The Raveonettes – Pe’ahi

Martes, 5 de Agosto de 2014 | 11:53 am | No hay comentarios
The Raveonettes – Pe’ahi

Artista:

The Raveonettes

Álbum:

Pe’ahi

Año:

2014

Sello:

The Beat Dies

La historia del dúo The Raveonettes resume perfectamente una premisa discutida que dice que todo ya está hecho y no se puede crear algo nuevo, pero si mezclas algo de aquí y algo de allá te puede ir bien. Armaron un set que incluía lo mejor del sonido cincuentero y sesentero, surfero y refrescante como The Beach Boys, con énfasis en las armonías vocales como The Everly Brothers o Simon & Garfunkel, pero añadiéndoles crudeza y cerros de distorsión, y reverberancia. Los quisieron meter al carro del garage revival cuando el revival de ellos iba por otro lado. Editaron dos trabajos conceptualmente similares: “Whip It On” y “Chain Gang Of Love” armados bajo la misma nota, uno en Si bemol menor y el otro mayor. Monótonos o no, se aburrieron de tocar lo mismo, y doce años después y seis discos mediante, editan este año sorpresivamente y sin anuncio alguno “Pe’ahí”, nombrado así en honor a una conocida playa surfera de Hawái.

THE RAVEONETTES 01Y es que han ido evolucionando desde el sonido abrasivo de sus comienzos hacia una veta que explora las raíces más vintage de su sonido, desde su segundo larga duración “Pretty In Black” inclusive. “Pe’ahí” es un disco temático que rememora la sensación acuática del surf rock y la profundidad del océano, y continúa la senda antes expuesta, pero le otorga nuevos matices en materia de profundidad del sonido y también de potencia. La misma triada que le da inicio al disco confirma la idea. Con “Endless Sleeper” exploran con regusto la vocación del sonido pop con una muralla de sonido por detrás, despliegan una envidiable maestría a la hora de mezclar un beat de bossanova, con guitarras desencadenando una tormenta inconstante de fuzz con las melodías vocales características de Sharin Foo y Sune Rose Wagner.

Mientras que “Sisters” se agarra del shoegaze, otra de las cartas bajo la manga del dúo para intercalar brutales ataques de distorsión con sutiles respiros casi celestiales, “Killer In The Streets” se construye a partir del beat clásico del hip hop de principios de los noventa, con un bajo que alimenta perfectamente la línea melódica, dándole consistencia. Aquí The Raveonettes refleja de manera fidedigna sus raíces sonoras, se nota desde el primer segundo que la simbiosis entre la vibra surfera de California, el estado en el que están afincados, y sus propios intereses, trabaja en evidente beneficio del crecimiento musical de la banda.

THE RAVEONETTES 02En “Wake Me Up”  la voz de Sharin Foo campea en una canción a midtempo, igual que en “Kill!” con sus sintetizadores envolventes, para luego dar paso a “Z-Boys”, que es el compendio perfecto de lo que The Raveonettes pretende: tomar sus guitarras llenas de overdrive al servicio de un sonido que tiene poco de la incontinencia adolescente que les precedía y mucho más de la madurez de llevar una banda por algo más de quince años con la sapiencia que ello conlleva. “A Hell Below” se nutre de la afición a las melodías clásicas del rock & roll sesentero y de las tantas capas que la canción tiene, mientras que “The Rains Of May” y “When Night Is Almost Done” hacen lo mismo, pero desde el  surf rock como si estuviera interpretado en un teatro vacío, profundo y resonante. “Summer Ends” termina la idea general del disco, catalizar esto que se suele llamar noise-pop y que, si existe, The Raveonettes lo sabe usar a la perfección.

Al mirarlo en perspectiva, “Pe’ahí” es fácilmente el álbum más fino y mejor trabajado de los daneses, en donde se nota de principio a fin un cuidado y un gusto por los detalles, sin descuidar una de sus aristas llamativas y que a la postre se ha convertido en un sello de la banda: el ruido, el bendito ruido.

Por Danny Arce

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...