The Horrors – Luminous

Lunes, 14 de Abril de 2014 | 11:33 am | Comentarios (2)
The Horrors – Luminous

Artista:

The Horrors

Álbum:

Luminous

Año:

2014

Sello:

XL

En el mundo de la música existen, afortunadamente, bandas y solistas que mutan su estilo y que tienen las agallas de apostar a una vuelta de tuerca en su sonoridad. Hay dos caminos: o les va muy bien (los pocos), o son vilipendiados o, peor aún, ignorados. Los ingleses de The Horrors se mueven con holgura en la primera categoría, saltaron desde “Strange House” (2007), un punk rock garajero, cruza de The Monks con Misfits, directo y sin consideración alguna, a un rock más decantado y profundo. El cambio fue brusco incluso para ellos. En declaraciones a la prensa durante la gira de “Skying” (2011), reconocieron mirar hacia atrás y no reconocerse ni estética ni musicalmente; sin ir más lejos, hace mucho que no tocan nada de su primer disco, incluyendo la ocasión que pisaron tierras chilenas a mediados de 2012. Entremedio, experimentaron con la psicodelia y el motorik en “Primary Colours” (2009), el primer viraje en noventa grados de su sonido.

THE HORRORS 01Alabados por todo lo anteriormente expuesto y sometidos a la presión de haber metido “Skying” entre los mejores discos de su año, desaparecieron de la escena noticiosa figurando solamente para editar “Higher” (2012), un box set mayormente de remixes. Dos años después nos entregan “Luminous”, su más reciente creación, de la cual ya estaban entregando retazos durante sus presentaciones de 2013 y, a nada más andar, en la primera canción, “Chasing Shadows”, se puede sentir otro viraje en el sonido, texturas electrónicas y hasta percusiones le circunnavegan; una pulsión urgente mas no frenética se añade y luego la voz de Faris Badwan, más pulida aunque algo languideciente. El krautrock en su sentido más rock se apodera de “First Day Of Spring”, corte que ya habían estado mostrando hace varios meses, sólo interrumpido por un par de rasgueos pop de guitarra para continuar con “So Now You Know”, cronológicamente el segundo adelanto oficial presentado a los medios, donde la influencia electrónica ya descrita hace acto de presencia con todo, de hecho lo más recordable es una leve y melancólica línea de teclado, obra y gracia de Rhys Webb, puesta eficazmente para los fines que la canción requiere sobre una progresión también melancólica.

La idea continúa expresándose en “In And Out Of Sight”. A estas alturas, y como el tema también lo muestra, quienes ganan en presencia son Webb y el bajista Tom Cowan, llevando el ritmo de la mano de la impecable batería de Joe Spurgeon. Donde vuelven a aparecer las capas de guitarra de Joshua Hayward, es en “Jealous Sun”, un tema denso y complicado de digerir, pese a la usualmente efectiva técnica de poner las notas hacia el final de compás, dejando un silencio que hace convulsionar los cuerpos y las cabezas. En “Falling Star” su alma melódica también bebe de la guitarra, pero a diferencia del resto se siente mucho más cohesionada con el resto de los componentes de la canción, quizás en ese sentido la segunda canción más redonda del disco, sólo superada por “I See You”, una THE HORRORS 02especie de mixtura perfecta entre “Leave Them All Behind” de Ride y “Lips Like Sugar” de Echo & The Bunnymen (la línea de guitarra es sospechosamente similar), todo esto con acotados riffs en delay.

Las seis cuerdas toman las riendas en “Change Your Mind”, reposada y melancólica, romántica si se quiere; una canción soul donde Badwan luce a campo abierto creciendo día a día en la voz. En “Mine And Yours” se mantiene el ritmo, pero la guitarra de Hayward la inunda, muy en la onda de su anterior disco, para terminar con “Sleepwalk” y su potente batería, que lleva la canción hacia destinos cadenciosos y sugerentes.

The Horrors consolida su fama con un disco redondo, básicamente porque –salvo excepciones- sus canciones sobreviven mejor como conjunto que por separado. Nota aparte: a estos ingleses se les está acortando la mecha de la originalidad y deberán redoblar los esfuerzos para sorprender en una próxima entrega, aunque talento tienen, y de sobra.

Por Danny Arce

Enlace corto:
(2)
  1. Matías says:

    Buen Review a un muy buen disco, se nota que conoces la banda!!!
    Espero que la banda mejore su único talón de Aquiles:
    Interpretar de mejor manera -No necesariamente fiel al disco- sus canciones en vivo, ya que Faris se cae a niveles grotescos con su voz en algunas partes y hay unas pocas canciones en que todo suena desencajado -y no hablo de esas cosas que sólo perciben músicos ñoños pendientes 24/7 del error ajeno-, lo bueno es que desde el 2007 llevan mejorando ese aspecto Tour tras Tour, pero aún no llego a ver o escuchar una presentación “flawless” de ellos.

Comentar

Responder