together PANGEA – Badillac

Viernes, 11 de Abril de 2014 | 10:56 am | No hay comentarios
together PANGEA – Badillac

Artista:

together PANGEA

Álbum:

Badillac

Año:

2014

Sello:

Harvest / Capitol

Estamos en tiempos en los que cuesta pensar en el rock & roll, donde un tipo exitoso como Alex Turner se regocija jugando con el cliché de la actitud rockera mientras otros, en mundos como el metal, se toman el concepto del rock como si sólo ellos pudieran rockear. Al final, es un concepto tan agarrado por lo que debiera ser, o lo que mi sector indica que debe ser, que dejó de importar al punto de que el pop o los sonidos más electrónicos son predominantes, o al menos hacen más ruido. Por ello, es necesario darle la relevancia que merecen a las bandas que intentan sacudirse de estos prejuicios, o de los clichés para simplemente hacer rock & roll, desde el garage, desde la guitarra y la TOGETHER PANGEA 01pedalera, sin mayores compromisos que pasarlo bien haciendo canciones y dando rienda suelta al rock. He allí el mayor mérito de “Badillac”, el tercer larga duración del trío together PANGEA.

Desde el comienzo nos enfrentamos a un disco al que la pulcritud o la corrección no le van ni le vienen. Tracks saturados, una mezcla empaquetada, una voz plana, pero todo eso importa poco porque realmente el objetivo está cumplido desde el comienzo. Escuchar “Badillac” desde el principio remite al garage, directamente lo logra, y aunque paulatinamente se nota que este sonido es buscado de esa forma, eso no le resta vitalidad a la banda.

“Alive” parte el disco de la forma más sucia posible, pero ya en “Badillac” viene una pausa que también define otros matices sonoros, con una reverberación de las voces y coros, además de un mayor control de las saturaciones. Luego viene el frenesí de 90 segundos de “Does He Really Care”, donde el rock más clásico se hace presente, mezclando el punk con riffs y fanfarrias al estilo Led Zeppelin o AC/DC.

“River” es inevitablemente la canción alrededor de la que se construye la primera mitad; un single imbatible y cuya raíz pop la convierte en la más digerible del registro. Porque no se trata de que sea un disco fácil, dadas sus características. Esto ocurre debido a que la cantidad de sensaciones que transmiten los 34 minutos de “Badillac” son enormes. Es una montaña rusa que va desde el frenesí juvenil hasta la nostalgia iracunda, pasando por la desorientación, la resignación o la duda. He ahí que TOGETHER PANGEA 02este disco, que a simple vista pasa por un registro liviano y sin pretensiones, logre conformarse en un álbum completo. Prueba de ello es “Sick Shit”, canción que es mucho más elaborada que la mayoría del disco, que se embarca en generar un in crescendo totalmente serio y lleno de alma, quizás siendo la canción que se escapa del garage o de la sensación casera que tienen tracks más rabiosos como “Cat Man” o la potente “Why”.

El final muestra más caras de William Keegan (guitarra y voz), Danny Bengston (bajo) y Erik Jimenez (batería), con lo romántico transformado en una balada llena de intención e intensión, como “No Way Out”, y luego el gran final con la inteligente “Where The Night Ends”, que mezcla perfectamente muchos elementos a lo largo del disco, logrando ser el fiel resumen de “Badillac”, uno de los buenos discos de este año que, a punta de rock sin vender la pomada, se confirma como uno de los buenos nombres a tomar en consideración.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:

Comentar

Responder