The National – Trouble Will Find Me

Jueves, 16 de Mayo de 2013 | 1:19 pm | No hay comentarios
The National – Trouble Will Find Me

Artista:

The National

Álbum:

Trouble Will Find Me

Año:

2013

Sello:

4AD

“Trouble Will Find Me”, el sexto álbum de estudio de The National, ha sido descrito por la propia banda como mucho más crudo y visceral que sus predecesores, “Boxer” (2007) y “High Violet” (2010), generando enormes expectativas entre los fanáticos respecto a si los oriundos de Ohio serán capaces de igualar el éxito obtenido con sus últimos trabajos. Esta placa fue grabada en el estudio ClubHouse, ubicado en Rhinebeck, New York, y la producción estuvo a cargo de los hermanos Aaron y Bryce Dessner, además del novelista y músico australiano, Craig Silvey, quien ya ha trabajado con Arcade Fire y The Magic Numbers. Como atractivo adicional, el disco cuenta con la colaboración de celebres personajes, tales como Sufjan Stevens, Annie Clark (St. Vincent), Richard Reed Parry (multi-instrumentista de Arcade Fire), entre muchos otros.

THE NATIONALLa introducción de “I Should Live In Salt” destaca por el delicado sonido de la guitarra acústica, que con total naturalidad configura una sensible melodía, donde resalta la nítida voz de Matt Berninger y que posteriormente se complementa a la perfección con la precisa participación de la batería. “Demons”, el primer sencillo de la placa, ofrece una instrumentación mucho más trabajada, con una exquisita variedad de arreglos y una voz mucho más oscura y profunda. Con los primeros dos cortes ya se evidencia que la energía e intensidad no serán los protagonistas del álbum, y así lo ratifica el segundo single, “Don’t Swallow The Cap” que, a pesar de incrementar la velocidad de la mano de la base rítmica que propone la batería de Bryan Devendorf y el teclado de Aaron Dessner, no termina por despegar. Con “Fireproof” el ambiente se vuelve a inundar de toda la belleza y sensibilidad de los sonidos más íntimos y delicados, estructurando una pieza llena de sentimiento y nostalgia. El track más corto de la placa, se transforma así, en una de sus más preciosas gemas. El disco continúa con “Sea Of Love”, canción que propone una melodía mucho más intensa y dinámica, con elementos más sintetizados y finas apariciones del sonido de la armónica.

Las revoluciones vuelven a decaer con “Heavenfaced”, un tema que nuevamente apuesta por las ejecuciones más suaves y pausadas, delegando la responsabilidad de la pieza en su vocalista, quien aporta con la energía justa y necesaria para fundamentar otro de los buenos cortes del álbum. En “This Is The Last Time” la simplicidad de la guitarra de Bryce Dessner parece encajar a la perfección con la grave voz de Berninger, para posteriormente mutar a una atractiva melodía de medio tiempo que cautiva con cada uno de sus acordes, y que cierra la pieza en una secuencia a múltiples voces. Con “Graceless”, el álbum mantiene la consecuencia de su estilo, en donde la batería eleva las pulsaciones, y el resto de la instrumentación transita en un evidente segundo plano, en una sutileza muy bien trabajada, pero que no logra darle trascendencia a la canción. Otra de las hermosas melodías de la placa, “Slipped”, hace su aparición con finas pinceladas del sonido de un pandero y el teclado de Aaron Dessner, estructurando una base rítmica que transporta a otro plano y abstrae de la realidad.

THE-NATIONALEn el comienzo de la romántica “I Need My Girl”, las cuerdas vuelven a asumir el protagonismo, con un riff sencillo y llamativo, que se mueve sobre líneas sensibles transmitiendo buenas dosis de nostalgia. “Humiliation”, el corte más extenso de todo el disco, es también uno de los menos interesantes, no aportando nuevos matices o texturas, generando algunos ripios en la percepción general del trabajo. El sonido del piano se presenta nítido en “Pink Rabbits”, con el excelente acompañamiento de la percusión y una energía controlada, que presenta leves picos de intensidad, manteniéndose siempre en una línea sensible y mesurada. El fin de este hermoso viaje llega de la mano de “Hard To Find”, y no podía ser de otra forma, con una voz relajante, casi en una suerte de susurro, y una melodía brillante y cristalina, donde cada elemento pareciese funcionar en su justo volumen, invitando a la introspección.

La propuesta de The National con “Trouble Will Find Me” es clara y evidente, sonidos depresivos y melodías que exudan melancolía por cada una de sus líneas. Si a estos elementos le sumamos la áspera y oscura voz de Matt Berninger, se termina por configurar uno de los mejores álbumes de lo que va corrido de este 2013, transmitiendo una exquisita variedad de emociones y sensaciones que permiten cerrar los ojos y descubrir los sentimientos más profundos del quinteto. Simplemente no vale la pena hacer el ejercicio de comparar este trabajo con las anteriores producciones de los nativos de Cincinnati, ya que la evaluación estará directamente ligada al nivel de devoción que despierte la banda. Por mi parte, me quedo con el presente, que a todas luces se vislumbra cautivador y exitoso.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...