The xx – Coexist

Lunes, 10 de Septiembre de 2012 | 2:15 pm | No hay comentarios
The xx – Coexist

Artista:

The xx

Álbum:

Coexist

Año:

2012

Sello:

Young Turks

No es sencillo armar un segundo álbum cuando tu debut fue aclamado por todos y dejó en claro tu identidad casi por completo. O cuando un miembro de tu banda se prefiere ir porque no siente que pueda continuar en ese riel. O cuando tu productor y miembro se hace un nombre por sí mismo y todos quieren trabajar con él. Eso es lo que le pasó al trío inglés The xx, quienes volvieron a la carga con uno de los álbumes más anticipados del año. “Coexist” no es más que la continuación lógica del debut homónimo (2009) y su sonoridad sencilla, minimalista, pero en constante expansión.

Sin embargo, esta segunda camada de composiciones del trío no es capaz de hacerle completo honor al mundo del cual proviene, ese de un debut que dibujó un campo sonoro único, lleno de sutilezas, donde cada gesto y palabra significaba algo profundo e importante.

Los ligeros cambios en la sonoridad que se introducen en “Coexist”, y que claramente denotan mayor influencia del talento como productor de Jamie Smith –también conocido como Jamie xx-, tapan esa delicadeza y, aún más relevante, los ripios en las composiciones, y en especial las letras.

El camino más personal que adoptan Romy Madley Croft y Oliver Sim para las líricas, hace que todo sea más críptico, más emocional, pero se olvidan de esos detalles más mundanos que hacían que el trabajo de The xx fuera sencillo de relacionar con la tensión misma de las relaciones humanas.

Sí, se sigue con la dinámica “pimpinelesca” de una pareja que se va diciendo y escondiendo cosas, y construye una tensión sexual evidente, entre bajos profundos, guitarras llenas de marcado eco o susurros al oído. Pero no hay mucho más que canciones de amor en clave xx, y eso no es tan bueno.

No hay que desconocer que hay grandes canciones y que cualquier banda se quisiera un disco tan intenso como este, ni que el sonido es prácticamente impecable al igual que en el debut, o que Oliver Sim ha evolucionado mucho en su interpretación, equiparando a la carismática Romy Madley Croft. Tampoco que hay grandes líneas como el coro de “Chained” o el de “Unfold”, así como “Swept Away” puede mostrar el camino de cómo sigue todo esto, dado que mezcla mucho más efectivamente las sonoridades menos delicadas de los beats que impuso Jamie xx y la dinámica sensorial del registro.

“Coexist” (Coexistir) es un concepto que resume bien lo que pasa con este set de 11 canciones. También lo hace la portada del disco. Se sigue con la X dominante, recortada, pero ahora el fondo es blanco y el relleno de colores. Una esencia continúa, pero quizás falta cuajar un poco más esta capacidad compositiva con los nuevos sonidos que se incluyen.

The xx es una banda con demasiado potencial, pero también tiene que trabajar con sus raíces para evitar descarrilar un tren que lleva gran velocidad y constancia. Esta “coexistencia” de sonoridades debe ser una transición para algo más arriesgado y variado, pero al mismo tiempo igual de delicado en el futuro, manteniendo la X en alto, sin importar con qué colores esté rellena.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:

Comentar

Responder