Therapy? – Disquiet

Lunes, 4 de Mayo de 2015 | 12:48 am | Comentarios (1)
Therapy? – Disquiet

Artista:

Therapy?

Álbum:

Disquiet

Año:

2015

Sello:

Amazing Record Co.

Es recurrente etiquetar a bandas de “alternativas” cuando estas cambian de dirección violentamente, rehusándose a seguir cierto patrón de conducta que los enriele dentro de un determinado estilo. Esto ha sido especialmente cierto con Therapy?, ícono del rock británico (en rigor, Irlanda del Norte) constantemente catalogados como tal, debido a que a lo largo de su trayectoria su música se ha bifurcado hacia territorios extraños. Cómo no rememorar la época de “Infernal Love” (1995), en donde  los arreglos de cellos y canciones más pausadas marcaron un precedente vital para entender cuál es la quintaesencia de su música: el cambio.

THERAPY 01Justo veinte años después de aquel disco –que los llevó a tocar en Reading Festival junto con nombres consolidados como Metallica-, Therapy? parece hoy buscar su lado más crudo, que lo asemeja a bandas como Helmet o los subvalorados Pete, pero sin perder la libertad esquemática en la elaboración compositiva siempre presente en su ADN. En tal orden de cosas, “Disquiet” es un álbum que recurre nuevamente al overdrive del rock áspero de antaño, que parece tanto gustarle al cerebro de la banda, Andy Cairns, lo cual otorga el fondo preciso para que estribillos más accesibles y pegadizos brillen con naturalidad. En tal sentido, este álbum está construido de manera inteligente; la banda sabe con claridad qué quiere hacer y apunta hacia allá sin remilgos. El oyente, entonces, no debe desentrañar segundas intenciones: la finalidad de los irlandeses es hacer un rock de guitarras sucias, pero que a la vez sea memorable. Y lo consigue.

Una cualidad que es necesaria remarcar de “Disquiet”, es el hecho de que las letras y la música parecen estar en una conversación ininterrumpida: hablan lo mismo a través de distinto lenguaje. “Still Hurts”, por ejemplo, abre el opus con riffs desenfrenados que evocan el dolor permanente que trae la decepción que carraspea Cairns, algo que de manera más oscura se reitera en “Idiot Cousin” y en “Vulgar Display Of Powder” (guiño a Pantera), en la que la música parece mandar “todo a la mierda” de la misma manera que lo hace las letras. No son muchas las bandas que traspasan la evocación de sus sentimientos a los acordes de manera tan prístina como lo hace Therapy? en este disco, aspecto que entrega identidad al trabajo de riffs y a la construcción del bajo por parte de Michael McKeegan.

Reforzando lo anterior, el desasosiego y la apatía más sombría se reflejan en temas como “Tides” o “Good News Is No News”, en donde se nota la madurez compositiva de la banda. En el primero, se observa claramente la intención de volver a reeditar los tiempos del exitoso “Troublegum” (1994), pero en una versión algo más gótica, aunque no limitada a ese espectro. En la segunda, en tanto, la crudeza y el lado más catchy confluyen en una métrica actualizada y agresiva del rock británico THERAPY 02clásico, pero sin perder la consonancia de sus pergaminos más duros. A su vez, y sin perder la directriz trazada, temas como “Torment Sorrow Misery Strife” y “Fall Behind” recapitulan la actualidad de la banda con su primigenia incursión al punk, resaltando –lamentablemente- el aspecto negativo de la producción en la batería: el hi-hat mal amplificado, ensucia fútilmente su rapidez. Empero, esto no constituye ninguna mácula en la rebeldía que aportan estas composiciones.

Therapy? es una banda que reacciona ante lo que impera en el mercado. De alguna u otra manera en sus discos existe al menos una declaración de insubordinación frente al estatus comercial seguro que entregan temas más accesibles. En el caso de “Disquiet”, tal afirmación se encuentra en “Helpless Still Lost” y en el grandilocuente, pesado y cargado “Deathstimate”, una obra mayúscula en calidad que, además, rompe el perímetro dibujado por la banda en las diez canciones anteriores. Así las cosas, vuelve el cambio, el eterno retorno de buscar lo distinto que siempre los ha caracterizado y que los hace diferentes. Pincelada final que sólo músicos con apatía a las etiquetas pueden lograr.

Y así, Therapy? ha vuelto a liar sus bártulos, pero esta vez para volver al rumbo trazado en la medianería de los noventa, sin dejar de lado la innovación, que a estas alturas es su sello. Los irlandeses, entonces, a través de este disco, ejecutan su música con pericia, lo cual les permite ser confirmados en su sitial de banda de culto.

Por Pablo Cañón

Enlace corto:
(1)
  1. Alejandro says:

    Lo mas grande Therapy? loco!

Comentar

Responder