por ser uno de sus principales exponentes, con su reciente álbum, “Silence In The Snow”, parece ponerle la lápida, puesto que las últimas reminiscencias del estilo han quedado atrás.

TRIVIUM 01Quizás sin saberlo, los dirigidos por Matt Heafy se han despachado el que es, sin duda alguna, el mejor álbum de su carrera y, por qué no decirlo, un serio contendor a lo mejor de este año 2015. En tal sentido, “Silence In The Snow” es una demostración de exquisita técnica y calidad compositiva que, en términos comparativos con lo que existe en los tiempos actuales, es superlativa. Lo anterior aun cuando la producción no acompaña las intenciones de la banda.

No es un misterio para nadie que Heafy siempre ha deseado que Trivium sea considerado como un grupo de heavy metal, separado de las modas y etiquetas del metalcore. No obstante, hasta esta placa tal prejuicio estaba presente. Incluso, en su álbum anterior, si bien es cierto que trataron de despercudirse de aquello, no lo lograron del todo, en parte confabulado por la plástica influencia de David Draiman en las perillas. Hoy, en cambio, con este disco han dado un movimiento gigantesco para entrar al listado de baluartes modernos del metal. Esto no es un mero cumplido: “Silence In The Snow” posee atributos y elementos que lo emparejan mucho más con artistas como Megadeth, Judas Priest o Dio que con Killswitch Engage, Unearth o All That Remains. Temas como “Blind Leading The Blind” o “The Ghost That’s Haunting You”, poseen un cariz heavy que es correctamente actualizado a los clichés modernos que dicen relación con simplificar las estructuras de las composiciones.

El trabajo en guitarra de Heafy con Corey Beaulieu es remarcable, aun cuando aquello no representa una sorpresa pues, desde “Ascendancy” (2003) que la dupla ha demostrado un feeling en las seis cuerdas. En este álbum, quizás lo más destacable es que los solos están al servicio de la canción y no son únicamente una demostración de técnica emplazada luego del segundo coro. Así, se ha privilegiado el todo por sobre el virtuosismo; muestra de ello se puede ver en las composiciones de más grueso calibre, como “Breath In The Flames” o más notoriamente en “The Thing That’s Killing Me”.

TRIVIUM 02Otro elemento a considerar en este trabajo es que existe una línea compositiva clara, una especie de guión al cual sus integrantes se ciñen estrictamente. El orden de los sonidos y melodías en casi todas las canciones se estructura para que el clímax llegue en el coro, en donde Heafy intenta demostrar –a veces con éxito, en otras ayudado por el auto tune– que los tiempos del “screaming” han quedado atrás. “Silence In The Snow” (la canción), “Pull Me From The Void” y “Rise Above The Tides” son claros ejercicios que no se alejan del patrón que les sirvió de molde. De todas formas, cuando la banda intenta alejarse de aquel, tiene resultados interesantes: a modo de ejemplo, “Until The World Goes Cold” es una de las mejores creaciones del conjunto en todos sus años, en donde un desorden más “accesible” confabula de buena manera para otorgarle una caracterización única y reconocible. Empero, “Beneath The Sun”, al comienzo suena similar (pero en un tiempo más lento) a “Cry Of Achilles” de Alter Bridge, una pequeña mácula que no empaña el trabajo de la agrupación.

En definitiva, “Silence In The Snow” representa lo mejor de Trivium en su carrera y un paso mayúsculo hacia su consagración. Este trabajo es un riesgo bien tomado, pero, por lo mismo, creará divisiones y deportaciones de sus fans más acostumbrados al estilo metalcore. El álbum ciertamente no será para ellos, y efectivamente eso es correcto: el metal no puede ser limitado a una fórmula ya desgastada, y Trivium así lo aclaró con este disco de grandes magnitudes.

Por Pablo Cañón

Enlace corto:
(1)
  1. michael manquecoy says:

    espero para el proximo disco que vuelva los guturales

Comentar

Responder