The Chemical Brothers – Born In The Echoes

Lunes, 10 de Agosto de 2015 | 1:27 am | No hay comentarios
The Chemical Brothers – Born In The Echoes

Artista:

The Chemical Brothers

Álbum:

Born In The Echoes

Año:

2015

Sello:

Virgin EMI

En camino a sus 25 años de trayectoria musical, The Chemical Brothers construye un nuevo paisaje sonoro en “Born In The Echoes”, un disco cargado a la intensidad electrónica, que marca un trabajo con una identidad característica de los oriundos de Manchester. En 11 canciones, The Chemical Brothers deja entrever que los “ecos del pasado” resuenan para re-proyectar el futuro de la electrónica y el dance, es por ello que el disco suena tan atractivo como novedoso. Las inteligentes colaboraciones de Beck, Q-Tip (de A Tribe Call Quest), Cate Le Bon y Annie Clark proporcionan trazos THE CHEMICAL BROTHERS 01de creatividad, tomando así algunas canciones angulaturas sonoras muy llamativas e inclusive inesperadas. De comienzo a fin, el octavo trabajo de estudio del dueto hay que digerirlo con la esperanza de que la intensidad de las canciones atravesará el cuerpo de la cabeza a los pies.

Inaugura la placa “Sometimes I Fell So Deserted”, una composición que suena en la línea tradicional de los ingleses, es decir, ´posee un marcado crescendo sonoro que se reúne en un estallido central intenso y demoledor. A continuación, “Go”, el segundo sencillo promocional del disco, cuenta con la vocalización de Q-Tip, una canción a ratos rapeada sostenida en penetrantes y definidos breaks.

“Under The Neon Lights” es una clara apología al hipnótico y necesario juego de luces que acompaña a la electrónica. La canción es cantada por la distinguida y suave voz de Annie Clark, que se mezcla con retoques de guitarras, sintetizadores y gaitas para confluir en un reventón totalmente bailable y rítmico. Con “EML Ritual” tenemos un punto de inflexión dentro del disco, al ser una canción con sonidos industriales y una cadencia que envuelve. “I’ll See You There” y “Just Bang” parecen sacadas del mismo momento de inspiración, ambas son canciones que deambulan entre las influencias más experimentales que en algo reviven los primeros momentos del dueto.

THE CHEMICAL BROTHERS 02“Reflexión” es uno de los cortes más interesantes, puesto que reúne diversos elementos musicales, combinados con la repetición incesante e intensa de breaks que suben y bajan. Sin lugar a dudas, el clímax del disco. “Born In The Echoes”, tema que da título a la placa, utiliza la percusión como base rítmica, buscando el punto de estallido en un interesante crescendo. Con “Radiate” tenemos un momento de calma en medio de tanta demencia sonora y explosivos reventones bailables, es el momento ambiental sin lugar a dudas. La colaboración de Beck en “Wide Open”, canción que cierra el disco, proporciona una clara identidad nostálgica y, en cierto sentido, pop a la composición encargada de apaciguar y calmar los encendidos ánimos.

Sorpresa o no, “Born In The Echoes” resuena de las entrañas creativas y de los sueños imaginativos de Tom Rowlands y Ed Simons. Intenso, radiante y enérgico son los calificativos apropiados para ponderar con justicia un disco que no sorprende por su originalidad, pero que cautiva por sus nítidas texturas y sus diáfanas sonoridades.

Por Javier Mardones

Enlace corto:

Comentar

Responder