The Vaccines – Come Of Age

Jueves, 2 de Agosto de 2012 | 1:38 pm | No hay comentarios
The Vaccines – Come Of Age

Artista:

The Vaccines

Álbum:

Come Of Age

Año:

2012

Sello:

Columbia Records

En 2011 los británicos de The Vaccines remecieron la escena indie rock con su sólido disco debut “What Did You Expect From The Vaccines?”, el cual les valió muy buenas críticas de la prensa especializada, además de una excelente recepción por parte del público inglés (disco de platino), incorporándolos en varios rankings con los mejores álbumes del año y que inclusive los hicieron acreedores del premio a la mejor banda nueva en los NME Awards (superando a Foster The People en las preferencias). Son precisamente los buenos resultados que cosecharon con su primer larga duración, los que hacen particularmente difícil la tarea de ratificar que su carta de presentación no sólo fue un golpe de suerte, sino una demostración de su emergente talento.

El disco encargado de revalidar todo lo bueno que se hizo en el debut es “Come Of Age”, una placa constituida por once temas, los cuales fueron grabados en los estudios ICP de Bruselas y Distillery de Bath, y que cuenta con la colaboración del productor Ethan Johns, quien ostenta una vasta experiencia trabajando con artistas de la talla de Tom Jones, Kings Of Leon y Crowded House. El álbum está editado bajo el sello discográfico Columbia Records y tendrá una edición de lujo que contendrá dos discos, el primero con tres canciones extras (“Runaway”, “Possessive” y “Misbehavioury”) y el otro con la grabación de un show en vivo que el cuarteto realizó el pasado mes de mayo en el Brighton Centre (Inglaterra).

El tema encargado de abrir el disco es “No Hope”, que también corresponde al primer sencillo que se desprende del álbum. Una canción que destaca por su energía, y que se fundamenta en una agradable melodía que convive a la perfección con el protagonismo de la voz de Justin Young. Los primeros acordes de “I Always Knew” de inmediato denotan un cambio de intensidad, con un sonido mucho más contenido, en donde destacan los pegajosos coros que ejecuta la banda. Llega el turno de “Teenage Icon”, el segundo corte del disco, que de la mano de su indiscutible potencia y su psicodélico ritmo, lo convierten en lo más destacado en lo que va recorrido del álbum. La lúdica melodía de “All In Vain” marca un nuevo cambio en la propuesta, la incorporación de sonidos más acústicos y la disminución en la fuerza de la voz funcionan en exacta armonía para dar vida a una hermosa pieza. Las revoluciones vuelven a subir con “Ghost Town”, una canción que parece haber sido diseñada para resaltar cada uno de los instrumentos, con un sólido riff de bajo y notables secuencias de batería y guitarra. El cierre de la primera mitad del disco corre por cuenta de “Aftershave Ocean”, un tema que no logra sobresalir por sobre el resto, y que tiene sus mejores momentos en los solos de guitarra que ejecuta a la perfección Freddie Cowan.

La extraña melodía de “Weirdo” da el puntapié inicial a la segunda parte del recorrido, con un ritmo que no destaca por su intensidad, pero que evidencia la capacidad de The Vaccines para saltar entre distintos estilos sin mayores inconvenientes. En “Bad Mood” el protagonismo es delegado completamente en la guitarra, que sube drásticamente la energía en base a potentes acordes y un ritmo que no escatima en velocidad. “Change Of Heart Pt.2” deja la incómoda sensación de no encontrar su esencia, no alcanzando nunca una línea definida, lo que la lleva a pasar sin pena ni gloria. La apuesta vuelve a subir con “I Wish I Was A Girl”, una nueva demostración de los buenos réditos que trae el reinventarse entre cada track. Una melodía que a pesar de no poseer un estribillo tan llamativo, se logra plasmar fácilmente en el inconsciente. El último capítulo de este interesante viaje lo escribe “Lonely World”, la pieza faltante del puzle, una notable colección de delicados sonidos, que constituyen una suerte de balada rock y que conforman el cierre perfecto para un álbum que tiene su principal fortaleza en la incorporación de una amplia variedad de matices musicales, funcionando en perfecta sincronía.

La clave para disfrutar de “Come Of Age” radica en no utilizar como punto de referencia su primer álbum, ya que por sí solo este trabajo tiene elementos de sobra para convertirse en uno de los buenos lanzamientos de este 2012. Resulta valorable la capacidad que tiene The Vaccines para interactuar con diferentes estilos, logrando que el recorrido a través de la placa no se convierta en una experiencia plana, muy por el contrario, permite que con cada canción se descubra una nueva faceta de su ya innegable talento.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:

Comentar

Responder