The Hives – Lex Hives

Martes, 5 de Junio de 2012 | 11:58 am | No hay comentarios
The Hives – Lex Hives

Artista:

The Hives

Álbum:

Lex Hives

Año:

2012

Sello:

Disque Hives

Tuvieron que pasar cinco años desde su anterior larga duración, “The Black and White Album” (2007), para que los suecos de The Hives editaran nuevo material, y el retorno a las pistas corre por cuenta de su quinto disco de estudio, el que fue producido por el multifacético Josh Homme (líder y vocalista de Queens of the Stone Age) y editado bajo el propio sello discográfico de la banda: Disque Hives. Quizás la principal crítica que podría hacerse a “Lex Hives”, es que no se diferencia en mucho de sus anteriores trabajos, pero cuando se han conseguido tan buenos réditos con la fórmula que combina letras simples y melodías pegajosas, ¿acaso es necesario cambiar el repertorio?

El comienzo del disco es una clara invitación a subir las revoluciones y prepararse para un viaje lleno de energía y potencia, con la motivadora “Come On”, que no es otra que esta frase repetida en reiteradas ocasiones sobre una rápida base de guitarras y batería. El disco mantiene la fuerza con “Go Right Ahead”, el primer sencillo que se desprende de la placa, y que fiel al estilo de The Hives, se caracteriza por un coro pegajoso y una melodía intensa. La siguiente canción, “1000 Answers”, no es del todo desconocida, ya que forma parte del soundtrack del videojuego de deportes extremos SSX, y a medida que empieza a sonar, nos damos cuenta de las razones por las cuales fue elegida para musicalizar el juego: un ritmo que no escatima en fuerza y adrenalina que fluye en cada una de sus líneas. “I Want More” apuesta por una melodía más tranquila, bajando la energía y delegando el protagonismo en la textura punk/rock de la voz de Howlin’ Pelle Almqvist. El disco vuelve a llenarse de fuerza de la mano de “Wait A Minute”, con un estribillo bastante alegre y lúdico, que conforma la esencia de la canción y que funciona a la perfección con los ritmos acelerados de la base melódica. El cierre de la primera parte del álbum está a cargo de “Patrolling Days”, que aporta en energía, pero que no termina de convencer.

La segunda parte del disco comienza con “Take Back The Toys”, un sonido muy cercano a lo que nos tiene acostumbrado The Hives, con un coro potente y una melodía que crece en velocidad a medida que avanza la canción. “Without The Money”, hace un cambio en 180º grados respecto al resto del disco, sonando lo más parecido a una balada que se tendrá en toda la placa. El pequeño intermedio de relajo termina con “These Spectacles Reveal The Nostalgics”, que trae de vuelta los sonidos más punk de la banda y en donde en menos de dos minutos se refleja todo el desenfreno y energía de los suecos. El estilo vuelve a variar con “My Time Is Coming”, que en sus primeros acordes sugiere una melodía más tranquila, pero que de inmediato cambia en base a un potente riff, ganando en fuerza y entusiasmo. Casi de improviso las revoluciones se vuelven a elevar con la rapidísima “If I Had A Cent”, que no escatima en velocidad y que hacia el final tiene una pequeña pausa, casi como tomando aire para cerrar el tema lo más potente posible. La canción a cargo del cierre es “Midnight Shifter”, que tiene una melodía un tanto playera, haciendo recordar los mejores momentos de The Beach Boys y que se destaca por sonidos alegres, llenos de energía y vitalidad.

Quizás este álbum no destaque por su originalidad, ni mucho menos por la búsqueda de nuevos sonidos, pero no existen dudas respecto al entusiasmo y energía que proyectan cada uno de sus cortes. Quizás la clave para disfrutar de este trabajo no sea mirarlo como una experiencia totalmente nueva, sino considerarlo como una continuación de todo lo bueno que ha logrado The Hives en sus anteriores cuatro producciones.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:

Comentar

Responder