The Crown – Death Is Not Dead

Lunes, 2 de Febrero de 2015 | 11:17 am | No hay comentarios
The Crown – Death Is Not Dead

Artista:

The Crown

Álbum:

Death Is Not Dead

Año:

2015

Sello:

Century Media

Hacer música extrema en Europa hoy, es sin duda alguna un desafío más que considerable, dado el enorme espectro de bandas que trabajan ardua y constantemente en el enriquecimiento del catálogo. Es por eso que diferenciar una de otra es una tarea compleja para todo amante del género, y ahí es donde radica parte de la fama que ha alcanzado The Crown a través del tiempo, a pesar de los constantes quiebres en la amalgama rotunda de tendencias que han desarrollado y que refrescó la escena de mediados y finales de los noventa. Cinco años pasaron para apreciar una nueva entrega y valió la pena la espera, ya que nos enfrentamos a un álbum dinámico y lleno de intención, igual de ambicioso que sus trabajos anteriores, donde desbordan y conviven tanto los riffs y estructuras más complejas y veloces, con pasajes melódicos muy representativos de la clásica escuela sueca.

THE CROWN 01Luego de una parsimoniosa introducción llamada “Reign”, que de alguna manera vaticina la tendencia un tanto más suave del disco, inicia su descarga “Headhunter”, liberada por allá por octubre del año pasado y primera muestra del nuevo registro, donde la  rapidez y violencia deja en claro que ambos elementos son la marca registrada del grupo. En la misma senda aparece “Iblis Bane”, conformando así un bloque inicial destructor que cumple, hasta ahora, con las expectativas de este nuevo trabajo.

El siguiente corte, “Eternal”, deja un gusto un poco agrio, debido a lo genérico que se torna en varios pasajes, quedando una extraña sensación de “sobrar” en comparación al resto de las canciones, sobre todo con la siguiente pista llamada “Struck By Lightning”, que conjuga a cabalidad la intención de este registro, el que mezcla la fórmula tradicional de death thrash – con elementos más cercanos a la melodía. En “Speed Kills (Full Moon Ahead)”, a pesar de poseer dinamismo y potencia, se asoma un poco falta de creatividad o un leve estancamiento, ya que se mimetiza muy fácilmente con el sonido en general que posee gran parte de la jauría de exponentes suecos contemporáneos a The Crown, algo que no sucede con algunas de sus obras como “Hell Is Here” (1999) o “Deathrace King” (2000).

Si bien “Herd Of Swine” parte con una estructura criticable, siguiendo la línea de lo planteado hasta ahora, en cosa de segundos se despliega todo el potencial que tiene, destacando como uno de los THE CROWN 02puntos más altos del disco. A continuación se inicia un bloque constituido por “Horrid Ways” y “Ride To Ruin”, que se muestra matizado con parte de las ideas ya mostradas en la cuarta canción, siguiendo una línea de composición más calmada que de costumbre y que es parte de esta nueva propuesta que quizá a más de alguien no guste tanto, en primera instancia al menos.

“Meduseld”, con toques de folk y progresivo por su parte, y “Godeater”, similar al ritmo de una marcha, cierran esta nueva entrega de los europeos que, en la sumatoria final, salen airosos, ya que prima la intención de entregar un trabajo fresco, que además combine lo clásico para probablemente abarcar un público mayor. Para el seguidor más ortodoxo, es probable que resulte menos atractivo desde un punto de vista más especializado. En ambos casos, un gran retorno que aspira la permanencia definitiva.

Por Hans Oyarzún

Enlace corto:

Comentar

Responder