Toro Y Moi – Anything In Return

Viernes, 1 de Febrero de 2013 | 10:50 am | No hay comentarios
Toro Y Moi – Anything In Return

Artista:

Toro Y Moi

Álbum:

Anything In Return

Año:

2013

Sello:

Carpark

La ambición y las ganas de hacer algo más allá de lo que ya se ha hecho, es la motivación para el camino que se ha pavimentado Chaz Bundick, cerebro y obrero del proyecto Toro Y Moi, que en “Anything In Return”, su tercer disco, arma una fiesta, pero donde él ya no se encarga de todo. Este es un ejemplo de esos proyectos que pasan de ser la obsesión y la labor de una persona, al trabajo de TORO Y MOI 01un equipo, o por lo menos que este trabajo sea pensado como algo más allá de un impulso personal y que logre generar nexos compartidos con el público.

Lo malo es que lo que Bundick hace en “Anything In Return” es un movimiento con poco riesgo, más cercano al autoplagio que a la innovación o la reinvención que se le podría exigir a un tipo que ha probado que es capaz de mover límites, empujar las convenciones y, más importante, hacer buenas canciones. Esto no quiere decir que este disco sea malo, porque no es así. Tampoco que suene mal o que sea aburrido, porque este debe ser el disco más bailable que haya hecho Toro Y Moi basado en la presencia imponente del funk y el R&B (a estas alturas, protagonistas del revival no sólo en el indie, sino que también en el pop más comercial).

Mientras “Touch” o “High Living” son piezas demasiado calmas, las primeras cuatro composiciones presentadas en “Anything In Return” son un tándem que deja en claro que hay nuevas texturas en el siempre inquieto Bundick, pese a que se encuentran elementos distintivos como la pulcritud y las ansias por un pop bien producido. El problema es que, tras la bofetada inicial, el ritmo decae y el ofrecimiento inicial, más bailable, deriva en algo mucho más contemplativo o menos inmediato, lo que TORO Y MOI 02dificulta la escucha. Por ejemplo, pese a que “Never Matter” presente dominancia de sintetizadores, este parece más un recurso para darle dinamismo a la canción más que lograr hacer eso con el momentum propio de la composición. O sea, te mueves, pero un poco a la fuerza.

De todas formas, si nos quedamos con las intenciones del primer tercio del álbum, Toro Y Moi va en una senda directa hacia la masividad sin perder sus rasgos característicos. Con tracks como “So Many Details” Bundick lo logrará, pero debe cuidarse del autoplagio, porque nadie quiere escuchar el mismo disco o la misma canción dos veces y que se la vendan como una novedad. Por ahora, de todas formas, Chaz está empujando de a poco sus propios límites y esperemos que siga siendo así.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:

Comentar

Responder